Después de anunciar que luchará contra la especulación que se ha generado por el bajo stock de su SNES Mini Classic Edition y contra el abuso que los listillos hacen de los artículos limitados, Nintendo contentará a sus más acérrimos fans produciendo más unidades de la NES Classic Edition para 2018.

La NES vuelve al ataque en 2018, prepara tu cartera

Lo cierto es que estas dos noticias llegan después de una larga tanda de acusaciones contra la Gran N por parte de sus seguidores, que la tildaban de oportunista por crear productos con un stock muy limitado. Esto generó un aumento de los precios de la NES Classic Edition (y de la SNES Mini Classic edition también), muy por encima del coste recomendado del producto.

Entonces, es posible que Nintendo haya escuchado las fervientes críticas de sus airados fans o que, en un alarde de sentido común, haya decidido hacer las paces con su conciencia y contentar la gula retro del mercado. En este artículo intentaremos entender y explicar el porqué de esta sorprendente decisión por parte de los japoneses.

Crónica de un regreso anunciado

Nintendo anunció en abril que la NES Classic Edition iba a ser un producto limitado, luego de decantarse por su discontinuación. Es decir, Nintendo no tenía intención alguna de fabricar más unidades del mini-sistema a pesar de las quejas iniciales de los consumidores.

Es por esto que la noticia que nos ocupa nos ha pillado un tanto por sorpresa, lo que hace pensar que Nintendo podría tener ya planteado "resucitar" las ventas de la NES Classic Edition al darse cuenta de la popularidad alcanzada por sus mini-consolas.

¿Ha escuchado Nintendo a sus fans para tomar esta decisión?

En una entrevista a la prestigiosa Time, el Presidente de Nintendo America, Reggie Fils-Aimé, se disculpaba por que los frustrados fans no fueran capaces de encontrar ninguna NES Mini disponible alegando que la compañía tenía otras metas en mente y que sus recursos no eran ilimitados.

Nintendo ha confirmado que la NES Classic Edition volverá a estar disponible en 2018, ¿la vas a comprar? Vida Extra

Después de unas declaraciones de tal tamaño, parece complicado que una empresa del calibre de Nintendo se desdiga de sus palabras. Pero como puedes comprobar, los nipones han reconsiderado el retomar la fabricación de su NES Classic Edition, así que suponemos que el futuro que mencionaba Reggie ha cambiado en estos 5 meses.

El cliente siempre tiene la razón

Es muy posible que una de las razones por las que Nintendo haya podido "replantear" su futuro sea la tremenda avalancha de quejas y acusaciones recibidas por parte de sus fans después de conocerse que no se fabricarían más NES Classic Edition, a pesar de que la consola estaba experimentando una gran popularidad y muchos consumidores querían hacerse con una.

Probablemente, esta mala gestión de las ventas de la NES Mini por parte de Nintendo, influyera a la hora de que la compañía decidiese producir más unidades de su nueva SNES Mini Classic Edition y manufacturar la nueva remesa de NES Classic Edition, evitando así un nuevo capítulo de enfados y acusaciones.

Lo retro está de moda, y la NES y SNES Mini son los productos perfectos

Este comportamiento es interesante, ya que puede (sólo puede) que por una vez los consumidores hayan ganado la batalla al corporativismo de la industria y sus furiosas "plegarias" hayan sido escuchadas. Este hecho parece reforzarse con la vuelta de la olvidada saga Metroid que tanto reclamaban los nintenderos, así como el renacer de títulos importantes con Yoshi o Kirby como protagonistas. Por no hablar de que Nintendo ha "impulsado" la llegada de Pokémon a la Switch a pesar de las reticencias de The Pokémon Company.

¿Es esta una nueva etapa para Nintendo en la que escuchar a sus seguidores es de vital importancia o será una moda breve y pasajera? Esperamos que sea lo primero aunque, como dicta la historia (que siempre se repite), terminará por ser lo segundo (por más que Palutena no lo quiera).

Ansia viva de juego retro

Cualquier compañía que se precie hace estudios de mercado para ver si los productos que va a sacar a la venta son económicamente viables, esto es, que cuenten con suficientes ventas como para que no supongan una pérdida para la empresa.

Después del fracaso que supusieron las ventas de Wii U a nivel mundial, y el más reciente acierto con la innovadora Nintendo Switch, la Gran N parece más dispuesta a relajarse, observar, escuchar y actuar. Por lo tanto, que las ventas y reservas de sus NES y SNES Mini hayan sido un completo bombazo, les ha tenido que abrir los ojos de par en par y han visualizado una gran verdad: el mercado de lo retro está de moda.

Parece que las malas ventas y modesta popularidad de la Wii U han hecho que Nintendo escuche más a sus fans. Nintendo

Así pues, la compañía no ha querido desaprovechar una jugosa oportunidad de matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, más ventas suponen más ganancias que pueden aprovechar para nuevos proyectos. Por el otro, contentar a los fans y contar con su beneplácito también supone más ventas, y cómo no, gozar de una mejor imagen y mayor popularidad. Si hay algo que no le gusta a Nintendo (y a otras compañías como Disney) es dar la imagen de aprovechada y oportunista.

Con este baño de realidad, Nintendo sale ganando por partida doble y si sabe manejar la situación su imagen saldrá reforzada de cara a los fans, que verán la decisión de producir más consolas como un claro movimiento a favor de los consumidores.