Las redes sociales están totalmente integradas en nuestras vidas, por lo que también somos partícipes de las modas que se van reflejando en ellas. ¿Recuerdas el Ice Bucket Challenge? Hace unos años, esta campaña solidaria se convirtió en un acto viral que dio la vuelta al mundo en tan solo unos días, como bien apunta The Huffington Post.

Otra de las tendencias en redes sociales fue liderada por el fidget spinner, el juguete pedagógico que protagonizó miles de publicaciones. Al igual que estas redes siguen su curso, así lo hacen los entretenimientos que se van convirtiendo en virales. La nueva moda que te sorprenderá llega de China y, de primeras, resulta inexplicable.

¿Qué pensarías si te dijéramos que comer hielo es algo que se hace por pura diversión? Pues, como lees, esto es algo totalmente real en el país oriental, aunque no se limita a la diversión, sino también al placer. Parece extraño conociendo solo estos datos, pero vamos a intentar descubrir cuál es la explicación real detrás de esta moda.

¿Por qué miles de chinos comparten estos vídeos?

Esa es la pregunta primordial que nos surge al conocer la nueva tendencia entre los jóvenes chinos. Sus redes sociales están repletas de vídeos en los que se les pueden ver comiendo hielo. Cada publicación en las que aparece esta actividad obtiene una gran respuesta por parte de los internautas, que pueden ver todo el contenido si entran en la etiqueta "como hielo".

Eso justo es lo que sucede en la app china Kwai que, como informa RT, fue el origen de esta extraña moda. Aunque nadie puede asegurar exactamente cómo empezó este movimiento, se cuentan ya por miles los vídeos de este tipo que están en la plataforma.

Los protagonistas de estas publicaciones tiran de creatividad a la hora de realizar los vídeos, como podrás a continuación. El hielo que comen aparece con diferentes formas, colores, tamaños, etc. Tal y como apunta el siguiente vídeo, tan solo 10 segundos son suficientes para ganar hasta 1 millón de visitas.

Has podido ver en las anteriores imágenes que este desafío no se basa solo en los típicos cubitos de hielo. Los creadores se encargan de arriesgar y podemos ver hielo en forma de bola, de mariposas coloridas o incluso corazones.

Muchos bloggers han seguido ya esta iniciativa, lo que ha provocado que se extienda aún más por las redes sociales de China. Y no te preocupes, que el frío no es ningún impedimento para estos arriesgados internautas, que han continuado con la tendencia pese a las bajas temperaturas invernales.

Si quieres ver algunos ejemplos, solo tienes que acudir a Instagram, esa red social de fotografía tan famosa en la cultura occidental. Ahí, buscando etiquetas como "comer hielo" o "como hielo", accederás a miles de vídeos de esta tendencia.

Ya has podido comprobar que comer hielo es una verdadera moda en el país chino, una actividad viral que se puede prolongar durante los próximos meses. Pero, al conocer la información, surge casi necesariamente una pregunta: ¿por qué se ha puesto de moda comer hielo en China?

Placer audiovisual en 10 segundos

Conocer por qué los jóvenes chinos se han aficionado a compartir vídeos en los que se les ve comer hielo es, obviamente, clave para entender esta moda y no tomársela como una simple broma. El principal objetivo de estos vídeos es crear placer visual y auditivo en aquellos que los ven.

Sí, el placer es la respuesta. Según apunta RT, la mayor parte de este tipo de contenido es publicado por cuentas relacionadas con ASMR, el fenómeno que provoca placer al escuchar ciertos sonidos. En este caso, los usuarios encuentran satisfacción al oír cómo se rompe el hielo, el sonido de la rotura es de gran importancia en el éxito de esta moda.

Pero no solo provocan placer auditivo, los vídeos en los que se come hielo también aportan relax por su aspecto. Ver a gente comiendo hielo de diferentes características es un método de relajación para los seguidores de esta tendencia, eso que definen como "placer visual", como apunta El País.

Comer hielo es la nueva moda inexplicable en las redes sociales chinas. RT

Esa relajación procedente del aspecto visual no es nada extraña si tenemos en cuenta el gran trabajo que hacen los protagonistas en lo que a la estética se refiere. Y es que resulta complicado encontrar más de un vídeo en el que hielo tenga la misma forma. Además, no solo está hecho de agua, sino que también lo realizan con leche o chocolate.

Cuanto mayor sea el sonido provocado por la rotura del hielo, mayor es el placer sonoro que causa en los espectadores. Ese placer es la razón principal de que estos vídeos estén arrasando en China y amenacen con extenderse por el resto del mundo.

Quién sabe, quizás en unos meses estaremos informando sobre la extraña moda que domina redes sociales como Twitter o Facebook, no descartamos esa idea.