Vivimos tiempos extraordinarios, ya que una pandemia asola el mundo entero y nos está tocando lidiar con asuntos que hace unos meses no tendríamos en la mente. Muchas tareas han sido pospuestas, hasta nuevo aviso, y entre las mismas podemos encontrar la llegada de 5G. Si hace tiempo os contábamos cómo el segundo dividendo digital, aquí podéis consultar el artículo al respecto, aún no había sido desplegado por completo, parece que tendremos que esperar un tiempo prudencial para que las autoridades acaben de realizar su labor. Sin embargo, Xiaomi tiene claro que no hay tiempo para celebrar victorias, sino que hay que seguir exprimiendo los mercados.

Xiaomi y la democratización del 5G

Es verdad que muchas compañías aún no tienen demasiados dispositivos listos para poder conectarse a las redes 5G, ni éstas son lo suficientemente amplias para poder abarcan grandes regiones. Eso no quiere decir que si estás pensando en cambiar de teléfono móvil a estas alturas del año, no debas tener en cuenta que esta tecnología acabará llegando tarde o temprano y que supondrá un gran cambio en la manera que tenemos de comunicarnos, tanto con otras personas como con otros dispositivos y máquinas.

Aún sin estrenarse la conectividad 5G, parece que hay prisa por desarrollar el siguiente paso digital

Xiaomi, que es la empresa sobre la que estamos tratando este artículo, es una de las firmas tecnológicas que más dispositivos con conectividad 5G poseen en su catálogo, algo que parece ser antagónico con el caso, por ejemplo, de Apple, que si no recuerdo mal aún no cuenta entre sus filas con ningún terminal de esas características. Parece que la empresa china quiere dar carpetazo a los teléfonos móviles con conectividad 4G, al menos aquellos que se venden en el país asiático, para dejar paso a la rapidez hecha internet. ¿Y qué pinta ese 6G en esta ecuación?

6G: resumen y posibles funcionalidades

Ya nos cuesta un poco hablaros de las bondades del 5G, ya que es complicado poder exprimir al máximo esta tecnología a día de hoy, con lo que imaginad que difícil es hablar de la tecnología 6G. Después de haber leído distintos artículos al respecto, os puedo ir formando un rápido esquema con lo que podemos tener en mente con esta conectividad. Lo primero que habría que destacar es el plazo temporal. Si ya nos está costando dar el salto entre el 4G y el 5G, parece que no será hasta el año 2030, aún nos queda una década de descubrimientos para ir recortando plazos, cuando empecemos a descubrir la verdadera revolución tecnológica.

Xiaomi quiere tener la primicia en la conectividad 6G. Unsplash
Dentro de 10 años nos reiremos de los terminales que se presentan en la actualidad

Parece que la computación cuántica, quizás un termino algo exagerado, y la inteligencia artificial serán los grandes protagonistas de este cambio de paradigma. Es verdad que la velocidad de conexión tendrá un incremento absolutamente alucinante, ya se habla de alcanzar 1Tb/s, pero la llegada del denominado internet de los sentidos implicará que podamos crear hologramas táctiles y pasar de un emoticono de un beso en WhatsApp a sentir unos labios en nuestras mejillas. Lei Jun, CEO de Xiaomi, afirma que el gigante tecnológico ya está desarrollando programas de investigación acerca de la conectividad 6G, tal y como aseguran en el medio de comunicación norteamericano Android Authority. Además, parece que la firma china estaría investigando cómo llevar la conexión a zonas rurales más alejadas de grandes núcleos urbanos, lo que implicaría sacar a relucir un sistema de comunicación profesional y gubernamental, como sería la comunicación por satélite. El futuro, si los virus nos lo permiten, tiene pinta de ser apasionante.