Amazon pasó de centrarse principalmente en el mercado eBook a dominar el comercio online a nivel mundial. De hecho, podemos decir que si hay algo que no está en Amazon, o está fuera de la ley o no existe. El imperio comercial de la compañía ha llevado a que puedan dilucidar un futuro de éxito en la industria de este canal de venta.

Una mayor seguridad en los pagos por Internet, unido a una mayor confianza por parte de los usuarios de la plataforma, han sido factores clave para que la firma disponga a día de hoy de una gran cuota de mercado. Ahora, bien, ¿por qué Amazon está ideando propuestas inverosímiles respecto al reparto del futuro?

Amazon dispone de una gran variedad de máquinas programadas

La tecnología robótica es solo importante para el gestor de pedidos en el mundo de la logística. Poseen inmensos almacenes desde los que se envían los productos, pero no solo este es el único espacio en el que entra en juego el uso de maquinaria programada.

El mercado del transporte es la base de negocio de Amazon, por lo que una gran parte de sus costes derivan de este departamento. ¿Cómo paliarlos en el futuro? Mediante las entregas mediante drones. Esto, no obstante, deberá superar algunos obstáculos aún, como son la legalidad en algunos de sus mercados principales o la tecnología que estos precisan.

Hace unos días ya pudimos ver cómo UPS había logrado crear una plataforma sobre una de las furgonetas de reparto. la entrega de paquetes mediante la técnica del dron será una realidad muy pronto, por lo que deben idearse propuestas para evitar problemas relacionados con posibles futuros accidentes.

No parece tan descabelladas las lluvias de drones

No en sentido literal, por supuesto, pero al ser una máquina, puede fallar en cualquier momento, ¿por qué no? Son estructuras que suelen pesar, al menos, un par de kilogramos, por lo que si lo multiplicamos por la velocidad que alcanzarían si dejasen de funcionar en plena caída, podríamos estar hablando de poner en un serio riesgo la integridad de las personas.

Los drones de Amazon se inmolarán para evitar daños personales o materiales. SalesSupply

Amazon está valorando todas las posibles situaciones que pueden derivarse en el empleo de drones, por lo que ya está ideando sus parches para evitar males mayores cuando se estandarice esta nueva forma de entrega de paquetería.

La compañía logística, según se puede leer en el portal Gizmodo, contará con un sistema propio de autodestrucción que provocaría el impacto de componentes de gran envergadura sobre cualquier cabeza. De hecho, según se puede leer en dicho medio, dicha explosión no sería aparatosa, pero tampoco dejaría prácticamente rastro alguno del dron.

El acoplamiento de un paracaídas podría ser la solución al problema

Y te preguntarás, ¿qué es lo que ocurriría, entonces, con el paquete que transportaba? La empresa estaría barajando diversas alternativas, pero la que habría obtenido un mayor peso en los últimos meses sería la adecuación de una especie de paracaídas para amortiguar el golpe. De esta manera, la mercancía podría llegar a la superficie sin que se deteriorase.

La solución todavía no ha sido probada por la compañía, pero en los próximos meses podría anticiparse un nuevo proyecto que consiguiese acoplar tecnología referida a lo dispuesto en este proyecto.

Amazon sabe del alto coste del factor trabajo

Gran parte de los costes derivados de su gama de mercado pertenecen al equipo humano. El sector del transporte y entrega de paquetería está viviendo una época soñada por el desarrollo del comercio online y la globalización. La industria vive uno de sus momentos de mayor apogeo en relación a la creación de empleo.

Los drones de Amazon podrían llegar antes de lo que nos imaginamos. Autoevolution

Sin embargo, esta situación podría girarse 180° a tenor de los resultados de las futuras innovaciones que se den en materia de movilidad y transporte de mercancías. ¿Está viviendo el mercado de la logística los últimos coletazos conforme la conocemos actualmente? ¿Cuándo se popularizará la utilización de drones y máquinas autómatas para la entrega de paquetes?

Podría producirse en una reconversión del puesto de trabajo del transportista

Por fortuna, este tipo de sistemas robotizados estarán, con suerte, manejados por la persona que se encargaba de realizar el reparto. No obstante, en un futuro más lejano podría enviarse el paquete directamente al introducir un código con la dirección de destino sin que intervenga más que un único operador. ¿Cuándo tiempo queda para ello? Ya podría verse en la segunda mitad de la década que llega.

Así pues, habrá que estar atento a ver cómo encara esta nueva tecnología que está a punto de convertirse en una nueva forma de entrega de paquetes. Solo viendo cómo juega en el mercado esta alternativa se verá si la sociedad está dispuesta a recibir los envíos por un canal completamente disruptivo y futurista.