Tu smartphone está repleto de pequeños componentes internos que se encargan de que funcione correctamente. Sensores como el acelerómetro o el giroscopio, la cámara -o mejor dicho, las cámaras-, la batería, los puertos de conexión, etc. Sin embargo, el verdadero cerebro de tu teléfono móvil es el microprocesador. ¿Sabes qué es capaz de hacer?

El microprocesador es el cerebro de tu smartphone

Cada año, los principales fabricantes de estos pequeños procesadores crean nuevos integrantes que se añaden al mercado. Durante los últimos años has podido comprobar cómo los smartphones se hacían cada vez más potentes, hasta llegar a límites insospechados.

Da igual el dispositivo que compres, a los pocos meses ya habrá otro que lo reemplazará con un mejor microprocesador. Puedes verlo como algo deprimente, es cierto, pero si lo piensas, también puede ser algo realmente emocionante.

Uno de los primeros nano procesadores fabricados con una combinación de nanotubos de carbono. eTeknix

La tecnología avanza a pasos agigantados y la continua innovación permite que puedan crearse microprocesadores cada vez más potentes, pero también más eficientes. Al fin y al cabo, todo parece apuntar a que el futuro de los componentes en telefonía pasa por la eficiencia, tanto de recursos como energética.

La eficiencia se ha convertido en el principal objetivo

Seguro que alguna vez has oído hablar de nuevas arquitecturas, nanómetros, clusters, etc. ¿Qué significan todos estos términos? ¿Qué papel juegan en el procesador de tu teléfono móvil? Hoy aquí, en Urban Tecno, conocerás todo lo que debes saber sobre el corazón de tu smartphone.

¿De qué están hechos los microprocesadores?

Lo primero que debes saber para entender cómo funciona un microprocesador es qué partes lo componen. El material principal en el que está fabricado es el silicio, que es uno de los elementos más abundantes de nuestro planeta. Como podemos leer en Android Zone, este se obtiene a partir de la compactación a altas temperaturas de la arena pura.

Transistores, como si de nervios se tratase

Dentro de él, contiene infinidad de lo que conocemos como transistores, base esencial de todos los procesos que en él tienen lugar. Estos transistores se encienden y se apagan mediante impulsos eléctricos, pudiendo tomar dos valores distintos, 0 y 1. ¿Te suena? Hablamos de código binario, la pura esencia de cualquier contenido informático.

Todos ellos se agrupan formando circuitos que recorren toda la superficie del sistema. Cuantos más transistores tenga un microprocesador, mayor será su capacidad de procesamiento, y es aquí donde entran los famosos nanómetros.

¿Cómo funcionan?

Los transistores son conectados unos con otros, formando distintos circuitos que se conocen como puertas lógicas. Estos se encargarán de procesar toda la información que pasa por tu smartphone, realizando complejas operaciones matemáticas basadas en unos y ceros.

Puertas lógicas que procesan la información

Las ya citadas puertas lógicas podrán diseñarse y colocarse de distintas formas, posibilitando un mejor procesamiento, así como el tratamiento de una información más compleja. El trabajo restante pertenece a los programadores, que serán los encargados de crear un software que el microprocesador pueda entender.

¿Un nuevo procesador de 14 nm? ¿Qué es eso?

El nanómetro es una unidad de medida. Es, nada más y nada menos, que la milmillonésima parte de un metro. Si un procesador debe tener el máximo número de transistores posibles, cuanto más pequeños sean estos, mejor, ¿no?

Cuanto más pequeño, mejor

Es por esto que desde hace algún tiempo ha comenzado una carrera por parte de los fabricantes, para intentar conseguir el transistor más pequeño y, por lo tanto, el conjunto con mayor capacidad. Por ahora, los microprocesadores más potentes del mercado, como el Qualcomm Snapdragon 835, han conseguido llegar hasta los ínfimos 10 nm.

Hablemos de los clusters

La traducción literal al castellano de este término es agrupación. Como has podido comprobar, su propio nombre puede darte una idea de por dónde van los tiros. Un cluster no es más que la agrupación de un determinado número de núcleos. Estos núcleos estarán compuestos por todos los transistores y otros elementos comentados anteriormente.

Un cluster es una agrupación de núcleos

Los núcleos pueden ser a su vez de distinto tipo, variando su velocidad. Aquí es donde entran en juego las frecuencias de reloj de las que puedes oír hablar en cualquier review de un smartphone. Por ejemplo, si te digo que el Snapdragon 835 posee cuatro núcleos a 2,45 GHz y otros cuatro a 2,15 GHz, estaremos hablando de dos clusters a distintas velocidades.

¿Qué es eso de los gigahercios? Según la Wikipedia, nos referimos a una unidad de medida de frecuencia. Esta equivale a 1000000000 de Hz. Si un Hz equivale a una oscilación por segundo, un gigahercio equivaldrá a un movimiento por nanosegundo.

¿Cuál es el futuro de los microprocesadores?

Como hemos dicho anteriormente, durante los últimos años se han desarrollado novedosas técnicas que han permitido fabricar microprocesadores realmente complejos. Esto va a ir a más, cómo no, y las diferentes compañías seguirán compitiendo por bajar de la barrera de los 10 nm, y conseguir fabricar así el circuito con mayor capacidad de procesamiento.

La potencia no lo es todo, la eficiencia es el futuro

De hecho, ya existe quien está trabajando en la creación de procesadores de 7 nm e incluso de 5 nm. Tendrás que esperar algún tiempo para poder ver este tipo de microprocesadores en el mercado, pero seguro que no tardarán mucho.

Sin embargo, la potencia no lo es todo. Además de ser cada vez más pequeños, cada vez más potentes, deben ser cada vez más eficientes. La eficiencia energética es un requisito muy importante, y el adecuado manejo de los recursos disponibles una necesidad.