Las canteras de mineral o las construcciones más grandes del mundo, deben contar, casi siempre, con camiones capaces de transportar de un lugar a otro cientos de toneladas en un solo viaje. En un segmento de estas características, los fabricantes de automóviles no suelen pringarse las manos en su producción, a excepción de algunos fabricantes como Mercedes o Volvo.

Komatsu o GVW son algunos de los fabricantes que, hace mucho tiempo, decidieron apostar por el transporte pesado. Son compañías que basan su existencia en la producción de maquinaria pesada, creada para que nada pueda impedir la consecución de los objetivos en la construcción o extracción de minerales.

Tradicionalmente, la combustión interna ha dominado este mercado

En este sentido, los carburantes fósiles, al igual que ocurría en la industria automovilística, son el principal sustento de este tipo de transporte. De hecho, el diésel es el combustible más utilizado cuando se habla de maquinaria pesada por sus características propias.

Sin embargo, en todos los sectores hay una excepción que confirma la regla. En este sentido, el E-dumper, que es como así se llama la bestia, se acaba de posicionar como el camión eléctrico de transporte más grande del mundo. ¿Qué podemos destacar de este gigante de las canteras? Te lo mostramos.

45 toneladas en vacío para el rey de los eléctricos

Todo surgió a raíz del acuerdo de colaboración que tuvo lugar hace un tiempo entre 2 compañías de origen suizo. Lithium Storage GmbH y Kuhn Schweiz AG desmontaron la unidad que se puede ver en las imágenes con un objetivo; descubrir de lo que podría ser capaz una alternativa eléctrica.

El E-dumper es una realidad fruto de la colaboración entre 2 empresas suizas. Electrek

Para lograr continuar con el proyecto adelante, también se contó con la colaboración del laboratorio de Ciencias de Materiales y Tecnología (EMPA), tal y como informa el portal tecnológico EcoInventos.

El modelo utilizado para realizar esta preparación fue un Komatsu 605-7, un vehículo que disponía de un propulsor diésel capacitado para poder consumir 50.000 y 100.000 litros de diésel al año, dependiendo de la utilidad que se le diese.

Esto, a su vez, tal y como informa Electrek, podría producir al año entre 131 y 262 toneladas de CO2, convirtiéndolo así en una de las máquinas más contaminantes del mundo.

Posee la potencia de hasta 7 Model S P100D

Así es, este increíble E-dumper posee la capacidad de hasta 7 unidades de la berlina más potente que comercializa actualmente Tesla, el Model S P100D. En principio, veían con posibilidades incluir una motorización eléctrica de 600 kWh, pero finalmente comprobaron que podrían incluir una de 100 kWh más, por lo que decidieron adaptarla.

El próximo destino del E-dumper será una cantera situada en la montaña suiza Chasseral. NTB

Y te preguntarás, ¿con qué objetivo se busca realizar un proyecto que apenas abarca a una única unidad? Se espera que este increíble camión volquete sea capaz de recuperar una parte de la energía eléctrica gracias a la frenada regenerativa. ¿Cómo es posible?

El acceso a canteras (principal ecosistema en el que se desenvuelven a la perfección) suele implicar una serie de cuestas de diferente desnivel. Mientras que un vehículo diésel está consumiendo ingentes cantidades de combustible aun descendiendo, uno eléctrico puede aprovechar los frenos regenerativos para recargar las baterías.

De hecho, se cree que será posible que los camiones sean capaces de recuperar hasta 40 kWh de energía eléctrica en cada descenso, los cuales podrían ser utilizados, de nuevo, en el próximo viaje.

Hace unos días, la organización EMPA, que supervisa el proyecto, afirmó que jamás un vehículo ha logrado rendir bajo este nivel de capacidad en sus baterías:

Nunca hasta la fecha un vehículo terrestre había sido equipado con un pack de baterías de tanto tamaño.

Según se ha podido saber, los próximos meses serán cruciales para determinar la viabilidad de un proyecto apasionante y arriesgado. De hacer cálculos y estimaciones que diesen como resultado una alta probabilidad de generar un ahorro de costes, se podría producir una conversión de hasta otros 8 modelos de camión volquete.

Un mercado más en el que la electricidad marca territorio

¿Quién dijo que los vehículos eléctricos no eran tan efectivos como los de combustión interna? Es obvio pensar que la electricidad vuelve a hacerse con la victoria sobre un mercado que está en decadencia.

La tecnología tradicional aún sigue cosechando algunas batallas en el marco de la comercialización de vehículos, pero estos triunfos cada vez son menos notables por la constante pérdida de la ventaja competitiva que poseían.

La tecnología eléctrica está introduciéndose en diversos mercados

¿Imaginabas que un vehículo de estas características podría ser eléctrico en 2017? Sin lugar a dudas, este camión de 45 toneladas (4,5 de ellas son baterías de ion litio) podría tomar la delantera de una nueva gama de vehículos industriales con tecnología eléctrica.

Sin embargo, esto no es nuevo. Dentro de unas semanas, tal y como ya te mostramos, Tesla va a presentar cómo prevé que será el transporte de mercancías del futuro. Presentará su primer camión eléctrico, por lo que habrá que estar atentos para ver cómo se desarrolla un mercado que parece mirar hacia un solo camino: la electrificación.