El universo de las criptomonedas está en un primer plano desde el año 2017. La subida en vía libre del Bitcoin y otras divisas digitales provocó que su expectación fuese máxima. Tras un 2018 convulso en lo que se refiere a su cotización, el año pasado dio paso a una nueva senda de crecimiento, algo que se ha hecho más notable en los primeros compases de 2020.

Ahora bien, ¿es la única función que puede llegar a tener la moneda virtual? Al igual que ocurre con cualquier bien que el público crea que tiene un valor determinado, podrá ser intercambiado por otros productos. Esto es así desde que comenzaron a producirse las primeras transacciones bajo la denominada economía del trueque. Las criptomonedas, simplemente, dan una vuelta de tuerca a este concepto.

La confianza en un valor es fundamental para que pueda generar plusvalías

¿Hasta qué punto se pueden utilizar porciones, por ejemplo, de Bitcoin para pagar una casa, un coche o, simplemente, la cesta de la compra? Varios son los aspectos a tener en cuenta en este sentido. Entre ellos, cabe destacar, principalmente, 2 fundamentales; la confianza de los consumidores y productores y, por otro lado, la regulación por parte de un ente público.

Respecto a este último apartado, no hay una entidad que se encargue de vigilar las oscilaciones de los precios. Simplemente, son las plataformas de trading como Bitcoin Profit, las que se encargan de gestionar las operaciones de compra y venta de porciones de criptomonedas. Más allá de ello, no obstante, hay camino para explorar nuevas oportunidades.

Bitcoin y criptomonedas como sistema de pago y mercancía

¿Quién no recuerda, bajo títulos sensacionalistas, cómo un usuario llegó a pagar el equivalente a 25 millones de dólares por 2 pizzas? Sí, esto es justo lo que ocurrió hace ya unos años. Por aquel entonces, el precio de cotización era ínfimo, por lo que un usuario tuvo la pésima idea de comerciar con un valor que, por aquel entonces, jamás pensaría que podría haberle hecho rico.

Las criptomonedas están formando parte del sistema económico por su mayor demanda por parte del público. Pibank

Aquel episodio, no obstante, abrió una nueva forma de entender la economía más allá de la presencia de las clásicas divisas reconocidas por los Estados. ¡Hasta algunos de ellos han creado una para fortalecer su propia economía! Es pronto para pensar que, en unos años, pagaremos en el supermercado con monedas cuyo valor está basado en nuestra confianza.

El Bitcoin y similares está ganando más usuarios con el paso del tiempo

Lo que sí está claro es que, si se mantiene el atractivo que está teniendo criptomonedas como el Bitcoin, los países tendrán muy difícil eliminar esta fuente de ganancias. Y bien, ¿por qué está resultado tan sencillo apostar por estos productos en vez de otros títulos más sencillos como las obligaciones de deuda de empresas o las clásicas acciones bursátiles? Su operativa es más sencilla.

La cierta opacidad de estos instrumentos financieros hace difícil la investigación por los entes públicos de los Estados. De hecho, solamente en el momento en el que se produce la conversión de la divisa digital a una reconocida por las potencias mundiales, se produce del devengo de las correspondientes rentas a tributar. ¿Por qué, en otro sentido, merece la pena operar? He aquí algunas claves.

Mayores beneficios por la mejora de las plataformas

Al invertir en criptomonedas, es importante valorar qué tipo de herramienta se va a utilizar para adquirir o vender partes de las monedas digitales. En este sentido, es fundamental optar por una opción que disponga de la función ‘tiempo real’. Gracias a esta cualidad, se podrá conocer, en todo momento, cuál es la cotización exacta a la que está moviéndose.

El Bitcoin y resto de criptomonedas son nuevos elementos clave en las economías actuales. NATV

Además, es importante apostar por un software que permita conocer en qué momento es mejor entrar o salir con una operativa favorable. Para ello, están desarrollándose programas especializados que son capaces de anticipar movimientos del precio de los productos en base a una inteligencia artificial que ha monitorizado las múltiples oscilaciones en el coste.

Estamos ante un momento clave en el universo de las criptomonedas

Por otro lado, se recomienda la utilización de plataformas que cuenten con algún reconocimiento otorgado por organizaciones internacionales de prestigio en el sistema financiero. De esta forma, evitarás posibles fraudes o estafas.

¿Ha llegado el momento de invertir en criptomonedas? Teniendo en cuenta el ciclo económico actual, su potencial y plausible recorrido como valores refugio convierten a estos productos en una buena forma de obtener una rentabilidad futura. Aun así, es importante que este escenario está basado, simplemente, en una opinión.