La inteligencia artificial, desde hace unos años, es una de las bases de innovación que más ha crecido en el mundo. El desarrollo de aplicaciones prácticas y la inversión realizada por las principales multinacionales del sector, ha hecho que cada vez seamos capaces de aproximar más todavía la idea de que el humanoide será un aspecto rutinario en nuestras vidas en el futuro.

Samsung es una de las empresas que más énfasis está realizando en todo cuanto acontece en la ingeniería que trabaja sobre la base de los algoritmos. Buena prueba de ello es Neon, una solución que demuestra lo cerca que estamos de contar con un proyecto capaz de hacernos confundir sobre si se trata de un ser humano o es, en su defecto, un robot. ¿Podemos engañar a nuestra vista y resto de sentidos?

Neon ha sido una de las novedades más destacadas de las presentadas por Samsung en el CES 2020

El último ejemplo para entender lo rápido que ha evolucionado este sector nos la trae el programa Neon, el cual ha sido creado por la firma surcoreana. Para ello, se ha aprovechado el certamen que abre el año tecnológico, el Consumer Electronics Show (CES) que se celebra en Las Vegas. Desde hacía meses, la marca había mostrado avances que anticipaban un producto único.

Pese a que se esperaba una tecnología palpable, es decir, física, lo cierto es que se han creado varios prototipos digitales. Esto ha provocado decepción entre los seguidores de la marca y curiosos en general, pero no deja de llamar la atención cómo se ha conseguido asemejar hasta prácticamente la perfección cada uno de los diseños. Ahora bien, ¿dónde reside la diferenciación?

Llegados a este punto, lo más probable es que te hayas acordado del Sophie, el primer robot con nacionalidad. Esta alternativa, pese a no poder competir por no tener un molde ‘de carne y hierro’, es capaz de mejorar las facciones, muecas y, por supuesto, gestos durante una conversación. Esto es justo lo que ha conseguido hacer factible el proyecto bajo la denominación Neon.

Neon para ir un paso más allá en el objetivo de crear al humanoide

El humanoide es uno de los pilares sobre la innovación sobre la que se cimenta una parte de la industria tecnológica. ¿Imaginas cruzarte con con robots en unos años en la calle y, ni siquiera, verlo como algo extraño? Esto es algo que ocurre en algunas películas con trama futurista, pero lo cierto es que podría ser una realidad en apenas unos años, según se puede leer en BGR.

A nivel físico, es muy probable el éxito de este programa experimental. Basta con ver cómo trabajan los robots creados por Boston Dynamics para entender lo sencillo que podría ser implementar productos de esta clase. Lo verdaderamente importante y, por ende, más complicado, es dotar a estos sistemas de muy avanzadas dosis de inteligencia artificial. La razón es imposible, pero sí establecer mecanismos diferenciales.

El robot digital obedece a las órdenes que le envía la persona por comandos de voz

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, el modelo presentado, uno de tantos creados por la firma surcoreana, obedece a las órdenes que envía la persona que está realizando la conferencia. En este caso, la actividad consiste en la gestualización de emociones que puede sentir una persona, tales como la alegría o el enfado. ¿Has comprobado el grado de perfección del programa?

El problema principal de este producto es que, tal y como ya ha pasado con la máscara que evita la contaminación, ha sido presentado en el CES 2020 sin un propósito claro de su funcionamiento. De hecho, podría decirse que se trata de programas que aún se encuentran en un claro estado de desarrollo, algo que no ha causado buena aceptación entre los seguidores de la compañía.

Decepción entre asistentes que deja clara la situación de este producto

El objetivo de este producto, debido a las expectativas creadas por START, la división que se ha centrado principalmente en el proyecto, es apuntalar la idea de humanoide. Las críticas recibidas, no obstante, no tachan algunos de los avances conseguidos con esta solución. El más claro de ellos es el Computer Generated Imagery (CGI), el programa básico de su funcionamiento.

Neon es una inteliencia artificial creada para copiar las expresiones faciales del ser humano. BGR

Los expertos apuntan a que este sistema es capaz de aprender de las experiencias que van introduciéndose en el algoritmo, por lo que podría tener toda una gama de potenciales desempeños en el futuro. Una de las más plausibles alternativas que se están barajando es su trabajo como recepcionista en todo tipo de áreas departamentales.

Pese a ello, debido a las altas expectativas puestas en su diseño, habrá que esperar todavía un tiempo para comprobar si, únicamente se creará un proyecto digital o si, por el contrario, las mejoras vistas hasta el momento se pueden trasladar al ámbito robótico.