Facebook decidió en 2015 trabajar en una app similar a Google Fotos, que permitiese a los usuarios almacenar y compartir sus fotografías con la ayuda del software de reconocimiento facial de la compañía. La intención era buena, pero la aplicación no tuvo el desarrollo deseado, lo que la condenó al desastre.

Lejos de contar con una IA que solo necesita unos segundos para darle color a fotos en blanco y negro, Moments destacaba por sus fallos a la hora de subir las fotos a Facebook. Viendo los problemas que sufría, la compañía ha pensado que la mejor solución es cerrar la app el 25 de febrero.

Facebook echa el cierre a Moments

La noticia del cierre, anunciada por CNET, no ha sorprendido a nadie viendo la mala situación que atravesaba la app. Pocos usuarios se verán afectados por esta clausura, ya que Moments no había logrado llamar la atención del público de forma notoria.

"Vamos a finalizar con el soporte para la aplicación Moments, que originalmente lanzamos como un lugar para que las personas guarden sus fotos", ha explicado Rushabh Doshi, director de gestión de productos para Moments. Conscientes de la importancia de las imágenes, Facebook ofrecerá nuevos métodos para almacenarlas dentro de la app de la red social.

Facebook cerrará Moments, su app de fotografía, el 25 de febrero. Facebook Moments

El 25 de febrero será el último día que Moments esté disponible para los usuarios, por lo que es recomendable que estos saquen todo el contenido que habían subido a la plataforma si no quieren perderlo. Facebook ha habilitado una herramienta para la exportación de las imágenes de Moments que estará disponible hasta mayo.

Según reporta The Verge, Moments fallaba al vincular las fotos que los usuarios subían con Facebook. Tras analizar con los datos de los usuarios para saber quiénes eran amigos, por ejemplo, las imágenes no se llegaban a subir a la red social y quedaban en tierra de nadie. La falta de usuarios puede ser la razón principal del cierre de Moments, pero la falta de avances en la app también ha tenido mucho que ver.