Hoy en día, sigue siendo una realidad interactuar con nuestros televisores con la ayuda del clásico mando a distancia. Seamos sinceros, no existe demasiada diferencia entre cambiar de canal con el mismo o utilizar la tecnología más innovadora, como podría introducir Samsung próximamente, con la gestión de todo lo relativo a sus televisiones, gracias a Google Assistant.

Ok, Google, pon MasterChef en La 1

Parece ser que entre los planes de futuro a corto plazo de la compañía surcoreana, estaría la introducción del asistente virtual de la compañía de Mountain View en sus televisores inteligentes. Tal y como informan los compañeros del medio de comunicación online The Verge, parece ser que la ayuda que proporcionaría este asistente iría enfocada a sustituir las tareas que podrían realizarse con el mando a distancia, tales como cambiar la fuente que queremos ver o subir o bajar el volumen. Eso sí, Google Assistant deberá convivir con Bixby, el asistente de Samsung, quienes se resisten a dejarlo morir, a pesar de su falta de competitividad frente a los grandes del sector como Alexa, el propio Google Assistant o Siri.

Los televisores de Samsung podrían añadir la tecnología de Google. 9to5Google
Las Vegas podría ser testigo del enlace entre Samsung y Google

El medio de comunicación Variety ha publicado también información al respecto y asegura que en el próximo gran evento tecnológico, que se celebrará como cada año en la ciudad estadounidense de Las Vegas, el conocido CES, podría servir como lugar de presentación del acuerdo entre ambos gigantes de la tecnología.

El sonido será un elemento esencial en los próximos televisores de la firma

Además, Samsung podría aprovechar para incrementar las funcionalidades de sus televisores y añadir un sonido mejorado. Sus dispositivos tendrían la particularidad de, como ya realizan altavoces como el HomePod, adaptarse al entorno donde se encuentran y gestionar los espacios para ganar en calidad. Sea como sea, Samsung necesita ganar popularidad el próximo año, porque su 2018 no ha sido tan importante como podía vaticinarse.