En la vida se pueden cometer errores. Yo los cometo, tú seguramente los cometes a diario y, como no puede ser de otra manera, las grandes empresas también los cometen. Reconoces tus errores y los intentas solventar de la mejor manera posible. Google parece, a juzgar por las últimas informaciones a las que hemos podido tener acceso, que es reticente en la admisión de ciertos errores, tan importantes, que una solución en días sería el lógico desenlace. Parece que confían demasiado en sus seguidores.

Fotografía y vídeo en el punto de mira

Una de las primeras características que pudimos ver cómo Google eliminaba, respecto a la generación anterior de su dispositivo estrella, era el almacenamiento ilimitado en Google Fotos. Sin embargo, a pesar de que el asunto ya parece problemático de por sí, recordemos que las capacidades de los Pixel 4 no llegan a los 256Gb de almacenamiento interno, la noticia se lía un poco más cuando nos enteramos que los teléfonos móviles de Apple sí disponen de esta característica. ¿La solución? Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Android Police, Google ha calificado esta discrepancia de bug y, además, está trabajando en solucionarlo. Así que, ni los usuarios del Pixel 4 ni los usuarios de dispositivos iOS tendrán disponible este almacenamiento.

Google Fotos es uno de los puntos críticos del nuevo Pixel 4. Andro4all
No podrás grabar vídeo en 4K a 60fps

En otro orden de cosas, aunque relacionado con la parte multimedia del dispositivo de la empresa de Mountain View, sabemos la razón por la que los nuevos terminales no graban vídeo en resolución 4K y 60fps. Según la información obtenida de la cuenta de Twitter de Google, sabemos que, otra vez, el almacenamiento es el culpable de dicho punto en contra de la grabación de vídeo con el Pixel 4. En este escueto tweet Google asegura que:

Pixel 4 soporta la grabación de vídeo en 4K en la cámara trasera a 30fps. Pensamos que la mayoría de usuarios se quedan con los 1080p, así que hemos centrado nuestras energías en mejorar la calidad en este modo, en contra de habilitar la grabación en el modo 4K a 60fps, que podría utilizar medio gigabyte de almacenamiento por minuto.

A vueltas con el reconocimiento facial

Por si aún no sabes la polémica surgida alrededor del desbloqueo facial del nuevo Pixel 4, te lo resumo bravemente. Los nuevos dispositivos de Google han eliminado el sensor de huellas dactilares para aventurarse en el reconocimiento facial, incorporando sensores en la parte delantera del dispositivo. Sin embargo, a pesar de que estos sensores escanean la cara de usuario midiendo la profundidad, los nuevos teléfonos pueden ser desbloqueados aunque el usuario esté con los ojos cerrados. Es decir, que si alguien coge tu Pixel 4 mientras duermes o estás inconsciente, puede acceder al contenido de tu terminal. Ahora, gracias a la información que hemos podido leer en el medio de comunicación especializado The Verge, sabemos que habrá solución en el horizonte.

El reconocimiento facial está siendo un quebradero de cabeza para Google. Digital Trends
Google sigue sin solucionar el asunto, ya que únicamente promete una futura actualización

A pesar de que se han podido ver imágenes de las opciones del desbloqueo del Pixel 4, donde podías marcar la casilla de Requerir ojos abiertos, los terminales de prueba del evento y las unidades que se están enviando aún no tienen esta característica incorporada. Parece ser que habrá una actualización de software que arregle el error y que permita a los usuarios del Pixel 4 estar más seguros con su dispositivo. La breve declaración de Google asegura que:

Hemos estado trabajando en una opción que requiera que los ojos del usuario estén abiertos para desbloquear el teléfono y que llegará en una actualización de software en los próximos meses. Mientras, si algún usuario del Pixel 4 está preocupado que alguien pueda desbloquear su terminal, puede activar una característica de seguridad que requiere de un pin, patrón o contraseña para el siguiente desbloqueo. El desbloqueo facial del Pixel 4 reúne los requerimientos de seguridad como sistema biométrico y puede ser utilizado para pagos y autenticación en aplicaciones, incluyendo las apps bancarias. Es resistente contra intentos no válidos de desbloqueo a través de otros métodos, como máscaras.