En una época en la que cada vez se compra más por internet, uno de sus grandes impulsores, la todopoderosa Amazon de Jeff Bezos, se sale de la norma y estrena una tienda física de lo más tradicional: leche, pescado, huevos, quesos, frutas y verduras en sus estanterías.

Como el ultramarinos de toda la vida salvo por una excepción: se acabó el abrir pasar por caja. Coge lo que necesites y atraviesa la puerta con total tranquilidad sin que te persiga el dependiente al grito de ladrón.

Porque en la tienda del futuro no hay cajas, ni una larga cola con una señora maniática separando su compra de la tuya. Todo es mucho más sencillo y pasa por descargarse la app de Amazon Go, algo que se puede hacer desde la App Store de Apple, Google Play o Appstore, la propia plataforma de Amazon. Eso sí, por el momento solo está disponible en Estados Unidos, el lugar donde se encuentra su primera tienda, situada en pleno centro de Seattle.

Con este fascinante concepto, Amazon vuelve a ponerse en primera línea (si es que alguna vez salió de ella) en materia de innovación, si bien solo en el último año ya hemos conocido proyectos como los drones de reparto o AmazonTube y patentes tan revolucionarias como la que nos permitirá dejar de devolver ropa.

Que no cuente con un lineal de cajas y que no requiera de alguien para realizar la transacción no exime a Amazon Go de tener sus horarios de apertura. Concretamente, Amazon Go abre sus puertas de lunes a viernes desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche.

Algunas personas que ya se han descargado la app ya han dejado su particular review de la experiencia, como explican en Mashable:

La aplicación es muy básica y la experiencia de compra es mágica. Me imagino en todas las tiendas disfrutando de esta tecnología "Just Walk Out". Desafortunadamente bajarse esta app no evita que tengas que hacer colas en las tiendas de siempre, a no ser que te la saltes y te llamen ladrón.

¿Cómo funciona Amazon Go?

Si tienes acceso a cualquiera de las plataformas de descarga de aplicaciones, puedes instalar la app en tu móvil. Eso sí, recuerda que solo podrás comprar acercándote hasta la tienda.

Una vez instalada la app, con ella puedes acceder a la tienda y proceder a comprar en una experiencia que se acerca más a saquear la nevera de tus padres que otra cosa. Simplemente coge lo que necesites y márchate.

Cada cliente cuenta con un código QR asignado que es escaneado a la entrada, por lo que todo queda registrado. La app te enviará la factura de tu compra después y se te cargará a la tarjeta o modo de pago elegido. Como no hay humanos pendientes de ti para pasarte los productos por la caja, Amazon tira de ordenadores, cámaras y sensores de peso para detectar la cantidad adquirida.

Fachada de la tienda de Seattle de Amazon Go. Mashable

Afortunadamente sí que hay alguna persona por los pasillos para ayudarnos con cualquier duda que nos pueda surgir como la clásica pregunta esa de "¿dónde están las bebidas?". Por cierto, si quieres comprar alcohol, el personal te pedirá tu identificación para asegurarse que cumples la edad legal. También hay personas dando la bienvenida a la tienda y reponiendo porque, aunque el trabajo de dependiente parece estar en peligro de extinción, todavía hay cosas que no pueden hacer los robots.

Por supuesto, aunque esta experiencia resulte revolucionaria y llame poderosamente la atención de potenciales compradores, no está exenta de desafíos como puede ser el reconocimiento de personas que se cruzan o estén mirando los mismos productos. Para ello, Amazon hace uso de machine learning, reconocimiento de objetos y cuenta un perfil de los hábitos de compra de cada comprador.

Lo que comenzó como un experimento interno de Amazon en diciembre de 2016, como explica El País, va camino de revolucionar los comercios tradicionales como ya logró hace años con la venta online. De este modo, Amazon permite una compra mucho más fluida y con total privacidad, al menos a la hora de mostrar los productos al personal, porque el gigante de Bezos almacena todo en su base de datos.

Con esta iniciativa, Amazon Go se une a Amazon Books y Amazon Fresh Pickup en su desembarco físico. Por cierto, la de Seattle es la primera pero no será la última, aunque todavía se desconocen fechas y próximas ubicaciones.