La idea de que las ciudades del futuro sean inteligentes se va imponiendo poco a poco, aunque no todos los gobiernos trabajan con la misma fuerza. Si hay un ejemplo que destaca por encima de todos es el de Hangzhou, la ciudad más inteligente del mundo.

A través de ‘City Brain’, esta ciudad de más de nueve millones de ciudadanos ya funciona con la inteligencia artificial. Al buscar en Wikipedia la definición de "ciudad inteligente", encontramos lo siguiente:

La «ciudad inteligente» a veces también llamada «ciudad eficiente» o «ciudad súper-eficiente», se refiere a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales.

Hangzhou emplea muchos de estos aspectos, aunque la polémica rodea su proyecto debido al gran control que ejerce sobre los habitantes. Antes de crear una opinión sobre esta "Smart City", vamos a conocer todos los detalles de su sistema. ¿Qué es ‘City Brain’ y cómo emplea la inteligencia artificial?

La ciudad más inteligente del planeta

Era 2016 cuando el gobierno de Hangzhou anunciaba una colaboración con Alibaba y Foxconn para cambiar completamente el rumbo de la ciudad. Todas las partes acordaban trabajar juntas para crear ‘City Brain’, el proyecto que establecería que el control de la ciudad lo tendría una inteligencia artificial.

A partir de ese momento, la idea estaba en marcha y ya está dando sus frutos. Podemos decir que Hangzhou es la ciudad más inteligente del planeta gracias al uso que hace la IA. Como leemos en IFLScience, la ciudad es más avanzada de lo que puedas llegar a imaginar.

La red neuronal que cambiará las ciudades ya está implantada en Hangzhou

Para lograr el control sobre la ciudad, la inteligencia artificial ha rastreado todos los datos posibles de los ciudadanos. Cuando decimos datos, nos referimos a información como actividad en las redes sociales, compras realizadas o los viajes que han hecho.

Todos estos datos han sido claves para crear una red neuronal capaz de gestionarlos y utilizarlos con un fin claro: el perfecto funcionamiento de la ciudad. Esta inteligencia artificial ya está en marcha, actuando en diferentes ámbitos como conocerás a continuación.

Según reporta RT, la red neuronal sirve para contar con un sistema de control del tráfico que muchas otras ciudades envidiarán (y pueden adoptar en pocos años). Este sistema se emplea para controlar el tráfico, solucionar grandes congestiones de coches e, incluso, para detectar accidentes que reporta rápidamente a los agentes de seguridad.

Gracias a la inteligencia artificial, este innovador sistema puede controlar los semáforos y tener en cuenta los cambios que se dan en el tráfico. ‘City Brain’ está conectada a los dispositivos móviles de los ciudadanos para avisarles de cualquier incidencia.

Hangzhou es definida como la ciudad más inteligente del mundo. Yingying

Nada queda fuera del conocimiento de los habitantes de Hangzhou gracias a este proyecto, que les avisa tanto del tráfico como del clima, así como de todas sus variaciones. Además, ‘City Brain’ también está conectada con las autoridades, por lo que estas están al tanto de todo lo que sucede en la ciudad.

¿Hangzhou, el futuro Gran Hermano de Orwell?

La inteligencia artificial instalada en Hangzhou hace que esta se posicione como la ciudad más desarrollada de China. Según los primeros reportes, la vigilancia y el control que esta establece sobre los ciudadanos han logrado reducir el nivel de atascos y el número de accidentes de tráficos y de delitos.

Pero no todo son ventajas con este sistema, obviamente, ya que pone en seria duda la privacidad de los ciudadanos. La mayoría de su información personal es cedida a las autoridades para que sean utilizadas por un algoritmo, hecho que no todos aceptaríamos.

Sin embargo, Xian-Sheng Hua, jefe de Inteligencia Artificial de Alibaba, no muestra preocupación por ese aspecto, sino todo lo contrario. Tal y como informa BreitBart, este directivo llegó a afirmar que "en China la gente tiene menos preocupaciones con la privacidad, lo que nos permite avanzar más rápido" en la Comisión Mundial de IA.

Los inconvenientes también existen en el proyecto de Hangzhou. TechNode

El hecho de que los ciudadanos no se interesen, aparentemente, por su privacidad, no le quita importancia a lo que está ocurriendo en China. El país se asemeja cada vez más al Gran Hermano que el escritor George Orwell creó para su novela distópica 1984.

Aludir a esa obra es irremediable cuando hablamos de las medidas que está tomando el gobierno chino para controlar a la población. Aquí es obligatorio también hablar del plan al estilo Black Mirror que van a sufrir todos los habitantes a partir de 2020. Te recomendamos echarle un vistazo al artículo, porque la serie de Netflix se queda en nada al compararla con el proyecto chino.

Está claro que ‘City Brain’ ha conseguido reducir aspectos aspectos negativos de la ciudad como el tráfico o el crimen, pero sacrificando algo muy importante como es la privacidad. ¿Lo peor? Parece que esta será una tendencia en el futuro de los países, que cada vez cuentan con más sistemas de vigilancia sobre los ciudadanos.