En los últimos años, los episodios depresivos se han generalizado en la sociedad. Los motivos pueden ser distintos a los que podrían ser causa en el pasado, pero **se ha incrementado el número de casos. Esta enfermedad está especialmente relacionada con el estilo de vida de las personas y todo cuanto ocurre a su alrededor. Ahora bien, ¿cuándo se sabe que se padece esta patología?

En muchos casos, contar con un diagnóstico anticipado puede llegar a ser fundamental para garantizar un tratamiento adecuado. Sin embargo, no siempre es sencillo detectar que se padece este u otro trastorno. En ocasiones, se requiere la realización de varias pruebas y análisis para confirmar los síntomas característicos de la enfermedad.

La inteligencia artificial se ha convertido en el eje principal de la innovación

Ahora bien, ¿y si se pudiese confirmar la detección de este problema de salud en un espacio de tiempo mucho más corto? Este es el objetivo que se ha propuesto una de las líneas de tecnología con mayor futuro en el mercado tecnológico. La inteligencia artificial podría aportarnos una solución para incentivar una cura más pronta a los pacientes.

No es la primera vez que vemos cómo la tecnología del autoaprendizaje tiene su aparición en este mercado. Por ejemplo, se ha podido descubrir cómo actuará Google para evitar dificultades de la visión. ¿Están girando este tipo de innovaciones hacia un mercado orientado a la salud? La cura de las enfermedades se ha convertido en uno de los mayores desafíos del siglo XXI.

Veamos, por tanto, cómo esta inteligencia artificial actuará en busca de un objetivo primordial; dar solución a un problema que no para de darse en un mayor número de casos conforme pasan los años. ¿Falta de aspiraciones sociales o laborales? ¿Frustración en los proyectos que no se han materializado? ¿Pérdida de seres queridos? Este conjunto de algoritmos podría tener la clave.

Una sola fotografía para contar con un diagnóstico

¿Alguna vez hubieses imagina que una sola imagen podría reflejar la presencia de esta enfermedad? Tal y como se puede leer en Huawei, el análisis de hasta 30.000 puntos focales podría servir para contar con una primera alerta. El procesador Kirin 980 que incorpora ya sería capaz de analizar muchas más información de la predecible por el ojo humano.

El Huawei Mate 20 Pro cuenta con el procesador procesador Kirin 980. Trusted Reviews

Al parecer, tal y como muestra la UNiversidad de Stanford, los microgestos faciales podrían tener la clave para explicar este fenómeno. Prácticamente indetectables por la vista, esta solución sería capaz de detectar un patrón similar entre una persona que pudiese presentar síntomas depresivos y otras que simplemente está pasando por una mala racha.

La detección precoz de la enfermedad es vital para comenzar a tiempo un tratamiento

Las primeras manifestaciones de la depresión pueden ser fundamentales en el desarrollo de las demás etapas de la patología mental. Por ello, es muy importante detectar con antelación cualquier problema que pudiese desencadenar en un problema mucho más grave y agresivo en términos de tratamiento. Ahora bien, ¿cómo se podría conseguir un producto fiable?

Para lograrlo, se recurriría a una base de datos en la que aparecen muchos perfiles de personas que han sufrido esta enfermedad. Al disponer de una gran cantidad de información de imagen, en una prueba anterior, esta nueva tecnología consiguió realizar un análisis continuo de vídeos en los que aparecía gente deprimida y no deprimida.

Una comparativa clave para la detección de la enfermedad

En análisis de imágenes permitió establecer una serie de comportamientos únicos y definitorios. Esta inteligencia artificial consiguió establecer gestos, palabras específicas y tonos de voz que podrían observarse en la mayoría de los casos. De igual modo, a medida que se incrementaba el número de ejemplos propuestos, más se evidenciaba el acierto.

Los casos de depresión se han comenzado a extender en la población. Lacapitalmdp

Por el momento, se ha conseguido una eficiencia en la detección de hasta el 80%, un registro que no hace más que reafirmar la continua mejora que se espera de cara a los próximos meses. ¿Estamos ante una herramienta que podría reducir los tiempos para conocer con profundidad si una persona padece esta enfermedad y en qué grado? He aquí la respuesta que todavía está en el aire.

La inteligencia artificial está contribuyendo a la detección de enfermedades

Este no es el primer caso que conocemos al respecto. Hace tan solo un día te mostramos cómo otra solución basada en inteligencia artificial había permitido reducir los tiempos en la detección del Alzheimer. Sin duda alguna, las líneas de investigación ligadas a la tecnología se han convertido en potenciales aliadas de la rama de la salud.

Habrá que esperar unos meses, no obstante, para contar con un elemento clave para la detección de este problema relacionado con la mente. Aun así, si finalmente termina convirtiéndose en un instrumento, solo actuará como mecanismo adicional, al menos en el corto plazo.