La movilidad sostenible cada vez cuenta con un mayor número de seguidores de la mano de Elon Musk. El máximo exponente en materia eléctrica ha conseguido incrementar el volumen de fabricación de forma exponencial en los últimos meses. ¿Quién iba a decir que un coche eléctrico de 40.000 dólares en adelante iba a tener tanta repercusión en el mercado?

Entre las múltiples ventajas competitivas del sedán de acceso a la marca, debe hacerse especial mención a una en particular. La tecnología de infoentretenimiento que incorpora se ha convertido en una de sus principales señas de identidad. Aun así, si hay un aspecto que llama verdaderamente la atención en este proyecto es la tecnología desarrollada en materia de conducción autónoma.

Tesla está obteniendo mucha información de los usuarios gracias al Model 3

El Model 3 se ha convertido en el automóvil que está permitiendo incrementar el número de kilómetros en el número de pruebas realizadas. Esto es de vital importancia, ya que, tal y como ocurre con cualquier innovación que incluye inteligencia artificial, la mejora continua es una de las principales características que la define.

El pequeño de la familia Tesla, desde el comienzo, incluía diferentes cámaras en el exterior. No todas ellas eran operativas, pero esto ha cambiado a medida que el propio Autopilot se ha convertido en un sistema más eficiente. Ahora bien, la polémica surge cuando se observa una cámara en el interior del habitáculo. ¿Por qué ha implementado esta solución Tesla?

Ante las dudas de muchos usuarios al respecto, la compañía de Palo Alto ha decidido argumentar cuáles son los motivos que les han llevado a incorporar esta tecnología. La privacidad se ha convertido en el eje del problema en relación con la instalación de esta lente. No obstante, todo parece indicar que el potencial de su uso puede llegar a ser muy alto.

Una cámara con un objetivo fundamental, dotar de ingresos al usuario

¿Será el Tesla Model 3 una fuente de ingresos en un futuro? Esto es justo lo que se habría plantado la firma con sede en Palo Alto. Al parecer, tal y como se puede leer en The Verge, el sistema autónomo estaría detrás de esta alternativa. Una cámara interna servirá como requisito para el ejercicio del taxi autónomo.

El interior del Tesla Model 3 ha seguido el mismo diseño empleado en el interior de los Model S y Model X. The Drive

Ha sido a través de Twitter donde el máximo exponente de la compañía de Palo Alto ha decidido expresar el motivo de su instalación. La mejora del sistema de condición autónoma podría derivar en el desarrollo de una solución para operar en el largo plazo. Como ya viene siendo habitual, el magnate sudafricano ha vuelto a avivar las redes.

Según se desprende de esta nueva política, Tesla podría entrar de lleno en el mercado de las VTC. La disposición de un sistema de conducción autónoma mucho más sofisticado que el actual podría derivar en el desarrollo de una función para competir contra empresas de la talla de Cabify o Uber, entre otras.

Esta cámara, por el momento, sigue sin estar operativa, ya que únicamente será de utilidad en el momento en el que se requiera como elemento de prueba o aporte de información. Aun así, algunos usuarios se han mantenido en la misma postura, alegando que esta tecnología podría llegar a vulnerar su propia privacidad.

Un extra para mejorar la función del sistema centinela

En las últimas semanas, una de las novedades más destacadas que ha promovido Tesla es el denominado Modo Centinela. Esta compañía ha diseñado esta herramienta para contribuir a la seguridad del vehículo mientras no estamos en las proximidades. Basta con activar esta herramienta para disponer de un vigilancia de todo cuanto rodea al mismo.

La representación del interior del Tesla Model 3 refleja la ausencia total de botonera que ya se observaba en el resto de la gama. Auto Connected Car

Este argumento no tendría mucho sentido, ya que no tiene especial relevancia qué es lo que ocurre alrededor del automóvil mientras está activa esta solución. Por ello, no se espera que tenga una activación esta tecnología en una próxima actualización. Todo parece apuntar, por tanto, a que su potencial está íntegramente relacionado con el posible servicio de taxi autónomo.

Para ello, todavía queda un largo horizonte por las múltiples limitaciones que tiene la tecnología autónoma en la actualidad, tanto en términos técnicos como legales. Aun así, sirve para tener una prueba más que demuestra cómo la movilidad compartida ya se ha establecido como la principal solución con más recorrido en el futuro.

¿Será Tesla un referente también en este ámbito? De ser una realidad este precepto, chocaría completamente con la actual visión de la firma.