Todos debemos estar de acuerdo. Tesla se ha erigido como uno de los promotores de la conducción autónoma a raíz del paso de los años. La firma comandada por Elon Musk, desde el año 2012, lleva inmerso en un programa que, continuamente, ha ido mejorando en busca de un objetivo fundamental, la eliminación futura del papel de la conducción convencional. ¿Qué se sabe por el momento?

Tesla ofrece una batería de soluciones relacionadas con la materia. Sin embargo, cabe destacar que no todas ellas pueden ser probadas por cuestiones puramente legales. En la situación actual, todo consiste en probar, de forma interna, los avances que están desarrollándose. En este escenario, la marca de coches eléctricos más laureada del mundo ya piensa en su próxima generación.

La tecnología 4D es lo más avanzado del sistema de conducción autónoma de Tesla

¿Sabías que la tecnología 4D puede ser el próximo paso de la marca para hacer desaparecer el papel del conductor? Todo dependerá de las restricciones legales y, por supuesto, la acogida del resultado de la investigación. ¿Qué nos ofrece la nueva aplicación que quiere poner en escena Tesla? Todo radica en la inclusión de un elemento diferencial a través de una cámara.

Echando un vistazo a las tecnologías utilizadas por el fabricante en su propia visión de coche autónomo, ha descartado absolutamente la inclusión de algunas soluciones tales como la instalación de sensores LiDAR. Las cámaras y la inclusión de inteligencia artificial se ha convertido en el eje de diferenciación de esta apuesta personal de Elon Musk y su equipo directivo.

Veamos, por tanto, en qué consiste este nuevo movimiento llevado a cabo por la marca, hasta qué punto acierta la empresa renunciando a otras opciones alternativas y, por supuesto, qué beneficios persigue la denominada tecnología 4D a la hora de mejorar el sistema de conducción autónoma del fabricante de Palo Alto. ¿Crees que es el elemento diferencial que faltaba?

Una nueva cámara con una apreciación diferencial y única

¿Qué debe contener el coche autónomo desde el punto de vista de Tesla? La llamada tecnología 4D viene a introducir importantes modificaciones a nivel dinámico. Una de las claves de este producto radica en el alcance que ofrece este nuevo sistema a la hora de obtener información. ¿Sabías que, actualmente, cualquier modelo, posterior a 2016, analiza lo que ocurre a 160 metros?

El Autopilot de Tesla no es un sistema completamente seguro de conducción autónoma. Auto Express

Si te parece una distancia prudencial, la compañía cree que no. En cierto sentido, es lógico. A bajas velocidades, se trata de una distancia más que suficiente para garantizar la toma de los datos, el análisis y la respuesta por parte de la centralita. Ahora bien, ¿y si estas circunstancias tuviesen lugar en plena circulación por autovía? He aquí la solución nueva al problema.

Tesla se ha asociado con Arbe Robotics para mejorar su coche autónomo

Tesla se ha asociado con el fabricante israelí Arbe Robotics para instalar en los vehículos un nuevo modelo de radar denominado Phoenix. Esta curiosa opción consigue doblar la distancia. Tanto es así que se alcanzan los 300 metros de medición. Gracias a este incremento, es mucho más sencillo dar el tiempo necesario al equipo para la toma de las decisiones oportunas.

Aun así, es importante tener en cuenta que aún queda lidiar con algún que otro inconveniente. Llama la atención ver cómo la firma de coches eléctricos debe enfrentarse a una nueva gestión de los datos. Este nuevo radar recopila hasta 3 Tb/seg, un volumen de información a considerar de cara a la inclusión de centralitas de mayor potencia en un futuro cada vez más próximo.

Una oportunidad para mejorar los sistemas de conducción autónoma

¿Son los coches autónomos una prioridad en la sociedad? Teniendo en cuenta cuáles son algunas de las tecnologías presentes en el mercado, sigue siendo una opción por la que muchas compañías todavía no apuestan. Al fin y al cabo, se trata de un programa que, al menos en el corto y medio plazo, no tiene un gran recorrido comercial. ¿Y dentro de unos años?

El Autopilot de Tesla se ha caracterizado por ser una solución con ventajas respecto al resto de opciones. Geek Wire

Los actuales programas que están siendo objeto de investigación deberán librar una batalla judicial en un futuro para evitar las restricciones a los ensayos en la vía pública. Solo cuando este problema se haya solventado se podrá hablar de la popularización del coche autónomo. Mientras tanto, hay que contentarse con la llegada de noticias como la acontecida en Tesla.

El tiempo le está dando la razón a la compañía con sede de producción en Freemont. Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, la apuesta por las cámaras y su filtrado a través de inteligencia artificial ha dado rédito a la firma en la búsqueda por asistente perfecto. Queda mucho por avanzar, es cierto, pero Tesla sigue a la cabeza en términos de innovación.