Ya han pasado unos meses desde que Google anunciase en su congreso de desarrolladores de 2018 que trabajaba en una Inteligencia Artificial que colorease las fotos en blanco y negro. Esa información se convirtió, de inmediato, en una de las grandes novedades de Google I/O 2018, de la que ahora tenemos mucho más detalles.

Si tienes fotografías en blanco y negro que sea por gusto, no por falta de tecnología

Google Photos, la app de fotografía de la compañía, contará en el futuro con una herramienta de gran impacto. ¿Cómo consigue esta IA darle color a las fotos en blanco y negro? ¿Cómo ha sido su proceso de entrenamiento? ¿Se sabe algo sobre su llegada a Photos?

Así funciona la IA artista de Google

La compañía de Alphabet ha querido explicar al mundo cómo trabaja realmente esa Inteligencia Artificial que tanto nos ha asombrado. Colorear las fotos en blanco y negro con su app de fotografía será pronto una realidad y por ello debemos darle las gracias a Google. Como hemos mencionado anteriormente, toda la información ha sido publicada en el blog que tiene la empresa para hablar de IA.

Al igual que sucede con el resto de redes neuronales, Google tuvo que entrenar su Inteligencia Artificial para que aprendiera a recolorizar las fotografías en escala de grises. Tal y como afirma la propia compañía, la coherencia temporal del color ofrece importantes datos de entrenamiento que facilitan que las máquinas aprendan a rastrear ciertas regiones en el vídeo.

Todo comenzó con la base de datos de Kinetics, que cuenta con vídeos de actividades cotidianas. Para enseñar a colorizar a la IA optaron por mostrarle cómo era el camino contrario. Seleccionaron varias imágenes con color y las convirtieron en blanco y negro, exceptuando el primer fotograma de las mismas. El siguiente trabajo correspondía a una red convolucional.

Gracias a un sofisticado sistema, solo segundos son necesarios para conseguir el color.

Esa red se encarga de predecir cuáles son los colores originales en los fotogramas posteriores al primero. Al contar solo con una imagen de referencia en color, la IA aprende a localizar la región correcta de la que debe copiar los colores originales. Tomando como punto de inicio esa primera imagen, la herramienta de Google puede aplicar los colores necesarios en el resto del vídeo.

La Inteligencia Artificial que coloriza imágenes en blanco y negro no solo ha aprendido a trabajar con regiones del vídeo, sino también con objetos específicos. Al aprender a detectar objetos y sus colores para darle color a los siguientes fotogramas, la IA también entrenó para poder rastrear la trayectoria de los mismos.

Una IA con otras funciones muy prometedoras

Google ha sometido a su Inteligencia Artificial de Photos a un entrenamiento exhaustivo que ahora le permite mostrar sus múltiples funciones. Gracias a ese duro trabajo, esta red neuronal no sirve solo para colorizar imágenes en blanco y negro, sino también para hacer un seguimiento eficaz a regiones y objetos mostrados en un vídeo.

La red no está entrenada para que identifique identidades, pero sí puede rastrear cualquier región visual que se vea en el primer fotograma del vídeo, ese que aparece en color. No importa si son regiones difusas, objetos delineados o un solo punto, la IA puede seguirlos a lo largo de todo el vídeo.

Otro de los datos asombrosos que encontraron aquellos que trabajaron con esta Inteligencia Artificial es que también puede rastrear poses humanas si se le ofrecen unos puntos claves. Los desarrolladores nunca llegaron a enseñarle esta función a la red neuronal, es decir, la aprendió sola al trabajar el aspecto de la colorización.

La IA de Google también puede rastrear las poses de personas.

Aunque Google aún está desarrollando esta herramienta, sus representantes han confirmado que ya rastrea regiones de vídeo y posturas humanas con más eficacia que otros modelos basados en el flujo óptico. Todo apunta a que será capaz de superar a otras redes cuando se trate de seguimiento en imágenes con fondos dinámicos, movimientos rápidos y oclusiones.

Google ya piensa en mejorar

Aunque parezca que la IA dedicada a colorizar imágenes en blanco y negro está casi lista para salir a escena, aún quedan algunos retoques que realizar para que la IA sea perfecta.

El sistema cuenta con algunos fallos relacionados con la colorización en concreto. Según explican los propios responsables, solucionar esos fallos y mejorar su funcionamiento puede suponer a su vez un mejor rendimiento de la función de seguimiento y rastreo autosupervisado. De esa forma, Google tendrá dos herramientas en una, ambas muy interesantes para el futuro.

Queda claro que Photos aún tardará un tiempo en colorear tus fotos en blanco y negro debido a esos detalles que aún hay que mejorar. ¿Llegará junto al software que retoca tus fotos antes de que las hagas? Toca esperar un tiempo.