Se ha convertido en una de las noticias más destacadas en las últimas semanas a nivel internacional. Un equipo de fútbol, con su entrenador al mando, ha quedado completamente atrapado en una cueva a nada más y nada menos que 4 kilómetros del único punto de acceso a la gruta.

Como era de esperar, la estrategia de rescate que está diseñándose no está todavía muy clara, por lo que la interpretación de posibles soluciones todavía tiene cabida. En este sentido, voces como la de Elon Musk, una de las personas más influyentes en términos de tecnología, podrían tener un importante papel a la hora de realizar un plan de rescate.

The Boring Company dispone de herramientas como para contribuir al rescate

¿Qué haría el magnate sudafricano? Llegados a este punto, es muy importante recordar cómo una de las compañías que posee bajo su dirección está especialmente relacionada en cavar túneles. ¿Podría contemplarse esta posibilidad o está abocada al fracaso? Hace tan solo un par de días, fue preguntado en las redes sociales sobre un caso que no para de contar con más y más expectación.

El propio Elon Musk, al juzgar por su respuesta, no parece estar valorando la inclusión de tecnología de The Boring Company para salvar a este grupo de personas. Esto es así ya que es una idea que parece que no tendría buena acogida por el peligro que correría cada una de las personas atrapadas.

Entonces, ¿cuál sería el plan que sería más del agrado del fundador de compañías como Tesla? Sus comentarios no han pasado desapercibidos en la comunidad tuitera, lugar escogido frecuentemente por él cuando se posiciona sobre algún tema en particular.

Nada de argumentación sobre un acontecimiento histórico

A cada paso que se da en relación con esta noticia, más notoriedad adquiere en la sociedad. La muerte de uno de los buzos que participaba en las labores de rescate no ha hecho que posicionar, todavía más, este asunto en el primer plano noticiario. Era de esperar que algún día sería el propio Elon Musk el que sería preguntado sobre ello.

Tal y como se puede observar en las declaraciones anteriores, no ha despejado ninguna duda al respecto. No obstante, argumenta que estaría encantado de colaborar si se requiriesen sus servicios. Afirma que el Gobierno tailandés cuenta con todo bajo control en unas tareas de rescate que se han vuelto famosas a nivel internacional.

Cavar un túnel se ha descartado por el peligro de desprendimientos

Cavando un túnel podría ser una solución que podría tener sentido en términos de distancia. De esta forma, se accedería de manera sencilla al lugar en el que se encuentran los integrantes del equipo de fútbol. El problema reside en el riesgo que se corre al desplazar la tierra, algo que podría provocar el desmoronamiento del techo de la cueva.

Entonces, cómo esperan salir de un espacio en el que actualmente no corren peligro? La dificultad, como era de esperar, está relacionada con el recorrido de 4 kilómetros que separa el lugar en el que se encuentran del acceso desde la superficie.

La alternativa con más opciones en la actualidad

En las últimas horas, a pesar del fallecimiento de uno de los rescatistas, la idea de rescate realizando la vuelta es la que tiene más probabilidades de producirse. ¿Cómo tendría lugar? Para ello, todas las personas atrapadas recibirán instrucciones sobre buceo y natación, lo cual requerirá todavía unos días.

Las personas atrapadas deberán recorren 4 kilómetros para salir a la superficie. BGR

El problema principal, según se puede observar en el mapa anterior, reside en la parte central de recorrido. Un descenso y posterior ascenso, en forma de U, obligada a la expedición a la instalación de una cuerda que servirá de guía para los miembros del equipo deportivo.

Se están ofreciendo clases de natación y buceo a los afectados

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, las condiciones del terreno no serán las más favorables para superar esta misión. Por ello, se ofrecerán clases prácticas en el pequeño espacio que poseen en el interior de la gruta con el objetivo de prepararles para la expedición de vuelta.

Al cierre de la edición, ya son casi 15 días los que permanecen atrapados en un espacio en el que pueden recibir alimentos. No obstante, todavía quedan unas semanas para la finalización de las lluvias monzónicas que asolan el país cada año. ¿Cuándo se decidirá el desenlace? Ni siquiera esto se conoce a la perfección.