Si eres fan de Juego de Tronos, durante el pasado verano te viste en una complicada encrucijada: la de esperar al lanzamiento oficial de la séptima temporada o sucumbir al hacker que había filtrado los episodios semanas antes de su emisión, como reportó en su momento ABC.

Desde luego, se había abierto la caja de Pandora de internet: por si no era suficiente con la piratería, los hackers amenazaban la existencia de grandes proyectos audiovisuales y sus pingües beneficios extorsionándolos con la posible filtración a internet si no se pagaba un rescate de 6,5 millones de bitcoins, la criptomoneda que últimamente ha rozado máximos históricos de 7.000 dólares.

Además de hacker, también sería un espía a las órdenes del gobierno de Irán

Tras la negativa de los directivos de la cadena, se cumplieron sus amenazas y los episodios inéditos de varios proyectos y guiones vieron la luz antes de tiempo.

Meses después, las autoridades estadounidenses parecen haber dado con el culpable: un hacker iraní habría robado hasta 1,5 terabytes de datos procedentes de HBO en Mayo, según explica el New York Times.

Emisión de Juego de Tronos en un cine. NY Times

Mr. Smith, el grupo de hackers que puso en jaque a toda la industria

Los firmantes de dicha amenaza se hacían llamar Mr. Smith y en teoría sería un conjunto de hackers. Sin embargo, por el momento ha sido uno el identificado. Su nombre es Behzad Mesri, tiene 29 años y usa el pseudónimo Skote Vahshat. La corte del distrito de Manhattan ha emitido unos cargos contra él por extorsión, suplantación de identidad y fraude.

Pero no va a ser fácil llevarlo a los tribunales, si bien se estima que el acusado está en Irán y la extradición, de producirse, no será sencilla. Además primero tienen que capturarlo. Desde luego, ser buscado por el F.B.I. no ayuda a llevar una vida normal o simplemente viajar.

Joon H. Kim, fiscal general de ese distrito de Nueva York, ha declarado:

Tendrá que pasar toda su vida mirando por detrás de su hombre y si no lo hace, debería. La sombra de la ley estadounidense es muy alargada.

En todo caso, no sería el único. Y es que Behzad Mesri no estaría relacionado con otras brechas de seguridad que ha sufrido HBO durante el verano, cuando hackearon su cuenta de Twitter o se filtraron dos episodios de Juego de Tronos. Como decimos, hay muchos más hackers metidos en el pastel.

¿De Juego de Tronos a un conflicto internacional?

Ojo porque si ya de por sí la relación entre Estados Unidos e Irán no pasa por el mejor momento, esta acusación no va a suavizar las relaciones diplomáticas existente entre los dos países. Y es que Mesri habría trabajado para el ejército iraní en algún momento de su vida, lo que no implica necesariamente que lo hiciera cuando cometió el delito ni que actuara en su nombre. Lo que si que parece estar claro es que está detrás del ataque contra sistemas militares, software nuclear y la infraestructura israelí.

Collin Anderson, experto en ciberseguridad especializado en Oriente Medio, asegura que Mesri tendría vínculos con otros hackers que habrían realizado ciberespionaje en nombre del gobierno iraní. Pero insistimos, su background profesional y el ataque a HBO se tratarían de dos sucesos aislados.

Como explica Anderson:

Las ciberoperaciones de Irán son complejas porque el tejido de hackers que lo conforma es desordenado y variable con el tiempo. Esto es solo la punta del iceberg. Se sabe muy poco de la actividad iraní en este sentido. Es posible que el gobierno americano acuse a más hackers, pero dependerá de la presión que quieran ejercer sobre Irán en los próximos meses.

¿Qué había en esos 1,5 Teras de material?

Desde mayo a agosto, los datos robados fueron la peor pesadilla de la cadena HBO. Y es que el hacker fue filtrando poco a poco el contenido robado a internet, incluyendo episodios inéditos de las series Ballers, Barry, Room 104, Curb Your Enthusiasm o The Deuce. Pero sin duda, lo más doloroso fue cuando lanzó el guion de un episodio de Juego de Tronos, la joya de la corona de HBO.

Sin embargo, entre lo robado no solo había contenido audiovisual, sino que también se encontraban documentos financieros, listas de castings y trabajadores de la cadena con todo lujo de detalles como sus respectivos emails y datos de contacto. A eso habría que añadirle las credenciales de las cuentas de redes sociales.

HBO ha sido cauto en un comunicado, en el que confirman su colaboración con la justicia norteamericana y delegan en ellos todos los pasos a tomar.

Sorprendentemente, Juego de Tronos no ha sufrido demasiado con estas filtraciones, registrándose récords de share con una audiencia de más de 12,1 millones en su season finale, una cifra que se va hasta los 16,1 millones gracias al streaming. Y es que Juego de Tronos es un éxito, algo que se puede ratificar con las búsquedas de internet.

De momento, poco se sabe de la octava temporada de Game of Thrones, salvo que tendremos que esperar bastante, lo mismo que para la próxima entrega de la saga de Canción e hielo y fuego… tanto es así que algún fan ha desarrollado mediante Inteligencia Artificial un software capaz de escribirlo por sí mismo.