Si hay algo maravilloso que tiene internet, es que nunca deja de sorprendernos. Y es que, ¿quién iba a decirnos a nosotros que en pleno siglo XXI alguien iba a ser capaz de emular a Orson Welles y su ya famosa Guerra de los mundos? Eso sí, aunque la esencia sea la misma, los tiempos cambian y su protagonista, Manuel Bartual, eligió Twitter en lugar la radio para contar su particular odisea.

Manuel Bartual ha conseguido emular a Orson Welles en pleno siglo XXI

Manuel Bartual es un experto en contar historias, si bien lo suyo es más el formato gráfico y la temática humorística, algo que hace muy bien en la revista satírica Orgullo y Satisfacción, entre otras muchas.

Y es que Bartual es un hombre polifacético y creativo, a juzgar por su última invención, una serie de tweets que se han convertido en la ficción del verano, con permiso de Juego de Tronos.

Así comienza la historia de Manuel Bartual en Twitter. Cuenta de Manuel Bartual

La ficción en tiempos de Twitter

Todo comienza con el bueno de Bartual iniciando unas vacaciones solo, como muchas otras personas. El 21 de Agosto Manuel Bartual inicia su hilo de tweets narrándonos que lleva un par de días de vacaciones en un hotel cerca de la playa, cuando comienzan a sucederle cosas raras:

Espías incómodos, clones, visitas inesperadas, objetos extraños abandonados, una habitación misteriosa, sobres, persecuciones y mensajes dejados en los sitios más increíbles como el rollo de papel higiénico sirven para atrapar al lector y dejarlo en vilo, a la espera de una nueva entrega de Bartual, que en apenas una semana ha pasado de 16.000 a más de 420.000 seguidores ávidos de saber más, según la entrevista que le realizaron en Tiempo de juego de la emisora COPE:

En realidad, no ha hecho falta demasiado: solo una plataforma como Twitter, cuatro objetos cotidianos, mucha imaginación, un control majestuoso de los tiempos y una novia con la paciencia suficiente como para grabar todos los vídeos y tomar las fotos necesarias para crear un thriller que ha causado tanto revuelo que celebridades como el futbolista Gerard Piqué o José Coronado se han hecho eco. El actor y el deportista han querido ser cómplices así:

Tras el enorme hype generado, Manuel Bartual narró el desenlace que como ya es tradición cuando se alzan tanto las expectativas, causó opiniones para todos los gustos. No vamos a contarte nada que no hayas podido leer ya para que si quieres, puedas descubrirlo tú mismo. Solo te diremos que no cunda el pánico porque se trata de ficción.

Mensaje oculto en el papel higiénico de la habitación de Bartual. Cuenta de Manuel Bartual

Hacia los libros del futuro

Algunos seguidores aseguraron que les había decepcionado tanto como Lost, otros aplaudieron a rabiar y sorprendentemente, otros manifestaban perplejos al grito de "INVENT" la sorpresa que les causaba tanto revuelo instando a sus followers a leer más libros de verdad (sic), como si admirar el proyecto de Manuel Bartual suponía inmediatamente ser un ignorante que no había tocado un libro en su vida.

Gozar del hilo de Bartual no implica no haber leído un libro, sino disfrutar de las nuevas plataformas para contar historias

En todo caso, se había sentado un precedente emocionante: otra forma de crear historias tiene cabida en esta sociedad 2.0. Y es que, hace algo más de una década, los libros de "Elige tu propia historia" habían llegado con fuerza a las librerías.

Ese formato de historia que nos permitía elegir entre ciertas opciones cómo se desarrollaba la historia. A decir verdad, la calidad literaria de esas obras era menor, pero despertaba el interés de los adolescentes hiperexpuestos a estímulos.

La misteriosa habitación de Manuel Bartual donde sucede todo. Cuenta de Manuel Bartual

Al margen de los avances tecnológicos acaecidos en la última década, los adolescentes siguen estando sobreestimimulados y en general, cuesta que se sienten a leer un libro. Lo mismo que muchos adultos. Pero no se trata en ningún caso de ausencia de interés sino que simplemente nuestros hábitos han cambiado: estamos acostumbrados a medios que nos permiten interactuar más, a dejar el papel a un lado en favor de las pantallas. ¿Por qué no aprovecharlo?

Sin ir más lejos, en las plataformas de apps como iTunes o Google Play ya podemos encontrar audiolibros y ya es una realidad, como asegura Xataka, que algunos libros venden más en este formato que en el tradicional, como es el caso del bestseller económico "Un pequeño empujón" de Richard Taler.

Amazon ya ha tomado nota de los cambios de los lectores, adquiriendo la plataforma Audible en 2008, un proyecto que nació en 1995 para satisfacer la demanda de los audiolibros y que en pocos años se convirtió en todo un éxito en Estados Unidos, según cuenta El País. Desde luego, la flexibilidad, las suscripciones y la facilidad de distribución juegan a su favor.

Ya sea mediante audiolibros, hilos de Twitter o Stories de Instagram, la necesidad del ser humano por escuchar y contar historias sigue intacta, solo es cuestión de encontrar la plataforma adecuada para suscitar el interés necesario. Medios hay de sobra, así que imaginación al poder.