Un viejo conocido de nuestras andanzas por internet nos dice adiós, se trata de "Ver Imagen". Puede que por su nombre no te suene demasiado, pero es el responsable de que pudieras ver las imágenes del buscador de Google en una pestaña para posteriormente descargarlas con toda su resolución.

Gracias a esta útil función, muchos usuarios de internet podían descargar prácticamente cualquier foto y usarla, obviando los créditos o el copyright de las imágenes. De este modo, Google da un golpe de efecto para proteger la propiedad intelectual.

Esta medida fue anunciada el pasado martes por Google en su cuenta de de Twitter:

Entonces, ¿qué? ¿Ya no podemos descargar imágenes de Google y tenemos que acudir a bancos de imágenes como Pexels o Pixabay? No. En realidad el cambio es un mero trámite para cumplir con exigencias legales, pero podrás seguir descargando imágenes.

Eso sí, tendrás que dar unos cuantos pasos más. Y es que ahora tendrás que clickar sobre "Ver", acceder a la página web y ya desde allí descargar las fotos que desees. No ha sido tan complicado, ¿verdad?

Esta medida llega tras una dura negociación de aspectos legales con Getty, que se ha saldado con la renovación del acuerdo por ambas partes según el cual Google seguirá mostrando las imágenes de esta agencia fotográfica.

Dawn Airey, CEO de Getty Images, lo explica para The Register:

Este acuerdo entre Getty Images y Google sienta las bases para una relación muy productiva entre ambas compañías. Daremos licencia a Google para que pueda dirigir su motor de búsqueda hacia nuestro mercado, mejorando la retribución a nuestros contribuyentes.

Google ha accedido después de que Getty presentase una demanda contra la gran G en 2016 tanto en Europa como en Estados Unidos acusando a la compañía de aplicar prácticas anticompetitivas con Google Imágenes, distorsionando los resultados en favor de sus servicios.

Nueva interfaz del menú de Google Imágenes.

Y es que, ¿para qué ibas a ir hasta la página web en cuestión si podías descargártela con "Ver imagen"? Gracias a "Ver Imagen", las páginas que habían subido las fotos originalmente y contaban con sus derechos, no recibían sus royalties, ni visitas, ni ingresos publicitarios… absolutamente nada, a pesar de ser la fuente.

En la nota de prensa de Getty lo explicaban claramente:

Como el consumo de imágenes es inmediato en Google Imágenes, una vez la imagen se carga en alta resolución, no tiene sentido acudir a la fuente original.

Así que ya sabes: si quieres imágenes, tendrás que trabajar algo más para conseguirlas. Ahora deberás visitar la web, buscar la imagen y descargarla. Además, algunas webs deshabitan la función del botón derecho del ratón para que no puedas descargar la foto que deseas.

Google podría hacer más para proteger los derechos de autor

Aunque se trata de una buena noticia para las webs y los fotógrafos, no soluciona en absoluto el problema del uso de imágenes de forma legal y ética. Google tiene suficiente poder y herramientas al alcance de su mano para asegurarse de que los usuarios atribuyan los créditos correspondientes a las imágenes que usan, pero en Mountain View parecen conformarse con evitar demandas judiciales.

¿Dónde está "Buscar por imagen"?

Además de retirar el botón de "Ver imagen", Google ha eliminado también otro botón muy útil, el de "Buscar por imagen" que aparecía cuando abrías una foto en Google Imágenes, en la misma zona que "Ver Imagen", no que no significa tampoco que ya no puedas hacer búsqueda inversa.

Solo tendrás que arrastrar la imagen que has elegido a la barra de búsqueda de Google Imágenes y Google hará el resto en cuanto cliques sobre "Buscar". De nuevo, más trabajo para los usuarios.

Y es que este botón se usaba para encontrar versiones sin marca de agua de fotos que resultaban interesantes para los usuarios, evitando siquiera que estos pasasen por la foto original en cuestión.

Pero no va a ser todo "malo" para los usuarios. Recientemente Google también ha explicado que muy pronto implementará una nueva herramienta para bloquear toda la publicidad que te resulte molesta mientras navegas.