Es pronto para saber cómo será la movilidad de dentro de un par de décadas, pero si algo tenemos claro es que no es sostenible la forma que tenemos de desplazarnos actualmente. La contaminación está produciendo estragos en el medio ambiente y la salud de las propias personas que la generan.

En las últimas décadas, la sociedad ha demandado un mayor número de automóviles, por lo que la producción se ha incrementado notablemente con el objetivo de cumplir con los pedidos. Esto, por supuesto, ha provocado muchas ineficiencias y, sobre todo, nos ha hecho creer que algo debe cambiar.

Debemos hacer un análisis para ver el coste que supone el coche

El coche eléctrico es parte de la solución, por supuesto. Incluso la conducción autónoma de nuestro propio automóvil hará más cómodos los viajes. Ahora bien, seguirá formulándose la enésima pregunta: ¿Realmente nos hace falta tener un coche en propiedad?

El transporte público debería dar una respuesta a esa cuestión. Si nos preguntasen en la actualidad, muchos de nosotros tenemos como contestación una rotunda afirmación, pero, ¿y en el futuro? Soluciones como el Hyperloop One podrían dar con la tecla respecto a este problema.

Hablando de la propuesta futurista que quiere llevar a cabo Elon Musk, ¿cómo es posible que se haya incluido la denominación Virgin? Tiene una explicación monetaria muy jugosa para el proyecto.

El proyecto Hyperloop adherirá Virgin a su denominación

Según se ha podido saber gracias a Electrek, Richard Branson, el máximo exponente de Virgin, acaba de realizar una inversión millonaria para impulsar una de las innovaciones más espectaculares de los últimos años.

Richard Branson visitando las instalaciones donde está probándose el Hyperloop. The Verge

Virgin, una empresa diversificada que cuenta con multitud de negocios relacionados con el sector servicios, acaba de realizar una fuerte inyección de dinero a un programa que está en completo desarrollo. Es más, su prueba y error requiere la implantación de toda una infraestructura millonaria sin posibilidad de reinversión.

El propio CEO y fundador de la compañía, Richard Branson, estuvo visitando las instalaciones en las que se está probando el prototipo que surcará el túnel del futuro. ¿Cómo de maravillado habrá quedado para dar el paso e invertir varios millones de euros?

Desde que Virgin fue fundada, ha sido conocida por la inversión en empresas innovadoras. Desde nuestras líneas aéreas a nuestros trenes, también nos hemos sentido apasionados por la innovación en el transporte, especialmente en el desarrollo de tecnología que podría transformar la vida de las personas. Este es solo el último ejemplo. Es importante destacar que Virgin Hyperloop One será totalmente eléctrico.

Según se puede observar en las declaraciones realizadas por fuentes internas de la compañía, Virgin, con esta estrategia, vuelve a demostrar su espíritu innovador.

Aún no se ha desvelando el montante de la operación financiera

Es importante destacar que no se ha filtrado la cuantía de la operación. Sin embargo, teniendo en cuenta que Virgin encabezará a partir de ahora la denominación del proyecto, podemos imaginar que la inversión realizada es muy importante para continuar con el desarrollo del programa.

Elon Musk, la persona que está a cargo del proyecto, se ha mostrado siempre dispuesta a continuar adelante con su visión del futuro de la movilidad. Para él, esta forma de desplazarnos servirá para conectar ciudades entre sí sin necesidad de depender de nuestro propio coche privado.

Por qué Virgin ha decidido invertir en el Hyperloop One

Sabido es por todos nosotros que lo que se está gestando en torno al tren del futuro es algo del medio y largo plazo. Sin embargo, ¿por qué no anticipar que será una opción sostenible, viable, eficiente y, en general, práctica?

El Virgin Hyperloop One es capaz de alcanzar los 300 km/h en tan solo 500 metros. Hyperloop One

El componente teórico es muy importante para captar financiación por parte de la banca o de titulares físicos, llamémoslos business angels. Ahora bien, ¿qué es lo que ocurre cuando además te aportan datos prácticos de pruebas? Richard Branson ha decidido invertir en esta tecnología por las posibilidades reales que tiene de convertirse en una alternativa lógica.

Según se ha podido saber gracias al medio The Verge, el ya bajo la denominación Virgin Hyperloop One dispone de unas prestaciones que llaman la atención de cualquiera. Hasta el momento, se ha conseguido alcanzar la cifra máxima de 192 mph, o lo que es lo mismo, poco más de 300 km/h.

El actual Hyperloop One dispone de muy poco recorrido de pruebas

Sin embargo, este dato prestacional no es de utilidad práctica. Es importante destacar que el Virgin Hyperloop One que está sirviendo como pruebas únicamente dispone de 500 metros de túnel para recorrer. ¿Puedes imaginar cuál podría llegar a ser su velocidad máxima multiplicando varias veces la distancia recorrida?

Según los cálculos que baraja Elon Musk, el objetivo del tren futurista es alcanzar las 700 mph, es decir, 1.120 km/h. Puede parecer una velocidad inalcanzable en el corto y medio plazo, pero importante destacar que la estructura dispondrá de un túnel que se adecuará para que estas prestaciones puedan ser accesibles el día de mañana.