Hace algunos días ya hablamos sobre la llegada de Harry Potter: Hogwarts Mystery al mercado móvil. El esperado juego de Jam City aterrizó en iOS y Android con mucha fuerza, pero las críticas no tardaron en aparecer. La mayoría de usuarios reprochan a la compañía el abuso de su sistema de micropagos.

Harry Potter: Hogwarts Mystery ha recibido críticas por su abusivo sistema de pagos y los errores en la historia

Dicho de otra manera, pagar es prácticamente un paso obligatorio si realmente quieres disfrutar Harry Potter: Hogwarts Mystery. Este no es el único problema del juego, ya que se han descubierto numerosas incoherencias en las fechas y personajes. Los fans de la saga no han pasado este detalle por alto, así que la polémica está servida.

Por suerte para todos los seguidores del mágico universo creado por J.K. Rowling, los creadores del juego han reaccionado a los comentarios negativos con el anuncio de varios cambios. En concreto, el juego ha comenzado a mostrar rebajas en las microtransacciones, aunque no son iguales para todos los usuarios. Conozcamos más sobre el asunto.

La polémica de las microtransacciones en Harry Potter: Hogwarts Mystery

La polémica comenzó con el sistema de energía, que solo son permite realizar determinadas acciones cuando contamos con la energía suficiente. Como muchos ya sabréis, esta energía es la que necesitamos para avanzar en el juego o, en otras palabras, lo que damos a cambio de completar ciertas tareas.

Los puntos de energía son limitados y ahí precisamente reside el problema. Regenerarlos requiere bastante tiempo, por lo que finalmente solo contamos con dos opciones: esperar pacientemente o pagar para continuar. Desde Vandal recalcan la gravedad del asunto, ya que el público al que se dirige Harry Potter: Hogwarts Mystery no es el idóneo para plantear un modo de juego así.

Harry Potter: Hogwarts Mystery experimenta con cambios en los precios y ofertas

Ante las quejas de sus jugadores, Harry Potter: Hogwarts Mystery no ha tenido más remedio que poner en marcha un sistema de pruebas para tratar de mejorar la situación. Así, según informa Eurogamer, ha incluido en el caso de algunos usuarios descuentos gracias a los cuales pueden obtener 130 gemas (para comprar la energía necesaria para avanzar) por 99 peniques (1,12 euros aproximadamente), lo que representa una rebaja de 4 libras (4,54 euros).

Las ofertas son aleatorias y solo aparecen en algunas cuentas

Otros, en cambio, tienen la oportunidad de comprar la misma cantidad de gemas por 79 peniques (89 céntimos). No obstante, una gran mayoría de jugadores no disfruta todavía de ninguna oferta (por el momento). Con este movimiento, parece que la compañía pretende valorar la respuesta de los usuarios a estas rebajas y estudiar así cómo acabar con su descontento.

Los fallos en la historia

Harry Potter: Hogwarts Mystery se desarrolla en 1984, una década antes de la llegada de Harry Potter y sus amigos a la famosa escuela de Magia y Hechicería. Contextualizar la historia en un determinado año obliga a tener especial cuidado en cuanto a la trama y los personajes, sobre todo cuando estás ante un público tan exigente como los llamados potterheads.

El período en el que se ambienta Harry Potter: Hogwarts Mystery no ha sido explorado en las novelas de J.K. Rowling, por lo que las opciones eran infinitas. Sin embargo, Jam City y Warner Bros. Interactive Entertainment no han sabido crear una trama interesante y coherente.

En Harry Potter: Hogwarts Mystery aparecen personajes que, según la historia original, se encontraban en otro lugar en 1984

A lo largo de la aventura debemos enfrentarnos a varias preguntas de cultura general sobre el universo mágico de Harry Potter. Tal y como apunta eCartelera, durante el juego se hace referencia, por ejemplo, a la Saeta de Fuego, un modelo de escoba que no sale a la venta hasta 1993.

Además de este error, muchos usuarios han criticado también la aparición de Dolores Umbridge como profesora de Hogwarts. Según pudimos comprobar a lo largo de la saga, la odiosa mujer trabajaba por aquel entonces en el Ministerio de Magia. De hecho, como muchos ya sabréis, no aparece en Hogwarts hasta La Orden del Fénix.

Jam City deberá realizar importantes cambios si quiere convencer a su público

Como veis, Harry Potter: Hogwarts Mystery no tiene un panorama nada fácil. Los seguidores de Harry Potter esperaban mucho de este juego para iOS y Android, pero lo cierto es que días después de su lanzamiento ya hay muchos usuarios descontentos. No solo reclaman cambios en el asunto de los micropagos, sino que además han señalado graves errores en la coherencia de la historia.

Con un público tan exigente, Jam City tendrá que esforzarse bastante. Los desarrolladores ya han dado los primeros pasos hacia el cambio y estamos convencidos de que poco a poco llegarán interesantes actualizaciones que mejoren la experiencia de usuario y la opinión de los jugadores. ¿Estáis de acuerdo o creéis que Harry Potter: Hogwarts Mystery está condenado al fracaso?