Comprar un móvil se ha convertido en una tarea complicada gracias a la multitud de opciones que existen. Al hacerlo, debes pensar en un factor bastante importante: ¿podrás deshacerte de él recuperando parte del dinero invertido?

Las ventas de segunda mano están a la orden del día, aunque el valor de los móviles varía enormemente si queremos un terminal de Apple, como un iPhone X, o uno con sistema Android. ¿Por qué puedes vender un iPhone casi al mismo precio original pero no pasa lo mismo con otras marcas como Samsung?

Comprar un iPhone X, una gran inversión

Recientemente conocimos cómo iba el tema beneficios en Apple y, para sorpresa de muchos, se reveló que el iPhone X había arrasado contra todo pronóstico. Era complicado pensar que un móvil de 1.000 euros tendría tanto éxito en el mercado, pero los seguidores de Apple no fallaron una vez más.

Tenemos que admitir que este dispositivo es una gran inversión tanto para la compañía de Cupertino como para cualquier usuario que lo compre, como afirman desde Ipadizaté. Si te haces con el iPhone X, podrías recuperar hasta el 85% del valor original en el mercado de segunda mano.

Hay tiendas online que se dedican exclusivamente a la venta de productos usados de Apple. Manzanas Usadas

Hasta el momento ya se conocía que, cuanto más caro fuese el Iphone, más alto sería su precio en la reventa. Sin embargo, lo protagonizado por el iPhone X es especialmente remarcable: es el iPhone que menos valor pierde al ser utilizado, con un segundo precio un 25% mayor que el alcanzado por cualquier otro iPhone en la historia.

Todas estas cifras convierten al iPhone X en el smartphone más caro del mercado, también en el de segunda mano. Ni Samsung y sus gama alta, ni Xiaomi con sus prometedores modelos, ni OnePlus ni cualquier otro Android consiguen mantener tanto porcentaje de su precio original como el de Apple. ¿Por qué sucede esto?

Popularidad y tardanza, entre las responsables

Muchos son los factores que entran en juego para permitir que los móviles de segunda mano de Apple tengan un valor tan alto en el mercado. Obviamente, la popularidad es uno de los más importantes, ya que la compañía de la manzana mordida es una de las más famosas en el mundo. ¿Quién no quiere tener un iPhone en sus manos?

Apple tiene una legión de seguidores detrás que nunca le defrauden, aunque los precios sigan subiendo y la calidad de sus productos no lo haga en igual medida. Hay smartphones Android con características similares a las de iPhone, pero nunca podrán igualar su éxito.

Entender el alto valor del iPhone X en la reventa es más fácil con esta serie de razones

Una de esas características es la que también facilita que los terminales de Apple no pierdan tanto valor al ser reutilizado. Si tienes un iPhone, y lo tratas bien, podrás disfrutar de él años y años sin tener que cambiarlo, aunque no disfrute de las últimas funciones (y tengas que cambiarle esa batería no tan perfeccionada).

Tal y como mencionan desde Mashable, el considerado tiempo que se está tomando Apple para lanzar una nueva versión del iPhone X al mercado es la razón con más peso en este tema. Se rumorea que en otoño podría haber una renovación de casi todos los productos, pero el iPhone X sigue siendo el único modelo de este estilo.

Disfrutar del último smartphone presentado por Apple es un gran privilegio, por ello hasta los precios de segunda mano son tan altos. Además, influye que son muy pocos los que actualmente están en venta en esos mercados. Ese hecho, junto a la gran demanda en Estados Unidos, alzan al iPhone X al liderazgo de móvil más caro en reventa.

Por qué no sucede lo mismo con Android

El triunfo de los iPhone en la reventa no es ni medio comparable con los dispositivos con Android, ni aunque sean marca Samsung. Es más, según afirmaron desde Andro4all hace unos meses, está confirmado que un iPhone de 2014 tiene más valor que un Android de solo 6 meses de vida.

Podríamos pensar que Samsung es una compañía Android que puede hacerle la competencia a Apple, ya que son dos de las más fuertes del mundo tecnológico. Sin embargo, esto no así y los productos de la marca surcoreana pierden parte importante de su valor al ser utilizados.

En tan solo unos meses, el precio del Samsung S8 cayó brutalmente y se podría comprar hasta por casi la mitad de sus más de 800 euros iniciales. Según informa Andro4all, lo mismo sucede con otras firmas que trabajan con Android, como LG, OnePlus o Huawei.

Las diferencias de precios entre un iPhone X y un Android como este OnePlus 5T de segunda mano son muy notables. BGR

Es evidente que la popularidad de todas estas marcas está muy por debajo de la de Apple. Aunque parezca que Samsung pueda plantarle cara, sus seguidores no llegan a ser tan fieles como los de la compañía de Cupertino.

Además, también influye notablemente la multitud de opciones con las que cuenta el usuario al comprar un móvil con ese SO. Los smartphones con Android con las características y funciones más modernas se cuentan por decenas, mientras que los de Apple se pueden contar con los dedos de una mano.

Si las marcas mencionadas empiezan a trabajar en estos aspectos, sus propios usuarios podrán aprovechar el enorme beneficio que supone vender un dispositivo de segunda mano sin perder tanto dinero. Eso, a su vez, sería positivo también para la compañía fabricante.