Sin lugar a dudas, el conflicto iniciado, por una supuesta guerra comercial, entre Estados Unidos y China va camino de salpicar a muchos fabricantes y empresas de ambos países. En los últimos días, sin embargo, quien se está llevando todos los palos y todas las miradas es la empresa tecnológica Huawei. Como existe información desde todos los ángulos, su fundador ha salido a aclarar ciertos aspectos de la polémica.

Licencia temporal hasta agosto

Hemos escuchado, a lo largo de los últimos días, tal cantidad de noticias, y opiniones explosivas que buscan generar visitas con falsas informaciones, que es complicado discernir la verdad de lo sensacionalista. Lo que es seguro es que Estados Unidos está inmerso en una cruzada contra el gobierno chino y que Huawei es una de las primeras víctimas colaterales. Sin embargo, la situación no es tan dramática, por el momento, como se puede pensar. El fundador de la empresa, Ren Zhengfei, ha hablado acerca de la licencia temporal de 90 días que el gobierno norteamericano ha otorgado a la compañía asiática.

Imagen de archivo de Ren Zhengfei. (YouTube)[https://www.youtube.com/]
Aún queda tiempo para que cualquier usuario de Huawei se vea afectado por esta guerra comercial

Hasta el próximo 19 de agosto, Huawei tendrá tiempo de entablar conversaciones con las operadoras del país y generar distintos acuerdos para revertir esta situación de bloqueo. El fundador ha querido mostrar el músculo de Huawei y, de paso, calmar las aguas frente a EEUU. En declaraciones recogidas por el medio de comunicación Global Times, Ren Zhengfei asegura que:

En este momento crítico, estoy muy agradecido a las compañías norteamericanas, ya que han contribuido al desarrollo de Huawei y se han mostrado conscientes en este asunto. Por lo que puedo conocer, las compañías de EEUU están haciendo esfuerzos para convencer al gobierno de su país y que permita la cooperación con Huawei. Siempre hemos necesitado de la tecnología norteamericana y no podemos dejar de lado los productos americanos con una mente estrecha.