No debería ser habitual escribir un artículo destacando a las mujeres como protagonistas del mismo. Sin embargo, el sector tecnológico, además de la industria del videojuego, siguen siendo un terreno masculino. Es por eso que Google decidió crear un concurso en el que premia a las cinco mejores desarrolladoras. El mismo ya llama Change the Game y estos han sido los videojuegos ganadores y que puedes descargar ya mismo en tu dispositivo móvil.

Mazu

Desarrollado por una chica de 17 años de Vancouver llamada Christine, este título es una aventura de plataformas en la que la protagonista puede cambiar de forma a su antojo. Durante el curso de los distintos niveles deberá sortear los peligros de un misterioso bosque, con la ayuda de sus transformaciones en ratón, nutria o zorro.

Ecoverse

Este es el título que Dakota, una adolescente de 14 años de California, ha elegido para su aplicación ganadora. En esta ocasión, deberemos navegar por la galaxia en busca de planetas que restaurar. Para ello, aunque aún se encuentre en una fase primigenia, la desarrolladora nos invita a participar en distintos minijuegos.

Symphony

Una joven llamada Erin se encuentra detrás de la creación de este videojuego, que nos permite seguir a una niña, en un título que juega con los ritmos y la plataformas, que se encuentra buscando las partituras de su padre. La música, como podrás imaginar, es la gran protagonista.

Palette

Lauren, una adolescente de Alabama, ha creado este juego que ayudará, a todos aquellos que se sienten artistas de fino pincel, en la práctica de la mezcla de colores. Si consigues superar los distintos retos, se desbloqueará una obra pictórica de renombre y conocerás datos curiosos sobre la misma. Porque aprender mientras uno se divierte debería ser una norma básica de todo joven estudiante.

The other realm

Este videojuego, realizado por una chica de Wisconsin llamada Lily, tiene un cierto aire a aquellas aventuras gráficas que llenaron los ordenadores de la década de los 90. En esta ocasión, ayudaremos a Isabelle, una chica que acaba de despertarse en el interior de un árbol y no recuerda nada acerca de su pasado.