Tesla ha servido, entre otras muchas cosas, para mejorar la tecnología disponible en el mercado de la automoción. La conectividad que ofrecen los distintos modelos que comercializa la firma no ha hecho más que espabilar a la industria tradicional, la cual ha visto cómo sus tecnologías más punteras quedaban rápidamente desfasadas.

El software que incluyen los Model S, Model X y, en última instancia, los Model 3 (estos últimos todavía en proceso) ha servido para evidenciar el retraso de otros fabricantes. El mejor ejemplo de ello es ver cómo las actualizaciones vía OTA que ofrece continuamente sirven para agregar nuevas funciones periódicas a sus usuarios.

Tesla cuenta con algunos servicios superiores a los que ofrece la competencia

De hecho, esto tiene también implicaciones para la propia Tesla, la cual está viendo cómo la mayoría de las reparaciones pueden realizarse sin tener que acudir al taller. ¿Está siendo este el foco de diferenciación más importante para el fabricante de Palo Alto? Sin lugar a dudas, la seguridad que ofrece este sistema está marcando un antes y un después.

A modo de prueba, en los últimos días, Tesla está estandarizando la última versión de su sistema operativo para las unidades que están en circulación. Entre otras soluciones, se ha incluido una que ha sido desarrollada como tributo a Barrett Riley, un joven que falleció cuando conducía el Model S de su padre en una zona residencial.

La medida en cuestión permitirá al propietario de un modelo de Tesla incluir una limitación de velocidad con el objetivo de evitar cualquier posible actuación delictiva relacionada con este apartado de la persona que vaya a estar en el volante. ¿Cómo funciona? Una gran cantidad de usuarios de la marca ya cuenta con esta solución activada.

Limitar la velocidad cuando se presta el coche a un tercero

La implementación de esta función está especialmente relacionada con un caso completamente real. Hace unas semanas, el joven Riley conducía junto a otro joven un Tesla Model S por una zona residencial. Curiosamente, el padre del chico había decidido comprar este automóvil por las reseñas existentes en términos de seguridad.

La app de Tesla ha recibido una última actualización que incluye la limitación de velocidad. Tesla

Al parecer, desconfiaba de los modelos de combustión interna por su posibilidad de salir ardiendo. Esto es justo lo que ocurrió cuando chocó contra un muro a una velocidad muy superior a la permitida. Tras el accidente mortal, el propietario del vehículo se refirió a Tesla con un objetivo, la inclusión de una opción que permitiese limitar la velocidad.

El propietario de un Tesla podrá limitar la velocidad máxima de su automóvil

A partir de entonces, Tesla ha trabajado en el último mes en la disposición de una herramienta que permitirá al usuario principal limitar la velocidad máxima a la que pueda circular la unidad protagonista, situándose este límite en relación a unas variables.

¿Cómo funciona este nuevo asistente del usuario? ¿Contribuirá esta solución a la reducción del número de accidentes a los mandos de un Tesla? Es importante tener en cuenta, llegados a este punto, de que estamos ante un automóvil que dispone de mucha potencia al instante, pudiendo desencadenar un accidente a las mínimas de cambio.

Una tecnología a la mano de solamente unos pocos

Tesla es uno de esos fabricantes que ha sabido disponer de un equipo de infoentretenimiento y conectividad a la altura de las expectativas marcadas para los próximos años. Solamente con la inclusión de esta alternativa, se podrá contar con una medida de seguridad que tranquilizará a los padres que presten sus automóviles a sus hijos.

la app de Tesla está incluyendo nuevas funciones para los usuarios de la marca. Drive Zero

¿Quién no recuerda coger el coche de los padres y ser advertido por activa y por pasiva sobre las consecuencias de tener una multa de tráfico? La llegada de esta oferta no hará más que poner un poco más difícil la puesta de imposiciones por cometer alguna falta administrativa.

Habrá que actualizar el software del automóvil y la versión de la app móvil

Para disfrutar de esta nueva función, cada propietario del vehículo deberá contar con la actualización 2018.24 o superior del software del automóvil, mientras que en el caso de la app móvil, esta deberá corresponderse con la 3.4.1.

Ambas versiones han sido lanzadas vía OTA, por lo que es cuestión de días que puedan estar disponibles para todos los clientes de la marca. Aun así, es importante destacar que esta alternativa todavía cuenta con unas limitaciones en relación a las velocidades máximas que se podrán limitar.