Ya te habíamos propuesto un buen ejercicio mental al contemplar la posibilidad de si era mejor un PC o una consola para jugar diariamente. Hoy te proponemos otro nuevo ejercicio argumentativo con el fin de averiguar si es mejor usar un televisor o un monitor para el gaming en tu ordenador.

Televisor cinematográfico contra monitor ultra-rápido, ¿cuál de los dos es el apropiado para ti?

Las dos posibilidades atraen a un público muy determinado, aunque la tecnología desarrollada de los últimos años haya dado un vuelco al panorama de lo que se puede hacer con una TV y con un monitor en un PC. Sin mayores preámbulos, metemos manos a la masa para darte una respuesta.

¿Una imagen vale más que mil "refrescos"?

Los televisores actuales, con todas sus posibilidades sociales, de entretenimiento y de procesamiento de la imagen, han revolucionado por completo la mayoría de los hogares del mundo. No sólo existen teles tan finas que desafían las leyes de la gravedad, también existen pantallas cuya calidad de imagen y de procesamiento del color es sencillamente sublime.

Los nuevos televisores OLED y su procesamiento de las imágenes y del color son impresionantes. LG

Realmente las televisiones (que han pegado un salto cuantitativo y cualitativo respecto a tecnologías más antiguas como la CRT) te ofrecen la mejor calidad de imagen posible, pues las compañías que las fabrican ponen un especial empeño en ofrecer modelos que reproduzcan fielmente los colores y movimientos que el desarrollador pretende.

Tomemos como ejemplo juegos como The Witcher 3 o The Breath of the Wild, cuyo componente "cinemático" es tan obvio que parece que te sumerjas en una buena película. Pues bien, un buen monitor actual sería capaz de ofrecerte una calidad de imagen bastante decente, pero es muy poco probable que pueda procesar los colores y movimientos "cinemáticamente, como lo haría un buen televisor.

Y no es que a un monitor no le sea posible hacer este procesado, pero generalmente no cuentan con el tipo de tecnología que desarrollan los fabricantes de televisores. Habitualmente, los monitores mejor calibrados para una óptima reproducción del color se conciben con otro tipo de propósitos en mente como la edición de vídeo y foto. Vamos, que este tipo de monitores busca un comprador más profesional.

Después, los buenos monitores gaming para PC (cuya reproducción de los colores no suele ser tan buena como la de los calibrados para "profesionales") se centran más en ofrecer rapidez y fiabilidad de juego que en obtener una imagen resultante más "cinematográfica". Tampoco debe extrañarte este hecho, ya que tanto monitores y televisores se conciben para necesidades diferentes.

Televisor: mejor imagen: sí; mejor juego: no

Por tanto, si te decantas por un televisor para tu PC has de tener en cuenta que, mientras vas a poder disfrutar a tope de los títulos "más visuales" (y probablemente en más pulgadas por un precio menor), el tiempo de respuesta, la velocidad de refresco y la posibilidad de sincronización van a ser sensiblemente menores o no existentes. Entonces, si lo que deseas es jugar a títulos "más cañeros" (shooters, MMO…) un televisor no va a ser tu mejor opción.

La rapidez y fiabilidad que quieren tus ojos, y tus manos

Puede que los monitores no te ofrezcan los colores y la suavidad cinematográfica de los mejores televisores del mercado, pero su rapidez y fiabilidad, así como su mayor tasa de refresco y respuesta, y sus posibilidades de sincronización con la tarjeta gráfica, son ventajas demasiado importantes como para que no las tengas en cuenta.

Los monitores gaming te ofrecen una menor latencia, mayor refresco y pueden sincronizarse con tu tarjeta gráfica

Muy pocos y buenos televisores te ofrecen una tasa de refresco superior a los 60 Hz, pues han sido fabricados para ser compatibles con una serie de aparatos tecnológicos que no admiten ciertas frecuencias, lo que los haría inservibles para el gran público. Aun así, como bien indican desde Monitor Nerds los televisores del mercado "hacen trampa" para alcanzar ciertas tasas de refresco.

Los monitores gaming para PC actuales te ofrecen resolución 4K y numerosas ventajas como la sincronización. Business Insider

Esta cuestión hará que la pantalla que estás usando no tenga la rapidez ni la nitidez de un buen monitor gaming, resultando en tiempos de respuesta mucho mayores y en una latencia también bastante superior. Esto no quiere decir que no puedas jugar con un televisor si es lo que quieres, pero será mucho menos fiable para aquellos videojuegos que se beneficien de una muy baja latencia.

Tecnologías punteras como Adaptive Sync, FreeSync o G-Sync, presentes en muchos monitores gaming y no gaming de PC no se encuentran disponibles, por el momento, en los televisores comerciales. Estas tecnologías permiten que tu tarjeta gráfica (que ha de ser compatible con esa tecnología también) se comunique con tu monitor, estableciendo una protocolo que asegure una perfecta sincronización de la imagen.

Los monitores que poseen la tecnología G-Sync desarrollada por Nvidia permiten, por ejemplo, que la imagen que visualizas no se entrecorte ni se retarde, aumentando la rapidez y la claridad de lo que visualizas en pantalla. De otra forma y en palabras de la propia Nvidia, G-Sync:

[A]justa dinámicamente la tasa de refresco de la pantalla a la salida de velocidad de los fotogramas de la GPU. Así se elimina la fragmentación, se minimiza el entrecortamiento del vídeo y se reducen al mínimo los retardos de señal.

Puede ser que algunos consumidores piensen que los monitores para PC no tienen las posibilidades de entretenimiento de las Smart TV actuales, pero en este caso concreto, se equivocan. Accesorios como el Chromecast de Google o el Apple TV pueden conectarse a cualquier monitor que tenga puertos HDMI sin ningún tipo de restricción, por lo que ni siquiera sería necesario que tuvieran pre-instalado un software para acceder a contenidos como el de Netflix.

La evolución tecnológica es bien poderosa

¿Quién gana esta dispar batalla? ¿cuál es la mejor opción para jugar en PC? Pues, aunque los televisores pueden ser buenos compañeros de juego, la mejor opción para disfrutar de una buena sesión gaming en tu ordenador es el monitor, sin duda alguna.

Las únicas ventajas que te ofrece el televisor (imágenes con colores más vívidos y una experiencia más cinematográfica) sobre el monitor son fácilmente salvables. Si adquieres un monitor gaming decente, no vas a notar una diferencia abismal al jugar a videojuegos. Puede ser que la imagen no sea tan impactante, pero también te beneficiarás de un mayor nivel de detalle al estar sentado más cerca de la pantalla.

Así pues, nuestra recomendación es que si vas a jugar en un PC ahorres para comprarte un monitor que te permita una muy buena tasa de refresco y que sea capaz de sincronizarse con tu tarjeta gráfica. De este modo, te asegurarás de que tu experiencia jugando a cualquier título sea sencillamente impecable.