El Tesla Model 3 fue presentado oficialmente el año pasado, a finales del primer trimestre. Tras su lanzamiento, se registraron más de 400.000 reservas en tan solo unos días en concepto de reserva. Esto, en un primer momento, demostró cómo el mercado parecía apostar finalmente por la tecnología eléctrica.

Desde aquellas semanas frenéticas han ocurrido diversos episodios que han contribuido a desinflar un poco la atmósfera de optimismo en Tesla. El fabricante comenzó la producción de su modelo de acceso con un objetivo muy claro; conseguir hacerse con el segmento eléctrico de las berlinas de acceso.

El Tesla Model 3 será una opción muy competitiva en el mercado

Lo haría, además, con un precio competitivo, el cual estaría situado en torno a los 30.000 euros en su versión más ‘pelada’. Ahora, no obstante, un par de acontecimientos han servido para constatar que el camino hacia el éxito no iba a ser fácil.

El propio Elon Musk ya lo advirtió cuando publicó un tweet en el que afirmaba que el segundo semestre del año sería un infierno para incrementar la producción del último modelo de la compañía.

Pese a ello, aún hay algo que ha bajado el nivel de credibilidad de la compañía respecto al sedán de acceso. Al parecer, en Tesla se han debido sustituir algunos componentes con el objetivo de mejorar la calidad del producto una vez salido de la cadena de montaje. ¿En qué consisten estas modificaciones? Veámoslo.

El Model 3 se enfrenta a un cuello de botella en la producción

Antes de ceñirnos a los motivos que han derivado a la modificación de proveedores o del diseño de algunos subproductos, es importante hacer énfasis a lo que ha ocurrido en relación a los resultados de producción, los cuales han sido decepcionantes para el inversor.

Tesla está sustituyendo algunos componentes en el Model 3. Xataka

Según se podía leer en el diario El País, Tesla tan solo pudo fabricar en el tercer trimestre un total de 260 unidades del eléctrico que parecía llegar para revolucionar la tecnología alternativa.

Teniendo en cuenta que las primeras unidades se entregaron en julio, es lógico llegar a replantearse si, quizás, Tesla nos sedujo con demasiada expectación. ¿Están preparados en Tesla para ofrecer el modelo revolucionario que tantas veces ha prometido?

Fuentes internas de la compañía, incluyendo el propio Elon Musk, han intentado justificar por qué solo se ha logrado producir ese volumen de unidades reservadas, una cifra residual en comparación con las expectativas.

No son problemas fundamentales que afecten a la producción o a la cadena de suministro del Model 3. Sabemos qué es lo que hay que arreglar y estamos seguros de abordar los problemas de cuello de botella de fabricación en el corto plazo.

Según se puede leer en Engadget, el propio magnate sudafricano predijo que en diciembre de este año se fabricarán un total de 20.000 unidades, ¿podemos seguir confiando en el bueno de Elon ante este aparente optimismo? Los datos oficiales, de momento, no acompañan.

Desde baterías hasta faros, ¿por qué tantos cambios en el Model 3?

Según se puede leer en Electrek, el Tesla Model 3 podría haber entregado las primeras unidades con algunas piezas pertenecientes a un prototipo, por lo que ahora, tras un par de meses en circulación, precisan de su sustitución.

El Tesla Model 3 está viviendo un comienzo de la producción algo convulso. Electrek

Tesla ha recurrido a un cambio en el diseño de los faros o asientos (sin modificar el aspecto estético) debido a problemas que se han producido en varias unidades de las que se entregaron en la primera tanda. Por otro lado, varios conjuntos de baterías han debido ser modificados por defectos de rendimiento.

Al parecer, en el apartado de los faros, estos sufrían problemas de condensación del agua exterior que caía por lluvia o por lavado del coche, lo cual podría provocar que se empañasen con cierta facilidad.

En relación a la batería, pese a incorporar la misma tecnología que poseen sus hermanos mayores, los Model S y Model X, han sido cambiadas algunas por razones de autonomía. En algunos casos, difícilmente se conseguía alcanzar un kilometraje lógico tomando como referencia el homologado por la NHTSA.

Pese a los problemas, ¿podemos seguir confiando en el Model 3?

Por supuesto que hay que seguir apoyando la llegada de alternativas eléctricas e híbridas enchufables. El mercado poco a poco está dando la razón a una tecnología que ha debido luchar contra viento y marea para poder tener un reconocimiento.

El Tesla Model 3 contribuirá generosamente a la llegada del coche eléctrico

Las ventajas de las motorizaciones eléctricas respecto a las tradicionales son palpables desde el momento en el que uno se sienta en el asiento del conductor. El Model 3 sigue siendo una alternativa que logrará incrementar su producción en el último trimestre del año.

Es difícil que se alcance un volumen de 20.000 unidades producidas en diciembre según expuso el propio Elon Musk en la ceremonia de entrega de julio. Aun así, ¿sería la primera vez que Tesla nos sorprende gratamente? Es importante tener en cuenta que la compañía ha argumentado retrasos en algún departamento en especial, no en toda la cadena de montaje.