Los discapacitados tienen que enfrentarse a retos diarios. Y es que al hecho de contar con una discapacidad que limite en mayor o menor medida su vida, se unen las cosas pequeñas, tan pequeñas y molestas como un bordillo. Es increíble que en pleno siglo XXI en el que disfrutamos de todo tipo de comodidades tecnológicas, todavía encontremos comercios, portales o incluso aceras inaccesibles para parte de la población. Una vergüenza.

Afortunadamente, alguien ha decidido ponerse manos a la obra y aprovechar toda esa tecnología para hacer la vida más fácil a las personas que ven en la silla de ruedas una extensión de su cuerpo. Su nombre es HexHog y es una silla todoterreno, lo que posibilita no solo burlar esos malditos escalones sino disfrutar también de un salvaje paseo por el monte o la playa. Lo que siempre habías soñado, ahora por fin se hace realidad.

El único límite es tu resistencia física

Como detallan en Mashable, tras el proyecto HexHog se esconden más de 5 años de pruebas y desarrollo en las condiciones más extremas para lograr una silla digna de los más aventureros. Para que el único límite que puedas ponerte sea tu resistencia física.

HexHog combina las ventajas de una silla de ruedas eléctrica y un todoterreno de forma compacta. De este modo, aunque tu movilidad esté limitada, podrás disfrutar de mar y montaña con total independencia. Cosas simples que no valoramos, pero que cuando perdemos ansiamos… no hay más que ver la alegría de las personas que ven, huelen o andan por primera vez.

La primera silla de ruedas para la que un bordillo es un juego de niños. Hexhog

Principales características de HexHog

Chasis flexible

HexHog cuenta con un chasis patentado y flexible que proporciona estabilidad sin necesidad de inclinarse o soportar baches. De este modo, su mecanismo se asegura de que las 6 sillas que componen HexHog están en contacto con el suelo o las rocas minimizando el movimiento del asiento.

Batería a prueba de rutas

La batería de HexHog es de ion litio (como las de los móviles pero en grande), es decir que no funciona con combustible, evitando cualquier tipo de ruidos, vibraciones o humos para lograr el movimiento. Además se carga en solo dos horas.

Máxima comodidad

La silla cuenta con un sistema de transferencia que desplaza la posición del asiento independiente de la posición de las ruedas, para que el usuario siempre se encuentre en una postura ergonómica y cómoda, a pesar de la dureza de la ruta.

Tracción a las 6 ruedas

Lo de la tracción a las 4 ruedas de los anuncios de todoterrenos se queda atrás comparado con la HexHog, que cuenta con tracción en sus seis ruedas. Gracias a la acción conjunta con los motores y la transmisión se logra que esta silla todoterreno pueda ir a través del agua, zonas pantanosas llenas de barro, cruzar la nieve o la arena sin reducir su rendimiento.

No importa tu grado de discapacidad

Su arquitectura de accionamiento electrónico proporciona independencia total al usuario. ¿Qué quiere decir esto? Que puedes controlarla gracias a un joystick programable que te permitirá dirigir la silla al milímetro por pendientes pronunciadas. Además, se puede ajustar a medida en función de tu tipo de conducción o de movilidad reducida.

¿Quién puede resistirse a una HexHog?

Como único defecto de la silla HexHog destacaría sus dimensiones: mide 1,22 metros y pesa 275 kilogramos, lo que no la hace muy transportable en un coche estándar. No obstante, siempre puedes aprovechar y darte un paseo (alcanza los 13,6 km/h), ir a pescar… ¿Quién quiere montar en coche cuando puede gozar de un buen paseo por cualquier terreno?

Desde luego, esta silla es una gran alternativa a la silla de ruedas tradicional que permite llegar mucho más lejos. No solo a personas activas y deportistas, sino simplemente gente que no quiere barreras en su vida, porque no solo puede usarse para hacer deporte, sino también para el día a día.

Por el momento en la web oficial de HexHog no se detalla cuándo se comercializará ni su precio, pero seguro que hay muchas personas interesadas en ella.