Hay una serie de elementos que forman parte de la cultura de una generación. Si estás leyendo esto y has nacido entre los años 70 y 90, estarás de acuerdo con nosotros en que las cintas VHS representa uno de esos iconos culturales.

Es posible que las nuevas generaciones no sepan exactamente de qué se trata, por lo que les recomendamos una visita a la tecnología de los 80. El streaming ya se ha adueñado del mundo, pero debemos tener siempre presente la importancia que las cintas VHS tuvieron en el pasado.

La transferencia de las cintas a tu ordenador traerá a tu vida esos vídeos que considerabas perdidos

Cumpleaños, comuniones, bodas, películas, programas o cualquier evento importante en general quedaba grabado en esas cintas de plástico que podían ser incluso regrabadas en varias ocasiones. Desgraciadamente, y como ya sabrás, los años pasaron y estos elementos pasaron a mejor vida.

Esperamos que te hayas despedido aún de las cintas VHS que tenías por casa, ya que vamos a explicarte cómo puedes pasarlas al ordenador para revivir todas las memorias guardadas en ellas. Cuidado, porque los momentos más vergonzosos de tu pasado, como el primer baño, pueden salir a la luz.

Cómo pasar tus cintas VHS al ordenador

Pasar todo el material que tienes almacenado en esas cintas ya desfasadas es fácil y no requerirá gran parte de tu tiempo. Además, tampoco necesitas muchos accesorios para conseguirlo. Siempre es una opción llevarlo a una tienda para que lo haga un experto, pero consideramos más rentable que tú mismo aprendas a hacerlo.

Para pasar todos esos vídeos que quieres al ordenador, es necesario contar con un reproductor de cintas VHS como los que había en todos los hogares hace unos años. Obviamente, también es obligatorio contar con un ordenador que disponga de unidad CD-ROM.

Finalmente, debes tener el conversor necesario que conecte el reproductor de vídeo con el ordenador. El mismo debe tener 3 conectores RCA hembra (blanco, rojo y amarillo) y un conector S-video (negro y de mayor diámetro), como bien indica OCU, y USB en el otro extremo.

El conversor es el accesorio clave para poder realizar este proceso. OCU

El adaptador debe ser OUT, es decir, que lleve el vídeo desde las cintas VHS hasta el ordenador. Una vez conseguido ese conversor, tan solo necesitarás tener a mano la cinta VHS que quieres digitalizar.

Cuando tengas todos los elementos a tu disposición, deberás conectar todos los cables, es decir, el extremo del USB al ordenador y el de RCA al reproductor de vídeo. Para que pueda comenzar el proceso, instala el software del conversor en tu equipo insertándolo en el lector de CD.

Por un bajo precio, podrás pasar todas las cintas VHS al ordenador

Una vez instalado el programa, ábrelo para conocer todas sus características. Normalmente, podrás controlar qué parte del vídeo deseas grabar exactamente, así como el audio y la calidad de imagen. Recuerda que esta última no será tan buena como la de los DVDs, ya que las condiciones de grabación eran inferiores que en la actualidad.

Todo está preparado, ya solo queda que pulses en "Capturar vídeo" y todos los elementos trabajen a la vez para conseguir el objetivo. Cuando termine esa grabación, un archivo en formato digital se habrá creado en tu ordenador. Si lo deseas, puedes abrirlo en el propio equipo para comprobar si estás satisfecho con el resultado o pasarlo a un DVD para verlo en el reproductor adecuado.

Rapidez y bajo precio definen el proceso

Ya no puedes decir que los avances tecnológicos te han quedado sin los recuerdos más importantes de tu vida. Pasar las grabaciones de la boda de tu prima o de tu décimo cumpleaños al ordenador apenas te requerirá tiempo y esfuerzo.

Pasar tus cintas VHS al ordenador es más fácil de lo que imaginabas. Blog Vista

Además, el conversor, elemento necesario y que no solemos tener por casa, no tiene un precio excesivo, ya que un modelo simple ronda los 25€-30€. Controlar el programa en tu ordenador será lo último que debas hacer para tener en tu ordenador todas las grabaciones de esas cintas VHS que tantas alegrías nos dieron en el pasado.