El Covid-19, convertido en pandemia hace unas semanas, está produciendo importantes estragos a nivel social y económico. Se esperan unos meses en los que esta epidemia puede provocar importantes efectos negativos sobre la población. Uno de los más destacados es la posible crisis económica que puede desencadenar debido al cierre de comercios por órdenes estatales.

En este sentido, las grandes corporaciones tienen una ventaja respecto de las más pequeñas. Las economías de escala, en este sentido, pueden ser fundamentales para garantizar su solvencia en el medio plazo si el deterioro se extiende más allá de las previsiones. Ante esta situación, ¿pueden sobrevivir por mucho tiempo empresas de sectores como el de la automoción? Tesla es una de las más castigadas.

La industria de la automoción es una de las más afectadas por la pandemia del Covid-19

Desde hace unos días, la compañía ha sustituido la cadena de producción de automóviles por la fabricación y suministro de material médico. Esto es así debido a la saturación que se prevé para las próximas semanas en relación con el sistema sanitario estadounidense. La firma con sede en Palo Alto, no obstante, sabe que debe dar salida a su stock para maquillar la cifra de resultados.

El Coronavirus ha llegado al país americano al mismo tiempo que la puesta en la calle de las primeras unidades del esperado Model Y. Además, la firma, tras meses mejorando el nivel de producción del Model 3, dispone de miles que hay por atender. Para reducir las pérdidas, el fabricante ha hecho valer su tecnología para ofrecer diversos tipos de entregas en estos tiempos convulsos.

¿En qué consisten? Tras mostrar al sector cómo es posible comercializar automóviles a través de Internet, el fabricante comandado por Elon Musk pretende realizar entregas de los pedidos sin operarios de por medio. De esta forma, se pretende reducir al máximo el contacto entre empleados y clientes en momentos en los que se debe evitar compartir espacio con otras personas.

El aprovechamiento tecnológico de Tesla como fuente de innovación

Tesla, desde la producción del Model S, ofrece un sistema de infoentretenimiento único en el sector. Esto le ha permitido ser un referente en el mercado, hasta el punto de que, una vez más, veremos por qué está marcando el futuro de la industria. Para afrontar la crisis producida por el Covid-19, se están llevando a cabo distintas acciones para entregas los pedidos de los automóviles.

El Tesla Model 3 es, desde hace unos meses, el modelo más vendido de la marca en términos históricos. RYSSPTY

Según se puede leer en el portal Electrek, todo comenzó en China, lugar en el que empezó la epidemia que posteriormente se extendería a nivel mundial. Allí, dadas las restricciones previstas en el país, se apostó por evitar el contacto entre usuarios y personal de la marca. ¿Cómo?

  • Entrega urgente: Gracias a este sistema, se accede a un espacio en el que se encuentra el vehículo. En el interior se encuentra toda la documentación e información a rellenar. Tras ello, se acude a un espacio sin salir de las instalaciones con el objetivo de confirmar que todo el papeleo es correcto. En el momento, se ofrecerá una matrícula provisional para completar la escritura más tarde.

  • Tesla Direct Drop: Este método de entrega permite que la compañía deje el automóvil en el lugar que el cliente lo solicita. El usuario, tras completar el pago y cumplimentar toda la información necesaria, obtendrá un código para poder desbloquear el vehículo. Esto será posible con la activación de la aplicación móvil de Tesla.

  • Carrier Direct: Esta opción únicamente está disponible para aquellos usuarios que han adquirido un automóvil de Tesla y no cuentan con un servicio técnico o tienda de la firma en un radio de 220 millas, o lo que es lo mismo, 355 kilómetros. El transporte será efectuado por personal de la compañía y se formalizará, en el lugar establecido, toda la tramitación de la adquisición.

Adaptarse o morir en tiempos convulsos para la automoción

¿Recuerdas cuando se decidió cancelar hace unas semanas del Mobile World Congress o el Salón de Ginebra, entre otros? La pandemia está causando importantes estragos a nivel internacional. El mundo tecnológico está sufriendo el parón que se está produciendo en términos de inversión. Apostar por estas soluciones permitirá a las empresas obtener ingresos necesarios para la futura solvencia.

Tesla comenzó en China aplicando estas nuevas formas de entrega de automóviles. Reforma

Tesla dispone de tutoriales para conocer todos los entresijos de sus coches eléctricos. En estas semanas, se potenciará el aprendizaje autodidacta con el objetivo de evitar el contacto del personal comercial con sus clientes. ¿Será una alternativa a explorar por el resto de fabricantes?

Cabe destacar que el resto de compañías de la industria no dispone de la tecnología que ofrece Tesla a este respecto. Esto hace que, quizás, la comercialización de automóviles por los fabricantes ajenos a Tesla sea un tanto más difícil en estos momentos. Habrá que esperar unos meses, no obstante, para conocer cuáles son los planes de previsión para el conjunto del mercado.