El Tesla Model 3 está llamado a ser el verdadero germen que nos hará disfrutar del coche eléctrico en los próximos años. Si crees que podrías cambiar de automóvil en los siguientes 5 años, debes saber que si dudas por comprar un híbrido o eléctrico, es gracias, entre otros, a Elon Musk.

De las virtudes de las mecánicas eléctricas sobre las motorizaciones de combustión interna te hemos hablado en anteriores ocasiones. No obstante, debe dejar de escoger afirmar que este tipo de tecnología es mucho más eficiente en términos de rendimiento y coste. ¿Por qué no pudieron llegar antes?

El coche eléctrico ha contado con un freno impulsado por varios agentes económicos

La impermeabilidad de los fabricantes tradicionales, así como la difícil obtención de economías de escala, entre otras causas, ha provocado que no haya sido hasta ahora cuando el consumidor ha comenzado a ver con otros ojos la posibilidad de decantarse por la movilidad eléctrica.

El Tesla Model 3 es, sin duda alguna, una de las mejores opciones si tenemos en cuenta el ratio calidad-precio. Estamos ante un sedán que puede ser accesible para familias de clase media, las cuales conforman el grueso de la economía en los países desarrollados. Si a ello le sumamos que dispone de la tecnología Tesla y buenos números de autonomía y prestaciones, el resultado habla por si solo.

Ahora bien, ¿cuál es el primer problema que nos planteamos cuando queremos comprarlo? Su dificultad para disponer de él en el corto plazo. Con un volumen de pedidos de más de 400.000 unidades, su proceso de adquisición se puede dilatar por varios años. ¿Merece la pena? Todo depende de su ritmo de producción, el cual está aumentando exponencialmente.

El Tesla Model 3 podría cumplir objetivos de producción

La berlina de acceso de la marca comandada por Elon Musk no ha conseguido, todavía, ofrecer los volúmenes de producción fijados durante la presentación al público en marzo y julio del 2017. El objetivo, a medio plazo, estaba fijado en 5.000 unidades a la semana, pero es a día de hoy una utopía.

La producción del Tesla Model 3 está creciendo a nivel exponencial. Motor1

Ahora bien, ¿por qué no deberíamos preocupantes? Al parecer, según se puede leer en un perfil de Twitter que se encarga de pronosticar la producción del Model 3, en este momento estarían despachándose un total de 2.042 unidades del sedán, lo cual sería un 19% más bajo de lo esperado para finales del primer trimestre del año.

No obstante, esta información hay que cogerla con pinzas, ya que los datos oficiales solamente se ofrecen al finalizar cada uno de los 4 trimestres del año a través de la publicación de las cuentas por parte de la firma de Palo Alto.

Según se puede leer en el tweet, el número de registro es un valor de producción solicitado por cualquier fabricante. En el caso de Tesla y, más concretamente, del Model 3, la cifra ya habría superado las 15.000 unidades. No obstante, siguiendo el registro llevado a cabo por la compañía, actualmente se habría alcanzado el volumen de más de 2.000 unidades a la semana.

Solamente quedan unos días para conocer los datos trimestrales

Las estimaciones pueden servir para hacernos una idea de lo que queda para poder cumplir con las expectativas fijadas en navidad. El propio Elon Musk tuvo que atrasar el objetivo inicial de producción al comprender que era materialmente imposible alcanzar el volumen de 5.000 unidades, el cual se ha pospuesto para finales del segundo trimestre del año.

El Tesla Model 3 está un escalón por debajo de la calidad percibida del Model S. Autología

De confirmarse en unos días este objetivo de producción, esto se debería principalmente a la mejora de la infraestructura realizada durante la semana pasada en la planta de Freemont. Al parecer, una mejora de la gestión de la robótica ha permitido un incremento exponencial del ritmo de producción.

Tesla se juega parte de su futuro en unos días con el anuncio de producción del Model 3

Pese a ello, tanto su valor de cotización como la opinión de algunas agencias crediticias se han mantenido prudentes en torno a estos primeros datos facilitados por cuestiones de carácter obligatorio. Sin lugar a dudas, el número de producción de marzo podrían ser determinantes para el cálculo de la rentabilidad de una compañía con deudas multimillonarias.

¿Estamos ante una burbuja especulativa? Habrá que ver si el Tesla Model 3 consigue apuntalar las estimaciones que también barajan una reducción del número de unidades fabricadas de los Model S y Model X, las otras 2 principales fuentes de ingresos de la compañía automovilística.