La batalla entre Qualcomm y Apple sigue internacionalizándose, y parece que esta última siempre lleva todas las de perder. Tras la prohibición de la venta de diversos modelos de iPhone en China, Apple tendrá que seguir un camino similar en Alemania.

El fabricante de chips ha ganado la batalla legal a la compañía presidida por Tim Cook en el país alemán, por lo que Apple tendrá que retirar de dicho mercado los iPhones que contienen el elemento en cuestión. De esta forma, las 15 tiendas físicas que la empresa tiene en Alemania ya no cuentan algunos modelos antiguos de iPhone.

Apple paraliza la venta del iPhone 7 y 8

Tal y como informa El País, Qualcomm denunció a Apple por violar la patente relacionada con el "envelope tracking", es decir, la función con la que cuentan los teléfonos para ahorrar energía al enviar y recibir información de forma inalámbrica.

Según el fabricante, Apple no contaba con la licencia para utilizar esta patente en algunos de sus teléfonos, por lo que debería dejar de venderlos. Así lo reclamó Qualcomm a la justicia alemana, que ahora le ha dado la razón ordenando la paralización de la venta del iPhone 7 y 8.

Apple ha tenido que paralizar la venta del iPhone 7 y 8 en Alemania tras el juicio con Qualcomm. Swappa Blog

La respuesta de Apple ha sido inmediata, confirmando que cumplirá la orden judicial mientras se lleva a cabo el proceso de apelación. "Durante el proceso de apelación, los iPhone 7 y iPhone 8 no estarán disponibles en las 15 tiendas de Alemania. iPhone Xs, iPhone XS Max y iPhone XR permanecerán en todas nuestras tiendas", ha explicado en una nota de prensa.

Aunque Apple ha aceptado lo que ha dictado la justicia, la compañía no ha dejado de arremeter contra Qualcomm, a la que ha acusado de ir en contra de la innovación y el público. La misma postura ha adoptado Intel, que ha defendido con fuerza que el fabricante de chips solo trabaja para echar a la competencia del mercado, algo que ha conseguido, de momento, en Alemania y China.