Tesla ha apostado todo a una carta; el Model 3. El Model S y Model X son variantes destinadas a liderar la imagen de marca de la firma de Palo Alto, pero, sin duda, el sedán de acceso se ha convertido en la principal alternativa para presentar batalla a la combustión interna.

Desde hace años, Tesla apenas a contado con algún que otro mes en positivo. Las nulas economías de escala que se obtienen al vender productos destinados a un mercado pudiente se habían convertido en un problema. Esto es lo mismo que ocurre en otros holdings empresariales de la automoción. FCA, por ejemplo, prefiere comercializar automóviles Fiat que Ferrari por una sencilla razón, la diferencia de ingresos.

El Tesla Model 3 supondrá un antes y un después en la compañía de Palo Alto

Ante esta situación, el Model 3 está llamado a ser la auténtica revolución del mercado de la movilidad alternativa. El fabricante estadounidense dio un vuelco a su estrategia en 2017. Hace poco más de un año, entró en la cadena de montaje. El resto de la película ya la conocemos todos.

Decepciones en términos de fabricación, incumplimientos en objetivos de producción y retrasos en la fijación de los mismos han sido la tónica general, hasta ahora. ¿Por qué los resultados del mes de junio pueden marcar un antes y un después en la industria sostenible destinada al transporte? Tesla, sin lugar a dudas, se posicionará como un fabricante generalista.

El anuncio sobre la consecución se ha realizado escasamente hace unas horas. Ha sido el propio Elon Musk la persona que ha destacado haber conseguido el objetivo de producción. En total, 7.000 vehículos han salido en la última semana de junio de la planta de Freemont en California. ¿Cuáles son algunos de los datos más destacados de esta meta?

Un antes y un después tras este hito

¿Quién iba a decir que Tesla podría ir reduciendo el número de pedidos de su larga lista de reservas? Hay que recordar que los datos publicados llegaron a fijar hasta más de 400.000 registros realizados por consumidores. ¿Por qué llegar a 5.000 unidades es tan importante? Así lo anunciada Elon Musk a través de Twitter hace escasamente unas horas.

Tesla ha conseguido producir 7.000 automóviles por primera vez en su historia. SF Gate

A una media de 1.000 unidades al día, Tesla ha logrado dar salida a un total de 7.000 unidades, repartidas de manera desproporcional entre los 3 modelos que posee actualmente en la cadena de producción; Model S, Model X y Model 3. ¿Cómo se reparte este objetivo de producción?

Lo más importante de este registro es haber logrado una producción de un total de 5.000 unidades del Model 3. Este objetivo rompe una racha de hasta otras 2 fechas clave para entender qué significa superar este punto de fabricación. Tanto en diciembre del año pasado como a finales de marzo de este, Elon Musk y su equipo no lograron alcanzar lo estipulado para dichas fechas.

La barrera de las 5.000 unidades ha sido objeto de especulación desde que comenzaron los retrasos para hacerlo palpable. Las 2.000 unidades restantes corresponden con las cadenas de fabricación del Model S y Model X, los cuales han dejado el testigo al pequeño de la familia.

Un registro que ha comenzado a escocer en la industria

Tesla está marcando un antes y un después en la industria de la automoción y en la movilidad sostenible. Es la empresa que más empeño está mostrando por dejar atrás una etapa marcada por el aprovechamiento de los recursos fósiles y la ineficiencia de los motores de combustión interna para el consumidor.

Tesla ha conseguido su objetivo de producción de 5.000 unidades a la semana. Market Watch

Todos los fabricantes del sector miran con lupa los datos oficiales que salen desde Freemont. Tesla ya no es un simple pequeño fabricante sin aspiraciones a producir a gran escala. A los principales competidores, no obstante, ya les está comenzando a entrar el miedo por el auge de las inversiones de la compañía de Palo Alto.

El mejor ejemplo de ello nos lo muestra Steven Armstrong, una de las caras visibles más importantes de la compañía Ford. Esto es lo que ha publicado en un tweet como respuesta al éxito logrado por Tesla y promocionado por Elon Musk a través de las redes sociales.

Es posible que Ford haya conseguido 7.000 automóviles producidos en solamente una 4 horas en todas las cadenas de producción que posee en el mundo, pero ambos modelos de producción no son comparables. Tesla solamente posee un único centro con capacidad para producir por completo un vehículo de su gama.

Por otro lado, la producción de un coche eléctrico, a estas alturas, todavía implica un mayor esfuerzo económico para los fabricantes por la ausencia de economías de escala. De hecho, Ford lleva implicado más de un siglo en la producción de automóviles de combustión interna, ¿quién podría dudar de la consecución de estos registros?