Hace apenas unas semanas, la noticia del día en medio mundo fue el permiso de Bitcoin para pagar un vehículo de la marca Tesla. Esto, como es lógico, daba una gran legitimación a la criptomoneda en su camino para hacerse un hueco como medio de pago. La compañía de Palo Alto aprovechó tal situación para obtener una gran revalorización, ya que posee en la actualidad esta moneda virtual.

Al calor de esta noticia se pudo saber cómo otras compañías también estaban barajando dar acceso al pago mediante estos valores. El Bitcoin, tras este anuncio, subió de forma notable, algo que se mantuvo durante días. La cotización llegó a alcanzar la cotización histórica de los 62.000 dólares, sirviendo de resistencia hasta el día de hoy. ¿Qué ha pasado para que haya caído más de un 20% desde entonces?

Elon Musk ha conseguido que el Bitcoin haya soportado caídas de un 20% en unas horas

En el día de ayer, Elon Musk publicó un tweet en el que afirmaba que no se aceptarán, finalmente, Bitcoin como medio de pago. Como es lógico, esta divisa cayó en picado de la misma forma que lo hizo unas semanas atrás. Esto nos lleva a preguntarnos una cuestión. ¿Y si esta estrategia estaba planeada al comienzo de esta valoración? ¿Ha ganado todavía más dinero el sudafricano?

Muchas especulaciones son las que hay detrás del anuncio que ya ha cumplido unas cuantas horas en Twitter. Desde entonces, el mundo de las criptomonedas ha caído, en su conjunto, en torno a un 10% de su capitalización. Podría ser, por tanto, una estratagema para comprar mucho más barato con la idea de mantener. Esto chocaría, directamente, con la propia base de la descentralización.

Veamos en qué se han basado en Tesla para renunciar a esta política, por qué estamos ante un mercado cada vez más influido por lo que ocurre en el mercado convencional y, por supuesto, qué podemos esperar a lo largo de los próximos meses. ¿Seguirá la compañía de coches eléctricos pendiente de la cotización de ciertas monedas virtuales? He aquí algunas cuestiones al respecto.

La caída de récord que anticipa la influencia de Tesla en el Bitcoin

Tesla se arriesgó a la hora de optar por el pago de esta moneda virtual. Varios son los motivos que llevan a esta afirmación. El primero de ellos está especialmente relacionado con la propia esencial del Bitcoin. Es un producto completamente especulativo. Es cierto que tiene un trasfondo detrás, pero no se trata de una tecnología especialmente eficiente en relación con su competencia.

El Bitcoin es la moneda virtual con mayor capitalización del mercado. Muy Interesante

La compañía de Palo Alto podría haber visto cómo el crecimiento de su cotización no ha seguido el patrón esperado. De hecho, en el último mes se ha producido una fuerte corrección, la cual se ha agudizado como consecuencia de este anuncio. Ahora bien, ¿ha sido este el motivo principal? Lo cierto es que no. El daño al medioambiente estaría detrás de este movimiento.

Una información privilegiada para hacer caer la cotización de las acciones

El funcionamiento del Bitcoin basa su existencia en la red formada por millones de ordenadores. La necesidad de mantener esta infraestructura requiere de una gran cantidad de energía eléctrica, lo cual rompe, directamente, con la propia filosofía de la compañía de Palo Alto. Había, por tanto, una gran incongruencia en lo que se refiere a defensa de valores de la marca.

Esto ha terminado por provocar una decisión que ha dinamitado el mercado de las criptodivisas, al menos por el momento. La corrección actual parece que se ha estancado en la pérdida de un promedio del 10%, pero no sería de extrañar que se observen cotas más bajas debido a la importancia relativa de la noticia. Y bien, tras conocido el caso, ¿qué oscura interpretación puede hacerse?

Una caída exponencial que demuestra la fragilidad de estos valores

Tesla ya no permitirá pagar con Bitcoin, vale. Sin embargo, los efectos negativos de esta tecnología sobre el medioambiente se conocen, prácticamente, desde su creación. ¿De verdad Elon Musk desconocía estos efectos en relación con la política de la compañía? Es, ante todo, curioso y desconcertante. Lo que parece claro es que ha dado entrada a muchos inversores.

Tesla, finalmente, ha desistido en cuanto al pago de vehículos con Bitcoin. El Correo

A estos efectos, es importante recordar que la fortuna de Elon Musk en los últimos meses creció de forma exponencial debido a la compra masiva de Bitcoin. Tal y como se puede leer en el portal especializado Electrek, compró hasta 1.500 millones de dólares a principios de año. Ha afirmado haber vendido una parte de su inversión, lo cual le ha reportado ingentes beneficios.

Habrá que esperar un tiempo para conocer si esta apuesta se repite en los próximos meses o si, por el contrario, Tesla ha renunciado definitivamente al acceso del Bitcoin en la compra de un coche. Y tú, ¿cómo calificas la apuesta de Tesla y, en particular, Elon Musk?