Tesla es uno de los principales fabricantes del mercado automovilístico que apuesta por la electricidad como pieza fundamental de la innovación. Desde sus inicios, la apuesta por las nulas emisiones contaminantes en el transporte se ha mantenido firme. Para ello, ha creado todo un ecosistema adaptado para que los usuarios no notasen en exceso las debilidades de un eléctrico frente a uno de combustión.

Ante la situación actual, ¿puede la red Supercharger dar entrada a otras compañías competidoras? Desde el comienzo de la producción de automóviles a gran escala, Tesla siempre ha defendido el desarrollo de una infraestructura eléctrica en todos los sentidos. ¿Puede, por ejemplo, un hipotético BMW X5 eléctrico ser competencia del Model X? En base a lo que siempre se ha defendido no.

Tesla deberá compartir infraestructura de carga para ser más competitiva

La actual competencia de los modelos que ofrece Tesla está especialmente relacionada con los modelos que disponen de su correspondiente bloque de gasolina o diésel. En este sentido, la estandarización del concepto eléctrico contribuirá a una reducción de costes a un nivel exponencial, ayudando a esta tecnología a ser mucho más competitiva a lo largo de los próximos años.

Es por ello que Tesla siempre ha manifestado su interés en que los fabricantes utilicen su red de carga diferencial. Como es lógico, no bajo cualquier concepto, ya que no sería justo que solo la marca sufriese las consecuencias de haber instalado cada una de las estaciones presentes a nivel global. Compartir gastos, sin duda, será un tema a tener en cuenta para ayudar al proyecto eléctrico.

Aun así, no siempre es fácil llegar a acuerdos. Menos aún teniendo en cuenta que algunas de las compañías competidoras han conseguido mejorar drásticamente en todo lo que se refiere en materia eléctrica. Algunas empresas, tales como Volkswagen, ya están realizando multimillonarias inversiones en todo cuanto respecta a baterías y motores eléctricos.

Nuevas fuentes de ingresos para diversificar su negocio

Tesla, desde hace años, ha ido ampliando sus líneas de negocio. Primero fue la comercialización de techos solares para el hogar, así como la venta de unidades de almacenamiento energético para consumo en el mismo. Después llegó el pago por los servicios premium de infoentretenimiento y, desde hace un tiempo, el pago por uso de la red Supercharger.

Tesla es el principal fabricante de automóviles eléctricos. Electrive

Por el momento, solo los usuarios de Tesla pueden utilizar este tipo de instalaciones. Allá donde haya una cierta cantidad de unidades de la marca, es posible que exista una ubicación en la que haya toda una serie de puntos de carga. El uso de esta tecnología permite disfrutar de una gran autonomía con tan solo estar en dicho lugar un breve espacio de tiempo.

La red de carga de Tesla podría ser accesible a otros modelos ajenos a la marca

Y bien, ¿tiene mucho sentido ofrecer carga en la actualidad a modelos de otras marcas? Es importante precisar que Tesla dispone de una ventaja competitiva única. Ofrece los más altos niveles de potencia en este sentido, por lo que los demás automóviles no podrán extraer todo el jugo de cargar en dichos emplazamientos. Se trata, por tanto, de acuerdos para el futuro.

Desde hace un tiempo, han ido teniendo lugar episodios en los que algunos usuarios reportaban, con pruebas, cómo cargaban en puestos aparentemente preparados para Tesla. Se cree que estos fallos del software de las postas, en realidad, eran intencionados por la firma de Palo Alto. Así, se demostraba lo fácil que podría ser adaptar el programa para permitir la carga a otros automóviles.

Una red Supercharger para extender las posibilidades del coche eléctrico

El objetivo de Tesla es hacer mucho más próximo el coche eléctrico para el usuario. El tipo de desplazamientos es una de las principales variables a tener en cuenta a la hora de decantarse por este tipo de automóviles. ¿Muchos viajes urbanos? Si este es el caso, es probable que puedas plantearte una opción de estas características. Con la red Supercharger, se multiplican las posibilidades.

Tesla no para de incrementar su red Supercharger por todo el mundo. Tesla

El principal freno de esta tecnología, el tiempo necesario para cargar el automóvil, queda automáticamente fuera de la ecuación si se optase por la solución planteada por Tesla. Aun así, cabe precisar que los modelos actuales no podrán aprovechar todas las ventajas que ofrecen las postas que dan servicio a los Model S, Model X y Model 3. Para ello, se deberá esperar un poco todavía.

Y bien, ¿estás de acuerdo con el potencial uso de la infraestructura de carga? Es muy posible que los propietarios de la firma comandada por Elon Musk no terminen de ver este proyecto con buenos ojos. Al fin y al cabo, habrá más concentración de unidades ajenas a la carga ocupando puestos de recarga.