"¿Por qué no hemos vuelto a la Luna?", nos hemos preguntado en muchas ocasiones. No es una cuestión fácil de responder, ya que son muchas las instituciones y empresas que lo han intentado sin éxito. SpaceX, Boeing o incluso Amazon, con su plan de colonizarla, son algunas de esas que han trasladado su intención de hacerlo, pero con proyectos no consolidados.

2018 no es un año cualquiera en la carrera a la Luna, ya que este 20 de julio se cumplen 49 años desde que el célebre Neil Armstrong pisase por primera vez el único satélite natural de la Tierra. Muchos otros lo han intentado, pero solo dos países aparte de Estados Unidos lo han logrado. ¿Será Israel la cuarta nación en llegar a la Luna?

Estados Unidos, la Unión Soviética y China ya están en el podio de los países líderes en la carrera hacia la Luna. ¿Cómo es el proyecto de Israel para seguir sus pasos? ¿Cómo es la nave espacial que han preparado? ¿Tiene ya fecha de salida?

Un plan para el orgullo israelí

Si todo sale bien, el 13 de febrero de 2019 Israel se convertirá en el cuarto país del mundo que ha conseguido aterrizar en la Luna. No lo hará ninguno de sus astronautas, sino una nave espacial llamada SpaceIL. Esta misma habrá despegado de la sede de Cabo Cañaveral, en Florida, aproximadamente dos meses antes.

La nación israelí encabeza este proyecto, pero no lo hace sola, cuenta con la inestimable ayuda de la organización sin ánimo de lucro SpaceIL. Entre ambas partes han logrado recaudar hasta 88 millones de dólares durante los últimos años para financiar este prometedor proyecto, según informa Digital Trends.

Ese dinero es la base de un plan sólido que quiere poner de manifiesto el orgullo de Israel durante sus 70 años de historia como estado. ¿Qué mejor año para hacerlo que durante el 49 aniversario de la primera llegada a la Luna? Tanto Israel Aerospace Industries como SpaceIL lo tienen todo preparado y *así lo han mostrado** en la presentación pública del proyecto.

Israel se convertiría así en el cuarto país en pisar la Luna. Israel Noticias

Cabe destacar que este proyecto empezó siendo parte de un concurso de Google para lanzar una sonda a la Luna. Ninguna empresa de las presentadas consiguió reunir las condiciones necesarias, aunque SpaceIL decidió seguir adelante y se unió a Israel para lograr la hazaña juntos. Ahora, 8 años después y con 88 millones recibidos, está más cerca.

Morris Kahn, líder de SpaceIL y principal impulsor de este proyecto con 27 millones de dólares donados, afirmó durante la rueda de prensa que están haciendo historia. Con este proyecto, los responsables quieren inspirar a los jóvenes israelíes para que estudien ciencias y puedan repetir la gesta conseguida por el Apolo 13 en 1969.

Para imitar lo conseguido por Estados Unidos hace 49 años, primero tienen que contar con una nave espacial potente. ¿Cómo es exactamente esta SpaceIL? ¿Dispone de las características necesarias para aterrizar en la Luna?

SpaceIL, la niña mimada de Israel

Ya sabemos que el 13 de febrero de 2019 una nave israelí aterrizaría en el satélite si todo sale bien. Esa nave en cuestión se llama SpaceIL, haciendo honor a la empresa que la ha creado. Tal y como reporta Israel Noticias, el aparato pesa unos 600 kilos y cuenta con dos metros de diámetro y metro y medio de altura, unas características que la convertirán en la nave más ligera en llegar a la Luna.

Su tamaño permitirá en parte que viaje a una velocidad 13 veces más rápida que la velocidad máxima de un caza F-15, con la que recorrerá los 384.000 kilómetros que separan la Tierra de la Luna. Durante los dos meses de viaje, SpaceIL se moverá por una órbita elíptica que alargará el trayecto pero le permitirá ahorrar en carburante.

"Cuando el aparato alcance el punto de aterrizaje, será completamente autónomo. El motor se detendrá y alcanzará la superficie a velocidad cero para un aterrizaje suave", explicó Ido Anteby, CEO de Space IL, que también adelantó que la nave va a realizar un "método revolucionario". ¿De qué se trata?

Esta es SpaceIL, la nave que llegaría a la Luna. SpaceIL

Este proyecto aeroespacial, 100% israelí, tirará de innovación una vez que la nave toque tierra en la Luna. Según han adelantado sus creadores y leemos en La Vanguardia, SpaceIL podrá despegar de nuevo para hacer un segundo aterrizaje a 500 metros de distancia. Dos días después, la nave podrá transmitir imágenes y vídeos y medir el campo magnético del satélite, misión de un proyecto científico del Instituto Weizmann.

Aún quedan varias pruebas pendientes antes de que SpaceIL sea enviada a Cabo Cañaveral en noviembre para preparar su lanzamiento posterior. Solo estos meses separan a Israel de hacer historia y convertirse en el cuarto país en pisar la Luna. ¿Lo logrará o habrá algún obstáculo que se lo impida? Nosotros te lo contaremos.