La influencia rusa sigue destapándose en diferentes sectores de la sociedad de Estados Unidos. Ya sabemos que varias campañas dirigidas desde Rusia han intentado desinformar antes de las elecciones estadounidenses, pero estas prácticas sospechosas no pretenden solo crear polémica en ese aspecto.

Un estudio llamado ‘Weaponized Health Communication: Twitter Bots y Russian Trolls Amplify the Vaccine Debate’ y liderado por la Universidad George Washington (Estados Unidos) ha demostrado que bots y trolls rusos han publicado información falsa sobre las vacunas en redes sociales para intentar polemizar sobre este tema.

La política no es el único objetivo de los trolls rusos

La Universidad George Washington, ayudada por investigadores de la Universidad de Maryland y la Universidad Johns Hopkins, comenzó a investigar el comportamiento de ciertas cuentas en redes sociales como Twitter, conscientes de que sus publicaciones sobre las vacunas no eran normales.

Los resultados del estudio los podemos ver publicados en la revista American Public Health Association y llegan para confirmar que usuarios falsos creados en Rusia se dedicaron a difundir información falsa sobre las vacunas en redes sociales desde julio de 2014 hasta septiembre de 2017, período analizado por la investigación.

Tras estudiar el comportamiento de cuentas sospechosas, los expertos llegaron a la conclusión que estas trataban de crear debate y enfrentar a ambas posturas de un tema muy candente en Estados Unidos. De esa forma, en las redes sociales promovían información tanto a favor como en contra de la vacunación.

Bots y trolls rusos han querido polemizar sobre las vacunas a través de las redes sociales. Salud en tu Vida

"Estos trolls parecen estar usando la vacunación como una cuestión divisoria, promoviendo la discordia en la sociedad estadounidense", han afirmado los autores del estudio, que también han comunicado que el comportamiento de estos trolls es muy similar al detectado en los que interfirieron en las elecciones presidenciales.

Los usuarios falsos en cuestión están relacionados directamente con el Kremlin ruso y, como se ha comprobado, han hablado mucho más de vacunas en redes sociales que el resto de cuentas normales. ¿El problema? Lo han hecho con información totalmente falsa.

Los trolls malmeten en la salud pública

La investigación tuvo como centro principal una base de datos creada por NBC News con cuentas de trolls rusas. A partir de esos usuarios falsos, los expertos detectaron que sus conversaciones sobre la vacunación eran hasta un 75% más frecuentes que las del resto.

Además, el estudio también encontró que mucho de los trolls que participaban en las desinformación sobre las vacunas fueron creados por la Agencia de Investigación de Internet, utilizada por el gobierno ruso como una fábrica de cuentas falsas.

La interferencia de los trolls en la vacunación es un peligro directo para la salud de todos los ciudadanos

"Los problemas de salud pública, como la vacunación, se incluyen en los intentos de difundir información errónea y desinformación por parte de potencias extranjeras", confirma rotundamente la investigación, que llega a definir como "armas" las comunicaciones que se hacen sobre un tema tan complicado como el de la salud.

Por otro lado, los investigadores señalaron que el número de tweets publicados sobre vacunas por estos trolls al día no era muy grande, pero suficiente para crear una división en una sociedad tan inmersa en las redes sociales.

Así actúan los trolls rusos que desinforman

El objetivo principal de estas cuentas falsas es orientar la opinión pública hacia un posicionamiento en concreto, aunque esta campaña sobre la vacunación ha sido algo diferente. Para originar conflicto entre los ciudadanos, los trolls se han dedicado a difundir información que defendía ambas posiciones del debate.

Así actúan ahora las cuentas más avanzadas creadas desde el Kremlin ruso, práctica que tiene un peligro inmenso. Además, contamos con la explicación de Mark Dredze, miembro del equipo y profesor de informática en Johns Hopkins:

Estos trolls parecen estar usando la vacunación para promover la discordia en la sociedad estadounidense. Así, erosionan la confianza en la vacunación, exponiéndonos a todos al riesgo de enfermedades infecciosas. Los virus no respetan las fronteras nacionales.

"Las tasas de autismo en California se han disparado después de la ley obligatoria de vacunación", escribió en Twitter una cuenta llamada AmelieBaldwin, mientras que otra publicaba "#Vacunas #VaccinateUS pueden causar trastornos mentales", con un hashtag que aparece también en otros trolls.

Gracias a la investigación, vemos como la misma AmelieBaldwin defendía la vacunación con el tweet "La OMS recomienda la vacunación con la 1ra dosis de la vacuna #hepatitisB dentro de las primeras 24 horas de vida #VaccinesWork", demostrando que una misma cuenta podía posicionarse en ambos lados de la polémica.

El objetivo de los trolls era difundir información falsa sobre las vacunas para crear debate. Buena Vida

Para inducir el miedo en los usuarios de las redes sociales, estos trolls tendían a relacionar la vacunación con otros problemas de la sociedad, como la desigualdad racial y económica. Afortunadamente, parece que el trabajo de estos bots y trolls rusos aún no ha afectado a los ciudadanos estadounidenses.

"La gran mayoría de los estadounidenses cree que las vacunas son seguras y efectivas, pero mirar Twitter da la impresión de que hay mucho debate", explica David Broniatowski, profesor de la Universidad George Washington, aludiendo a que esa polémica solo es protagonizada por unos trolls que siguen trabajando en la sombra.