A pesar de que intentamos estar al día en el sector de la telefonía móvil, uno de los que más interesan a nuestro público, es prácticamente imposible conocer a fondo todos los dispositivos que las compañías presentan a lo largo de las semanas y los meses. No recuerdo cuando fue la última vez que hablé de Nokia en Urban Tecno, si estuviésemos en el año 2000 habría tres artículos cada día, pero hoy quería destacar la llegada de un nuevo competidor en la gama de entrada.

Cámara y batería como muestra de un gran trabajo

Nokia sigue buscando su hueco en el mercado y este terminal es la prueba de ello. En esta ocasión, nos encontramos ante un teléfono móvil con una pantalla de 6’2 pulgadas y resolución HD+. El diseño frontal, aunque ya empieza a ir desvaneciéndose, nos sitúa al notch tipo gota como lugar para ubicar la cámara delantera, que en esta ocasión incluye un sensor de 5 megapíxeles. Hablando de cámaras, el dispositivo incluye doble sensor en la parte posterior, siendo el principal de 13 megapíxeles y añadiendo un sensor de profundidad de 2 megapíxeles, para poder obtener retratos sorprendentes.

Dentro de la gama baja, este Nokia es realmente interesante

Siguiendo con el resto de especificaciones, te puedo hablar del chip que se incluye en el teléfono, que es de Mediatek, en concreto el Helio A22. Además, el terminal cuenta con 2 Gb de memoria RAM y 32 Gb de almacenamiento interno, con la posibilidad de utilizar tarjetas MicroSD para ampliar dicha capacidad. Este Nokia 2.3 incluirá Android 10 en su interior, con la particularidad de tener certificación Android One, lo cuál le asegura dos años de actualizaciones de software y hasta tres años de actualizaciones de seguridad. Si estás pensando en comprarte un teléfono móvil asequible, saldrá a la venta por 129 euros, quizás quieras tener en cuenta a Nokia en la ecuación.