La automoción está viviendo una de las épocas más disruptivas que se recuerdan. Ya sea por la disposición de diferentes tecnología en el mercado, o la llegada de ciertas compañías como Tesla al mercado, lo cierto es que parece que la industria está comenzando a mirar hacia las tecnologías menos contaminantes.

Ahora bien, ¿podríamos decir que es un farol? A juzgar por la introducción de la tecnología de 48v o también llamada Mild hybrid, podría decirse que sí. Vamos a explicarte por qué. El coche eléctrico basa su principal diferenciación en la mayor eficiencia sobre las mecánicas tradicionales. Esto, por supuesto, tiene especial incidencia en el medio y largo plazo.

Las motorizaciones eléctricas requieren un mantenimiento mucho menor

¿Por qué? El coste de mantenimiento de las motorizaciones eléctricas, incluidos los conjuntos de baterías de iones de litio y similares, es mucho más barato que los homólogos de combustión interna. Esto se traduce, dicho de otra forma, que los ingresos de los fabricantes del sector caerán de manera exponencial si decidiesen dar cabida al coche eléctrico.

Entonces, podría decirse que el motor tradicional diésel o gasolina deberían seguir siendo sus prioridades, ¿verdad? Efectivamente, ya que estos contienen miles de piezas potencialmente susceptibles de avería más que las alternativas innovadoras.

La solución que parece dominar entre algunos fabricantes es la disposición de la tecnología de 48v o Mild hybrid. Es parecida a la que utiliza, por ejemplo, Toyota en sus motorizaciones Hybrid Synergy Drive, pero con algunas importantes diferencias. ¿Será esta la solución generalizada por la que optarán los fabricantes? Veamos en qué consiste.

Mild hybrid o motor de 48v, por qué deberías conocerlo

En los últimos años y, sobre todo, últimos meses, seguro que has escuchado cómo la electrificación se producirá en masa alrededor de 2020. Podría tener truco a tenor de la inclusión de este tipo de tecnología. Según se puede apreciar en la imagen de a continuación, el motor de combustión no desaparecería, sino que se introducirían mecánicas con menor cilindrada.

La tecnología Mild hybrid podría ser una de las soluciones más empleadas en los próximos años. Hybridcars.com

El funcionamiento de esta motorización es muy sencillo. De hecho, su sencillez es una de sus cualidades por las que los fabricantes podrían implementar, a lo largo de los próximos años, este tipo de soluciones.

La principal diferenciación entre el híbrido convencional y la tecnología propuesta por fabricantes como Audi o Kia radicaría en el papel de la motorización eléctrica, tal y como se puede leer en La Vanguardia. Esta, en vez de intervenir directamente en la conducción, únicamente se ocuparía de dotar energía a todos los sistemas auxiliares.

De esta forma, elementos como el climatizador y demás elementos del vehículo, se alimentarían con el motor alternativo, el cual incorporaría su correspondiente conjunto de baterías de iones de litio. Entonces, ¿podemos catalogar esta hibridación como ‘electrificación’? Sí, pero con algunos matices.

El motor de 48v actuará en la deceleración para cargar las baterías

Esta tecnología, en relación con la conducción, incluiría una serie de novedades que equivaldrían al papel que desempeña una motorización eléctrica en un automóvil híbrido. Dispondría de frenada regenerativa para cargar las baterías. Esta energía extra se transmitiría a través del compresor eléctrico para ayudar al bloque principal.

Del mismo modo, apoyaría incrementando la potencia en aceleraciones agresivas, pero no será un componente pensado para su desempeño en carretera. Así pues, estamos ante una solución que puede ser planteada como una alternativa, pero que cuenta con diferencias notables respecto a la concepción que tenemos de un coche híbrido.

Una alternativa que cuenta con un mayor número de seguidores

El principal objetivo de esta mecánica es la reducción de consumo y, por supuesto, CO2 emitido. Las partículas contaminantes que emitirán estos vehículos son menores por la disposición de mecánicas más ‘apretadas’. Sí, es posible que lo hayas escuchado en anteriores ocasiones bajo la denominación downsizing.

El nuevo Audi A7 Sportback es uno de los primeros modelos de la firma de los 4 aros en integrar la tecnología mild hybrid. Cosas de Coches

Audi es uno de los fabricantes que más se ha interesado por la introducción de estas mecánicas. El A7 Sportback presentado hace unos días y el esperado A6 renovado contarán con opciones que incluirán la tecnología mild hybrid o motor de 48v.

Los coches eléctricos todavía no serán una prioridad para marcas como Audi

¿Esto quiere decir que continuaremos contando con motorizaciones basadas en los combustibles fósiles? Es una discusión que puede llevar a un debate interminable. Teniendo en cuenta cómo están creciendo las inversiones en I+D en torno al coche eléctrico, todo parece indicar que es una medida que será válida en el corto y medio plazo.

Habrá que esperar, no obstante, a ver cómo son de rentables los automóviles eléctricos en los próximos años. De hecho, esta será la premisa sobre la cual podrán hacerse todas las estimaciones. ¿Estamos ante una solución creada únicamente para mantener las mecánicas tradicionales por más tiempo? Muchos ingresos hay en juego.