Close Button
Compartir

¿Podría suponer un problema el reloj inteligente de Apple para algunos colectivos? Quizás, la disposición de este tipo de tecnología pueda suponer un riesgo para algunas personas con problemas cardiovasculares.

Hace menos de un mes, la compañía de Cupertino presentaba su última tecnología en materia tecnológica. El principal modelo que se esperaba era la mejora introducida respecto al iPhone X. La versión S, no obstante, terminó quedando relegada a un segundo plano cuando se conocieron algunas de las funciones que ofrecía la última versión del reloj inteligente de la marca.

El Apple Watch Series 4 se ha convertido en uno de los modelos más destacados en este segmento. Con unas especificaciones superiores a su anterior generación, lo que más ha llamado la atención ha sido su especial eficiencia en el seguimiento del ritmo cardíaco. Nadie duda, por supuesto, que este nuevo enfoque acerca un poco más este nicho de mercado a la salud.

Detectar una dolencia cardíaca puede ser fundamental para iniciar un tratamiento

La firma californiana, de hecho, ha sacado pecho en más de una ocasión por algunas de las certificaciones que ha recibido esta tecnología a través de organizaciones muy destacadas en el ámbito relacionado con el tratamiento de dolencias cardíacas. El mejor ejemplo de ello, tal y como se puede leer en el artículo elaborado por El País, ha sido la aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en sus siglas en inglés) como medidor en el proceso médico.

Entre las múltiples funciones que es capaz de realizar, llama la atención cómo este reloj es capaz de detectar caídas o movimientos arrítmicos del corazón de la persona que lo porta. Ahora bien, ¿qué peligros puede tener detrás el uso de esta tecnología en pacientes con altas probabilidades de sufrir alguna dolencia cardíaca?

Para determinar este potencial riesgo es necesario acudir al nuevo público objetivo de este gadget. Si en anteriores generaciones, los fanáticos de Apple y la integración, y los deportistas, eran los más propensos a la compra de estos productos, en esta ocasión es necesario incluir un nuevo colectivo; la población de la tercera edad.

Obsesión o necesidad, ¿dónde está el equilibrio?

Lo más lógico sería pensar que un perfil de anciano medio no termine yendo a una de las tiendas de Apple a por su Watch Series 4. No obstante, sí que pueden recomendar su compra los familiares con el objetivo de poder monitorizar el estado de salud en términos del corazón. ¿No es un producto certificado por la Agencia pública de la salud en Estados Unidos? ¿Por qué no fiarse de él?

De hecho, una de las curiosidades es que este pequeño reloj es capaz de guardar un historial sobre la actividad del corazón. De esta manera, durante un visita al especialista médico, se podría utilizar esta métrica para saber con seguridad qué posibles patologías podría tener el paciente. Ahora bien, ¿es positivo dar esta herramienta para que nuestros mayores puedan acceder a él continuamente?

El coste sanitario podría incrementarse por el uso del Apple Watch Series 4

Según apuntan algunas voces, la disposición de este medidor digital podría crear falsas alarmas a los usuarios, los cuales podrían preocuparse en exceso sin haber detrás un motivo legitimado. De hecho, aunque parezca mentira, la inclusión de esta función podría incrementar el coste sanitario.

Al parecer, según afirman varios expertos en el medio anteriormente mencionado, la inclusión de una serie de movimientos un tanto extraños, pero muy esporádicos, podría provocar que algunos usuarios accediesen a consultas de cardiología por miedo a sufrir una dolencia relacionada con el corazón.

Un producto que no termina de arrancar por su competitividad

Echando un rápido vistazo a la tienda de Apple para el mercado español, se puede observar cómo los precios arrancan en los 429 euros al cierre de edición. Haciendo un rápido cálculo, no es de extrañar que estemos ante un producto muy elitista, costando lo mismo que terminales de gama media en el mercado Android. De hecho, en comparación con las demás opciones del segmento, es fácil entrever que está en lo más alto por precio.

El Apple Watch podría provocar el efecto contrario a la hora de medir el ritmo cardíaco

El último reloj inteligente de Apple cuenta con certificaciones de organizaciones en materia saludable. <a href="https://www.digitaltrends.com" rel="nofollow" target="_BLANK">Digital Trends</a>

Como es lógico, esto no hace hace favor alguno a la industria smartwatch. Es cierto que la firma californiana ha mejorado de manera muy notable las cualidades de su línea de productos para la muñeca, pero todavía sigue siendo un producto residual en los ingresos de Apple. ¿Mejorará su cuota de beneficios acercándose a una propuesta orientada a la salud?

Las valoraciones recibidas lo posicionan como un producto destinado a la salud

Sin duda alguna, la certificación ofrecida por el organismo público de Estados Unidos, mejorará su cuota de mercado y, sobre todo, su prestigio frente al consumidor. No obstante, todavía se mantendrá como una solución secundaria a tener en cuenta por el público generalista.

Habrá que esperar a una nueva actualización de este gadget para comprobar si, finalmente, se apuesta todo por el terreno saludable o si, por el contrario, vuelve a posicionarse como una alternativa especialmente diseñada para todos los públicos.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Disney+ logo
¡3 meses de Amazon Audible GRATIS! Accede a más de 90.000 audiolibros y podcasts originales Prueba gratis
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!