El Tesla Model 3 está rompiendo todos los récords en la industria de la automoción. Se ha erigido como la principal alternativa del mercado eléctrico gracias a la disposición de un producto con un rátio calidad/precio muy notable. Ahora bien, como era de esperar, este modelo no dispone de algunas de las soluciones que más destacan sobre el Model S o Model X.

De igual manera, desde comienzos de su producción, hemos asistido a una serie de defectos con una cierta polémica. El sedán de acceso ha visto cómo algunos propietarios, sobre todo, canadienses, se han quejado por no poder acceder a sus vehículos debido al frío. Pese a que se ha solucionado mediante actualizaciones, se ha descubierto un nuevo problema, esta vez relacionado con la carrocería.

La arena acumulada puede incrementar el peso del coche varios kilogramos con el tiempo

Si hace unas semanas se observaba cómo la apertura del maletero permitía la entrada de agua en el mismo, en el canal de YouTube Antirouille Bolduc se ha podido comprobar cómo los bajos de una unidad han ido acumulando, en varias ocasiones, arena y agua procedente del asfalto. ¿Cómo se ha llegado a acumular estos sedimentos a lo largo de los meses? Para encontrar la respuesta, es importante acudir a las medidas de seguridad que se toman en las carreteras en episodios de bajas temperaturas.

La firma de Palo Alto, ante el problema que se expone a continuación, no ha expresado todavía qué pretende hacer frente a un nuevo problema que podría afectar a toda una serie de unidades. Se espera, de hecho, que se pueda llevar a cabo una solución efectiva, algo que ya tuvo lugar al incluir una goma especial en el problema relacionado con el filtrado del agua.

Veamos, por tanto, el caso particular del Model 3 de Bolduc. ¿Estamos ante un problema generalizado o simplemente se trata de un defecto particular de esta unidad o partida de las mismas? Estas son las consecuencias de un problema que podría reducir las capacidades técnicas del modelo más demandado de Tesla.

Un problema que muestra el enésimo defecto del Tesla Model 3

Este nuevo vídeo está siendo objeto de estudio por Tesla para descubrir cuáles son los motivos que dan lugar a esta situación. Según se puede observar en Electrek, esta unidad tiene una cavidad en la que se cuela, con el paso de los kilómetros, arena y agua presente en el asfalto. Esto se produce, principalmente, en los climas fríos por el motivo que se expone a continuación.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, esta unidad debe ser vaciada en relación a la acumulación de tierra y agua. Este fenómeno se ha multiplicado debido a las bajas temperaturas presentes en mercados en los que ya se comercializa la variante generalista de Tesla. Es la misma tierra que se emplea para evitar la congelación del firme en las carreteras.

El diseño de la estructura del Model 3 facilita la inclusión de restos de tierra

En el caso que nos atañe hoy, Eric Bolduc, propietario de un taller especializado en coches eléctricos, ha descubierto este problema recientemente. Situado en Quebec, ha podido descubrir cómo ya son 25 unidades las que presentan el mismo problema común; la acumulación de arena compacta en los bajos. ¿Cuál es el problema? La cantidad varía entre los 4,5 y 9 kilogramos de peso.

Esto, en el largo plazo, se puede traducir en una pérdida de una cierta autonomía. De hecho, el problema podría agravarse si no se eliminasen los restos de tierra, ya que se podría elevar el peso todavía más. Descubrir si es un problema que afecta a muchas más unidades será fundamental para descubrir qué opciones se pueden barajar en los próximos días.

Un problema inesperado que podría tener consecuencias mayores

Tesla, en la actualidad, está especialmente centrada en la fabricación de la versión básica del Model 3. Arrancando en los 35.000 dólares, se espera que su volumen de producción sea más notorio a medida que transcurran las próximas semanas. Ahora bien, ¿se verán afectados los objetivos por este contratiempo?

El Tesla Model 3 es un automóvil que está revolucionando el mercado de coches eléctricos. Electrek

Según relata el propio Eric, en algún que otro caso ha conseguido registrar una acumulación de hasta 15 kilogramos de peso. Es importante destacar que este problema apenas tendría efectos en términos de corrosión, ya que no se tiene contacto con piezas metálicas. No obstante, el elevado peso sí podría afectar en términos estructurales a aquellos componentes que deben soportar dichos restos.

No se tienen noticias sobre qué pretende hacer Tesla al respecto

Sea como fuere, todavía es pronto para saber qué tiene pensado realizar Tesla en relación con este problema. Habrá que esperar, por tanto, un poco más para descubrir si se realiza una llamada a revisión general o si se puede focalizar el problema a una serie de unidades fabricadas en base al número VIN.

Este contratiempo podría provocar una reducción en los planes de producción en los próximos meses. Aun así, volvemos a constatar, todavía no se sabe qué medidas podría tomar el fabricante con sede en Palo Alto.