Todos hemos perdido nuestros archivos o datos almacenados en algún momento de nuestras vidas. El disco duro de tu computadora, por ejemplo, podría fallar mañana o un error de software podría eliminar tus archivos más importantes. Si no realizas una copia de seguridad de tu computadora con regularidad, podrías perder esos datos para siempre.

Sin embargo, las copias de seguridad no tienen que ser difíciles o confusas. Probablemente hayas escuchado sobre innumerables métodos de respaldo diferentes, pero ¿cuál es el adecuado para ti? A continuación te mostramos las mejores formas de realizar un respaldo en tu PC. Así que te invitamos a descubrir cuál es el que se adapta a ti.

¿Qué archivos respaldar?

Comencemos con lo obvio: ¿a qué necesitas hacer una copia de seguridad? Bueno, ante todo, debes hacer una copia de seguridad de tus archivos personales. Y es que siempre puedes reinstalar tu sistema operativo y volver a descargar tus programas si falla el disco duro, pero tus datos y archivos personales son irremplazables. Todos los documentos personales, fotos, videos caseros y cualquier otro dato en tu computadora deben ser respaldados regularmente.

Tu sistema operativo, programas y otras configuraciones también pueden ser respaldados. No tienes que respaldarlos necesariamente uno por uno, pero puedes hacer tu vida más fácil copiando toda la información del disco duro. Además, si eres el tipo de persona que le gusta jugar con los archivos del sistema, editar el registro y actualizar regularmente tu hardware, tener una copia de seguridad completa puede ahorrarte tiempo cuando las cosas salen mal.

Hay muchas formas de respaldar la información de tu computadora

Hay muchas formas de hacer una copia de seguridad de tus datos, desde usar una unidad externa hasta hacer una copia de seguridad de tus archivos en un servidor remoto a través de Internet. A continuación te mostramos las mejores opciones:

  • Copia de seguridad en una unidad externa: si tienes una unidad de disco duro USB externa, puedes hacer una copia de seguridad allí utilizando las funciones de copia de seguridad integradas de tu computadora. En Windows 10 y Windows 8, usa el Historial de archivos, y en Mac, usa La Máquina del Tiempo. También puedes conectar el disco a la computadora y usar la herramienta de respaldo, o déjalo enchufado cada vez que estés en tu casa y se respaldará automáticamente.

  • Copia de seguridad a través de Internet: si deseas asegurarte de que tus archivos permanecen seguros, puedes hacer una copia de seguridad en Internet con un servicio como Backblaze. Este reconocido servicio de respaldo en línea es el más recomendable para estos casos. Por una tarifa mensual baja (alrededor de euros 5 al mes), este programa se ejecuta en segundo plano en tu PC o Mac, haciendo una copia de seguridad automática de tus archivos en el almacenamiento web del servicio. Si alguna vez pierdes esos archivos y los necesitas nuevamente, puedes restaurarlos.

  • Usa un servicio de almacenamiento en la nube: los puristas de la copia de seguridad dirán que este no es técnicamente un método de copia de seguridad, pero para la mayoría de las personas, sin duda lo es. En lugar de simplemente almacenar los archivos en el disco duro de tu computadora, puedes almacenarlos en un servicio como Dropbox, Google Drive, Microsoft OneDrive o alguno similar. Luego se sincronizarán automáticamente con tu cuenta en línea y con sus otras PC. Si tu disco duro muere, aún tendrás las copias de los archivos almacenados en línea y en tus demás dispositivos.

Si bien los programas de respaldo como Backblaze y los servicios de almacenamiento en la nube son ambos respaldos en línea, funcionan de maneras fundamentalmente diferentes. Los servicios en la nube están diseñados para sincronizar tus archivos entre dispositivos, mientras que Backblaze y servicios similares están diseñados para respaldar grandes cantidades de archivos.

Un respaldo puede que no sea suficiente, mejor utiliza varios métodos

Al momento de respaldar la información de tu PC, lo ideal es que uses al menos dos de los métodos mencionados anteriormente. La razón es muy simple: podrás tener dos copias de seguridad, una in situ y otra externa. Explicado de otra manera, tendrás un respaldo en la misma ubicación física que tú, en un disco duro externo, por ejemplo. Mientras que si utilizas un servidor en línea como Backblaze o algún servicio de almacenamiento en la nube, estarías realizando una copia de seguridad externa.

Las copias de seguridad que se encuentran en tu misma ubicación son más rápidas y fáciles, y deberían ser tu primera línea de defensa contra la pérdida de datos. Si pierdes archivos, puedes restaurarlos rápidamente desde una unidad externa y no necesitas acceso a Internet. Además, puedes almacenar tus archivos en cualquier servicio en la nube y realizar copias periódicas en una unidad USB externa, y viceversa.

Hay muchas maneras de usar estos métodos de en conjunto, y dependerá de ti cómo hacerlo. Solo asegúrate de tener una estrategia sólida y segura que te ayude y te proteja contra la pérdida de tus archivos.