Tesla es uno de esos fabricantes que siempre está en busca de adaptar su sistema operativo a las demandas de sus clientes. Ya sea mediante las redes sociales que posee la marca en función de la zona geográfica en la que opere, o mediante el propio Elon Musk en Twitter, lo cierto es que tienen siempre en consideración las aportaciones de propietarios de Model S y Model X.

Por ello, siempre que ha sido posible, han introducido mejoras que facilitan el confort en las actualizaciones del software. Estas llegan a los automóviles de forma remota, pidiendo permiso mediante los comandos de la increíble pantalla que incorporan.

Tesla acaba de actualizar su SO incluyendo 2 funciones nuevas

Durante los próximos días, Tesla dará soporte para que todos los Model S y Model X incluyan la última versión, la cual dispone de 2 nuevas funciones que muchos usuarios verán con buenos ojos. Aquellos que se sientan atraídos por estas, podrán obviarlas desde la propia pantalla, ya que son alternativas que son puramente opcionales.

Ahora bien, ¿en qué consisten? La primera está fundamentalmente relacionada con la aceleración de los motores eléctricos, mientras que la segunda consiste en una opción de configuración que facilitará la entrada al habitáculo y su correspondiente salida del mismo.

Ahora bien, antes de comenzar, párate un momento a pensar cómo hemos pasado de los reglajes tradicionalmente al lanzamiento de este tipo de modificaciones mediante una mejora del sistema operativo que incluyen los automóviles más modernos, ¿no te parece una pasada?

Aceleración gradual, una demanda presente desde hace tiempo

Si hay que destacar una ventaja del coche eléctrico sobre el tradicional es su capacidad para disponer del par máximo al instante, desde parado. El fabricante estadounidense, por si fuese poco, echó más leña al fuego con el llamado Ludidrous Mode, el sistema que le hace ganar gran parte de las carreras de aceleración.

Tesla acaba de actualizar el software que equipan los Model S y Model X y que incluye nuevas mejoras. Motorpremium

Mientras que para muchos esto es algo único y motivo de orgullo, para otro tipo de conductores de coches eléctricos es un suplicio. Es cierto que todo es cuestión de pillarle el truco al pedal del acelerador, pero aun así, se puede acelerar más de la cuenta hundiendo un poco más de la cuenta el pie sobre el pedal derecho.

Ahora, Tesla ha liberado una opción que gestionará la aceleración de forma más gradual. Su nombre, ‘Chill’, incrementará el aumento de la velocidad de forma más pausando, mejorando el confort de sus ocupantes.

Tesla, en su explicación que adjuntan a la nueva versión, detallan que compartirá espacio con la opción tradicional, la estándar que tantas veces nos ha llamado la atención en el pasado:

Ahora puede elegir entre dos opciones de aceleración en su automóvil: Chill y Standard. El modo Chill hace que la aceleración sea más gradual, ideal para una conducción más suave y agradable para los pasajeros.

Hacia mucho tiempo que esta mejora era demandada por los conductores de los modelos que comercializa Tesla. Sin embargo, sea por A o por B, aún no había sido dispuesta para su disfrute. Al fin y al cabo, tan solo consistía en una configuración del sistema del acelerador para hacer posible un aumento de la velocidad más proporcional.

Subirse y bajarse del coche será ahora más fácil

Del mismo modo que en el caso anterior, esta nueva función será completamente opcional. Sin embargo, será realmente efectiva para aquellas personas que tengan alguna dificultad para acceder al habitáculo y hacer lo propio a la salida.

El Tesla Model S interior dispone de una regulación de varios componentes para facilitar el confort. Electrek

El nuevo planteamiento propuesto por Tesla consiste en un desplazamiento del volante y el asiento del conductor para facilitar el acceso al habitáculo. Tan solo llevará unos pocos segundos una maniobra que será de agrado de muchos propietarios.

El funcionamiento sería muy sencillo. Una vez finalizada la maniobra de estacionamiento, de forma automática, tanto el volante como el asiento permitirían disponer de unos centímetros adicionales para las piernas y el tronco. El conductor, al contar con un mayor espacio, podría tener más facilidad para salir del habitáculo.

Pisar el freno servirá para restablecer la configuración original

Del mismo modo, la entrada, al no volver a la misma posición ambos componentes, sería igual de sencilla. Una vez sentado el conductor, únicamente debería pisar el pie del freno para que volviesen a la posición original, la cual habría sido anteriormente configurada por el propio propietario.

Esta solución, así como la anterior referente a la conducción, irán llegando en los próximos días a todas las unidades comercializadas del Model S y Model X.