Los tiempos en los que recurríamos a la radio o la TV han pasado a mejor vida. No me malinterpretes: seguirán siendo una alternativa para muchas personas, pero si eres amante de las nuevas tecnologías, llevarás tiempo notando que las noticias que hoy salen en internet, llegan mañana a la mesa de Matías Prats.

Para desgracia de Zuckerberg, aquellos que buscan actualidad en internet, raro es que acaben en Facebook. La red social azul se ha orientado más a crear un tejido de conocidos entre personas de mediana edad donde los millennials apenas tienen cabida, pero tampoco la más ferviente actualidad o las noticias virales, por decisión propia de su creador.

Cuando las noticias del telediario se te quedan anticuadas

Así, queda Twitter y sus ahora 280 caracteres para informarnos y entretenernos. Al margen de hilos que constituyen una nueva forma de literatura lista para consumir o de esfuerzos continuos para demostrar nuestra originalidad, el pajarito ofrece frescura y una libertad que a muchos les ha costado pasar por el juzgado, como los 2 años y 6 meses que piden a Cassandra Vera por bromear sobre Carrero Blanco, según explica el diario El País.

Y es que desgraciadamente los límites del humor y del mal gusto parecen haberse cruzado con un nuevo movimiento censor que pretende cercenar cosas que hace un par de décadas podíamos ver en prensa.

Si te gusta la información fresca, entonces amas Twitter. Pexels

Twitter & Feedly, el binomio ideal para el adicto a la información

En todo caso, Twitter es la red social por excelencia para seguir fenómenos naturales, golpes de estado, disidencias hacia gobiernos, etc., en tiempo real y de manera aglutinada gracias a cuentas particulares, hashtags o simplemente buscando términos clave.

Nadie entiende Twitter la primera vez que entra

Con Twitter pasa un fenómeno curioso: te creas una cuenta, instalas la app y la primera vez que entras no entiendes de qué va el asunto. Recomendaciones absurdas, desconocidos contando sus intimidades… No, Twitter no es para mi. Cierras la cuenta y pasado un tiempo vuelves: parece que lo has entendido todo y te ha conquistado para siempre.

A título personal, Twitter es mi red social favorita. Me jacto precisamente de no usarla como otras redes, en la que acabas siguiendo cuentas de conocidos por compromiso, no. Puedo decir orgullosamente que el 95% de mis seguidores son desconocidos. Es mejor así. No es cuestión de delitos, sino porque la libertad para contar tus intimidades absurdas viene de la falta de compromiso con tus followers.

Pero también lo uso para informarme. ¿Qué mejor para cubrir la actualidad de ciencia, tecnología y Apple que seguir los mejores blogs del mundo y expertos en la materia? O mejor aún, no seguirlos y crear listas para agruparlos y poder verlos de una vez. Puedes crear listas para tus intereses musicales, deportivos, humor, tecnología… ¡lo que te dé la gana!

Si de verdad adoras la información fresca, no puedes perderte nuestra selección de apps de noticias para Android y iOS y especialmente tener en cuenta una: Feedly.

Siguiendo la estela de Twitter, con Feedly puedes ver en una sola pantalla los titulares de las cuentas que sigas, pulsando sobre ellas para poder acceder a la información. De este modo te libras de publicidad o artículos reflotados: solo rabiosa actualidad.

Pantalla de inicio de Twitter en un iPhone. bcs Agency (Twitter)

Cómo añadir cuentas y listas de Twitter a Feedly gratis

Con Feedly y Twitter tienes cubierto el espectro completo: desde opiniones y contenidos personales a webs concretas. Lo ideal sería que tuvieran un hijo híbrido de ambos, o lo que es lo mismo, que pudieras cuentas y listas de Twitter a Feedly, algo que si no tienes la versión de pago de esta última, no podrás hacer. ¿O si?

Pues sí, y nosotros te mostramos cómo hacerlo:

1) Ve a la web Twitrss. Esta web nos ofrece dos opciones en función de lo que queramos:

2) Podemos introducir tu usuario y ya está, nos permitirá hacer de nuestras listas y usuarios un RSS compatible para Feedly.

3) Si solo queremos una lista concreta, bastará con añadir: nombredueño/nombrelista en el cajetín donde pide el usuario.

4) Otra opción más general es evitarnos el introducir nuestro usuario e introducir un término de búsqueda para que aparezca en formato RSS.

Así de fácil hemos logrado el hijo que nunca tuvieron Twitter y Feedly por la cara y gracias a esta útil web.