WhatsApp está inmersa en una ola de cambios que pretenden mejorar la experiencia de sus usuarios. Así, recientemente conocimos que la plataforma reforzaría la protección de las cuentas mediante Face ID y Touch ID, medida que recalca la importancia suprema de la seguridad en esta red.

Ahora, otra vez enfocada en la protección del usuario, WhatsApp ha decidido pedirle permiso antes de que sea añadido a un grupo. De esta forma, el usuario tendrá hasta 72 horas para decidir si quiere ser miembro de la conversación grupal a la que le han añadido o no.

72 horas para aceptar la invitación

Esta información ha sido adelantada por WABetaInfo, el medio que conoce todos los detalles de WhatsApp antes de que sean oficiales. Tras analizar la nueva versión beta de la app, desde WABetaInfo han confirmado que la invitación a grupos ya es una realidad y los usuarios tendrán que dar permiso para ser añadidos a otras conversaciones.

WhatsApp quiere evitar así esas situaciones incómodas que se dan cuando una persona es añadida a un grupo en el que no quiere participar. Estos problemas pronto serán cosa del pasado gracias a una función que aparecerá en próximas actualizaciones y que permitirá que el supuesto nuevo miembro del grupo acepte o no la invitación en un plazo máximo de 72 horas.

El usuario de WhatsApp tendrá que aceptar una invitación antes de ser añadido a un grupo. RTVE

Pasado ese límite de 3 días, la solicitud caducará y el usuario tendrá que recibir una nueva si quiere entrar en el grupo. Además, cabe destacar que desde la propia configuración de la cuenta se podrá elegir qué usuarios tienen total libertad para agregarte a un grupo: "Todos", "Mis contactos" o "Nadie".

La nueva versión beta de WhatsApp también ha dejado al descubierto un cambio en la interfaz del menú de ajustes. Las funciones que aparecen hasta ahora solo con letras pronto contarán con pequeñas ilustraciones para conseguir un diseño más dinámico y organizado.