A pesar de las reticencias de gran parte de la población, por otra parte bastante fundadas, en lo que respecta a este nuevo sector de vehículos con una conducción que no necesita prácticamente de la intervención humana, el futuro parece ir girando hacia esta vía de un único sentido. Son muchos los ejemplos de coches, camiones o, como en este caso, autobuses, que optan por la vía de la inteligencia artificial y la tecnología que Tesla ha puesto en boca de todos. Así que abróchate el cinturón y acompáñanos en esta aventura hasta tierras lejanas.

Todo empieza en lo más pequeño

La tecnología que se encuentra detrás del vehículo que te voy a mostrar en este artículo, tiene su punto de partida en un chip que oculta el secreto de su inteligencia artificial. Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación digital Bloomberg, Baidu ha desvelado el cerebro recién creado para tareas informáticas de alta carga de datos y que servirá, entre otras cosas, para potenciar sus futuros vehículos autónomos.

Este es el aspecto de Kunlun. Venture Beat
Un nuevo chip de la compañía china permitirá abordar cuestiones relativas a la inteligencia artificial

El chip, que tendrá la denominación Kunlun, será el centro de operaciones del futuro autobús, aunque también estará preparado para otro tipo de tareas, como podría ser el aprendizaje del lenguaje natural o los motores de búsqueda. Sus datos son demoledores. Este chip es capaz de procesar 260 teraoperaciones por segundo, con un ancho de banda de memoria de 512 GB por segundo, según los datos recopilados del sitio web Venture Beat. De momento, en lo que es la temática del artículo, nos centraremos en contarte las bondades del autobús inteligente y autónomo que podrán ver las calles de Japón el próximo año y, seguramente, algunas ciudades de China. Si quieres conocer más datos acerca de este vehículo, continúa con nosotros.

Autobús compacto e inteligente

Baidu, el denominado Google chino, ha establecido una alianza con SB Drive, una compañía japonesa dedicada al transporte público autónomo, para la construcción del autobús conocido como Apolong. En información que hemos podido obtener del medio de comunicación The Verge, sabemos que las primeras 100 unidades ya están siendo producidas y serán éstas mismas las que sirvan como vehículos de prueba para la compañía china.

Este es el aspecto que lucirá el autobús de Baidu. The Verge
La construcción de las primeras unidades tiene lugar en Xiamen

La propia compañía ha relatado, hace unos pocos días en un comunicado, como está siendo el inicio de este proyecto. En este caso, si hablamos de la producción del vehículo, tendríamos que añadir una alianza más, ya que Baidu ha unido fuerzas con King Long para sacar adelante la primera remesa de autobuses que incorporarán la plataforma de conducción autónoma Apollo. El orgulloso CEO de la compañía, Robin Li, declaraba que:

2018 marca el primer año de la comercialización de vehículos autónomos. Por el volumen de producción de Apolong, podemos ver realmente que la conducción autónoma está dando grandes pasos.

Además del comentado dato de que el primer país extranjero que recibirá estos autobuses será Japón, también habría que destacar que los mismos dispondrán de 14 plazas en su interior, sin espacio para el conductor o para algún tipo de volante. Las cualidades más destacadas de este vehículo son la capacidad de evitar obstáculos, realizar giros y los transbordos automáticos. De momento, los primeros meses de rodaje del vehículo serán realizados en circuitos más restringidos como pueden ser aeropuertos, lugares turísticos o enclaves cerrados. Todo esto será posible, como te comentaba anteriormente, gracias a la tercera versión del sistema operativo inteligente, Apollo.

Apollo 3.0 es el sistema que hace posible la circulación de estos autobuses

La interacción entre hombre y máquina será lo más fluida posible y contará, como no podría ser de otra manera, con un control por voz. El sistema ha sido destacado por Zhenyu Li, vicepresidente de la división de vehículos autónomos de Baidu, que se refiere al mismo en los siguientes términos:

Apollo 3.0 marca una nueva era para la producción de vehículos autónomos. Nosotros creemos que la seguridad es la base de la producción en masa. Apollo continuará trabajando con nuestros colaboradores para avanzar en la transición hacia los vehículos inteligentes desde los vehículos tradicionales.