Después del éxito cosechado por Nintendo con su NES Classic y su SNES Mini, parece que la compañía estaría pensando seriamente en sacar una versión similar para su querida Nintendo 64. Evidentemente, la salida de esta nueva consola de marcado carácter retro, aún no se ha confirmado por parte de los de Kioto, pero podría ser un éxito más para la compañía si decide acompañarla de sus juegos más relevantes e interesantes.

10 juegos tan esenciales que no pueden faltar jamás

Esto no lo tiene muy complicado, ya que la mayoría de títulos de gran éxito para Nintendo 64 los desarrolló la propia Nintendo por sí misma. De esta forma, la Gran N se ahorraría una buena cantidad de dinero al no tener que pagar demasiados copyrights a las third-parties. Aunque, como es lógico, no todos los imprescindibles que verás en esta lista son creaciones de Nintendo, ya que siempre tiene que haber alguna excepción que confirme la regla.

Con este juego podías conocer la historia de Yoshi de primera mano. Retro Game Age

1. Super Mario 64

Es el plataformas de plataformas, el juego que revolucionó toda una saga y la forma de hacer videojuegos hasta ese momento. Gracias a sus increíbles entornos 3D, Super Mario 64 no sólo sentó las bases de los futuros plataformas, también consiguió influenciar (junto con Tomb Raider) a cualquier juego que quisiera hacer buen uso de un mundo en tres dimensiones. Los niveles de este título son legendarios, y el castillo que sirve de nexo para adentrarse en ellos, es todo un icono de los 90.

2. Ocarina of Time

The Legends of Zelda: Ocarina of Time es considerado por muchos, como el mejor juego que se ha creado jamás, y aunque razón no les falta para considerarlo como la obra de arte que es, a mi juicio no ha envejecido demasiado bien. Pero con una aventura tan completa y liberadora como esta, que incluía un montón de características nunca vistas hasta la fecha, ¿quién quiere quejarse? Su historia y las diferentes tierras que visitábamos por Hyrule, nos hacían querer revivir una y otra vez el nacimiento del Héroe del Tiempo.

3. Super Smash Bros.

Quizás este es uno de los juegos de peleas más originales de todos los tiempos. Seguro que la decisión de Nintendo para adentrarse en el terreno de los títulos de lucha no se tomó a la ligera, y eso se nota, pues lograron crear algo realmente único. Poder jugar con tres amigos en una misma pantalla, con una mecánica de juego muy propia que castiga los bloqueos excesivos, fue todo un acierto. Y si a esto le añadimos el hecho de que contaba con los personajes más queridos de las franquicias (e incluso third-parties) de Nintendo, tenemos un juegazo absolutamente brutal que supo alejarse de la competencia forjando un camino propio.

4. Majora’s Mask

El "otro título" de The Legend of Zelda para la Nintendo 64 que no todos los fans supieron apreciar en su justa medida. Es mejor que Ocarina of Time en unos cuantos apartados, comenzando por su más oscura e interesante historia y terminando con su complejo mecanismo para manipular el tiempo. Majora’s Mask podría considerarse como un juego puzle-aventura en el que la habilidad no radicaba sólo en completar templos, sino también en interactuar al máximo con otros personajes para saber cuándo teníamos que completar cada tarea, dentro de un ciclo de 3 días muy intensos.

5. Resident Evil 2

No cabe duda de que Resident Evil 2 fue el título que catapultó al éxito a la saga de terror de Capcom. Con dos protagonistas bien diferenciados y carismáticos, y con unas secuencias cinemáticas de infarto que aún se recuerda, este título logró coronarse como el campeón de los survival horror. Tanto es así, que el próximo remake que se ha anunciado ya está causando furor en los fans más fieles de la saga.

6. Mario Kart 64


La saga de Mario Kart siempre ha sido la leche, pero al primera entrega en tres dimensiones fue la re-leche. Con unos escenarios bien cuidados y una dinámica de conducción decididamente diferente a la de las 2D, Nintendo supo reunir las suficientes diferentes e implementar las novedades justas para conseguir un título redondo. Sin duda, uno de los mejores juegos de carreras que ha creado Nintendo.

7. Yoshi’s Story

Sí, la Nintendo 64 se caracterizó por adaptar a las 3D todos los títulos de la marca. Pero algunos como Yoshi’s Story quisieron desmarcarse ofreciendo plataformas más tradicionales en 2D que se entrelazaban con detalles en tres dimensiones. Su concepto artístico fue de los más trabajados de Nintendo 64, y logró hacerse con los corazones de aquellos que buscaban una alternativa a Super Mario 64 más "de toda la vida", que invitaba a conocer más sobre el extraño amigo de Mario.

8. Mario Party

La fiesta protagonizada por Mario y sus amigos se estrenó en exclusiva para la Nintendo 64, y al igual que ocurrió con Super Smash Bros., fue todo un bombazo. Parte de su éxito radica en los divertidísimos mini-juegos que te llevan a aporrear el mando de la N64 como un loco, evitando así perder la partida en beneficio de tus compañeros. Además, este título contaba con la gran ventaja de poder seleccionar a tu personaje de la saga Super Mario favorito para superar cada uno de los desafíos, y aunque a veces los teníamos que ver sufrir, su presencia era toda una inspiración para hacerlo lo mejor posible.

9. Star Fox 64


Otra de las joyas de Nintendo que tuvo que ser adaptada a los gráficos 3D, y cuyas ventas fueron de las mejores de la saga. Este juego de arcade-acción-aventura se caracterizaba por ofrecer retos más que interesantes al jugador, contando además con el beneficio de la variedad en cada una de las fases.

Lejos de hacerse demasiado repetitivo, el título tenía jefes de nivel y enfrentamientos intensos que requerían de una gran concentración, haciendo que Star Fox 64
 se convirtiera al juego que todos querían jugar cada tarde. Merecen mención especial los diferentes personajes con los que nos comunicamos, ya que nos regalaron con momentos bastante divertidos.

10. International Superstar Soccer 64

Puede que no tenga los gráficos que sagas como FIFA tienen hoy en día, pero lo mejor del título de Konami es que no tenía (ni tiene) nada que envidiar a los simuladores de fútbol actuales. Podía iniciarse un partido amistoso, ir a campeonatos nacionales o meterse de lleno en las competiciones internacionales. Toda una serie de elecciones que te permitían, sin duda, disfrutar de lo mejor del fútbol sin necesidad de tanto efecto cosmético dentro del videojuego. Ah, y la respuesta de su sistema de control era exquisita.

Clásicos de pedigrí para una consola con pedigrí

Nadie podrá discutir que estos 10 títulos no son imprescindibles para la Nintendo 64, y aunque pudiera haber algún que otro título en esta lista que no está, lo más probable es que sea de un género que ya está en la lista, y por lo tanto, uno de esos 10 incluidos ya esté acaparando su lugar. Sin duda, la Nintendo 64 fue una consola que rompió moldes en la industria y en la que se dieron cita muchos títulos que cambiarían la forma de hacer videojuegos para siempre.