Tesla consiguió que hace aproximadamente año y medio nos creyéramos la idea del coche eléctrico en masa. Hasta ese momento contaba con el Model S y Model X, conceptos de lujo que fácilmente podían rondar los 100.000 euros con un par de opciones extra.

¿Quién podría imaginar que, tras meses de especulaciones, podrían anunciar un Model 3 que partiría en torno a los 30.000 euros en la opción de acceso? Como era de esperar, el aluvión de reservas (las primeras unidades entregadas tuvieron lugar este julio) fue increíble.

Según se puede leer en el medio Fortune, a mediados de abril, tras llevar un par de semanas comercializandose, ya se superaban los 400.000 pedidos a razón de 1.000 dólares/euros.

Han surgido las primeras dudas en relación al futuro Model 3

Ahora, en plena etapa conocida por el propio Elon Musk como infierno, es necesario replantearse si Tesla va a poder producir tal inmensidad de unidades del Model 3. En caso de poder, sería un hito en la industria, pero… ¿Y si no?

Las primeras voces ya están apuntando a que la firma de Palo Alto podría ceder parte de la producción a compañías carroceras que sirven como medio de apoyo. Magna, con una gran reputación en el mercado de la automoción, podría convertirse en una alternativa.

¿Qué repercusiones podría tener para Tesla contar con la ayuda de la empresa carrocera? Es importante destacar que prometieron lograr cotas muy altas de producción hace unas semanas.

Magna, una trayectoria impecable en la automoción

La firma, con presencia en Europa, ha contribuido en otras ocasiones para agilizar los plazos de entrega de otros fabricantes. También ha colaborado en la producción de pequeñas tiradas para no entorpecer los planes de producción de los gigantes del automóvil.

El mejor ejemplo, según se puede leer en Foro Coches Eléctricos, se puede observar en la fabricación del Ford Focus eléctrico. La compañía norteamericana recurrió a Magna para producir algunas unidades de un modelo residual en la firma.

Tesla se enfrente a una fuerte demanda de su modelo de acceso, el Model 3. Teslarati

Es importante recordar que los planes de Tesla solamente pasan por producir el Model 3 en la factoría que tiene residencia en Freemont. De este modo, se especula que Magna podría contribuir en la fabricación de una serie de componentes para agilizar el ritmo de fabricación de las unidades del sedán.

De hecho, desde Magna International, no se han ocultado las conversaciones que se han mantenido en los últimos días. Un equipo de especialistas de la empresa con sede en Canadá viajó expresamente a las instalaciones de Tesla para comprobar cómo era la producción de los diferentes modelos que se fabrican.

El Presidente de finanzas de Magna, Peter Haidenek, valoró la posibilidad de ofrecer una solución al problema que está viviendo la firma de Palo Alto por los atrasos en la producción del Model 3. El propio Elon Musk se lo temía hace unas semanas, por lo que quizás, la solución pasa inevitablemente por subcontratar la producción de parte de los componentes.

Actualmente estamos en contacto con Tesla. Hace unos días estuvimos en Silicon Valley visitando las instalaciones de la firma automovilística. Mantuvimos una conversación sobre el compromiso de Tesla en Europa. Todavía no se ha determinado la hora y la ubicación inicial, pero nos consideran uno de los proveedores de soluciones preferidos para su posible producción en Europa. La gama de productos que podríamos completar podría, entre otras cosas, cubrir la disposición de baterías de los motores eléctricos.

Tesla aún cuenta con margen de error durante las próximas semanas debido, principalmente, por la nula competencia que tendrá en los próximos meses. Sin embargo, 2018 se está perfilando como el año en el que la industria comenzará a adaptar su línea de montaje para dar cabida a tecnología híbridas y eléctricas.

Magna posee una importante tradición en el segmento

La empresa canadiense lleva desde hace varios años ofreciendo soluciones al mercado de la automoción. Por ello, está capacitada para recibir el permiso de Tesla para servir de apoyo a la producción de la fábrica de Freemont.

Atender el mercado europeo, según se puede leer en la declaración de Peter Haidenek, es el foco de atención que quiere primarse en este potencial y posible acuerdo. Sin embargo, ¿qué otros proyectos conocemos de Magna?

El Jaguar i-PACE se convertirá en el primer modelo eléctrico de la marca del felino. Diariomotor

Según se puede leer en el portal especializado InsideEVs, el futuro eléctrico de jaguar, el i-PACE, también está contando con la colaboración de este proveedor de la industria del automóvil.

Desde el comienzo del proyecto, tanto el fabricante como Magna han colaborado para reducir los plazos de diseño, producción y, en última instancia, la comercialización, la cual estará disponible en los próximos meses.

¿Puede decirse, por tanto, que Tesla puede confiar en Magna? A juzgar por la seriedad que ofrece la multinacional canadiense y el know-how con el que cuenta, podría servir para acortar, por un lado, los plazos de entrega del Model 3 y, por el otro, calmar la sensación de ansiedad que se está viviendo en el seno de la firma de Palo Alto.